MILKING THE GOATMACHINE - Clockwork Udder

0

Me imagino que lo mejor que se les puede decir a estos muchachotes alemanes es… que están como cabras. El chiste fácil (y malo) resulta obligado a la hora de hablar de un grupo que precisamente hace del humor tirando a zafio una forma de vida. De hecho este es uno de esos especímenes idóneos para aquellos que piensen que las bandas de Metal se toman muchas veces demasiado en serio a sí mismas. Sea como fuere este es el tercer disco de MILKING THE GOATMACHINE, padres y líderes, básicamente porque son el único exponente, del Goatcore, que no es otra cosa que una mezcla de Grindcore, Death, Hardcore y Thrashcore en la que la temática gira en torno a las cabras, los propios miembros del grupo salen a tocar con máscaras de cabra y la gracia léxica pasa por poner la palabra cabra (‘goat’) en todos los lugares donde sea menester. Algo parecido a lo que hacían los pitufos, que pitufaban hasta lo pitufante, pero con cabras.

“Clockwork Udder” significa “la ubre mecánica”, una no muy sutil referencia a la Naranja Mecánica de Burgess. Y los títulos de canciones van de “The Milky Way” y “Raise Your Horns” a “More Humour Than Human”, referencia paródica a WHITE ZOMBIE de un grupo que ya ha grabado en el pasado “Surf Goataragua” (obviamente versión de “Surf Nicaragua” de SACRED REICH), “Goats Got No Clits”, “Back From The Goats”, “Milk Me Up Before I Go Go”, “Goat On The Water” o (este es impagable, todo hay que decirlo) “Black Horn Sun”. Para rizar el rizo (de la cabra, por supuesto), MTG hace discos conceptuales. No tengo ni la más remota idea de la historia de este “Clockwork Udder” pero sé que su primer disco hablaba de la cruel venganza de una cabra despechada (más o menos) y que el segundo giraba en torno a un cuento infantil alemán en el que un lobo se empeña en devorar a siete cabritos.

Que nadie piense, por lo tanto, que MTG se dedica a cavilar sobre un animal de máxima trascendencia en la historia iconográfica de la humanidad (del macho cabrío a Baphomet, los faunos y un largo etcétera). Nada de eso. Esto es de perfil absurdo, freak y tirando a surrealista. Y en lo musical, esto es diversión macarra y crujiente sin demasiados aspavientos ni grandes aspiraciones. Cuando el grupo se pone serio con sus instrumentos resulta francamente competente y energético. Otra cosa es que su Goatcore no dé demasiado de sí. Mucho groove, ráfagas de Deathcore y Thrashcore y bastante Grindcore aunque los ritmos machacones y las murallas de riffs ganan en presencia a los blastbeats que comandan unas partes frenéticas que le hacen mucho bien al sonido del grupo. En esos momentos de inspiración más metálica y tocante con un Death físico y callejero, llegan ecos de la escuela MISERY INDEX aunque a un nivel ciertamente modesto, poco que ver con el pluscuamperfecto torbellino de Baltimore.

El disco tiene su cuota de gamberradas (la tradicional melodía circense que culmina “More Humour Than Human”) y excentricidades, pero no cabe duda de que la cosa cumple cuando tiene que hacerlo. Hay suficiente Thrash macarra y hardcoreta, suficientes muros de riffs y ritmos masivos y suficientes escapadas extremas. El problema es que la fórmula acaba virando hacia lo convencional y se agota quizá demasiado rápido. Aún así tenemos un buen himno macarra como “We Want You”, atractivas andanadas Grindcore a lo “Greatest Of All Times” o “Clockwork Udder”, diversión con tintes Punk y Crossover (“Human Domestication”, “The Milky Way”), riffs amenazadores y contagiosos (“Raise Your Horns”) y hasta alguna combinación de Death y Core a la antigua (“Straw Palace”)…  Un puñado de buenas canciones que llegan hasta donde llegan y que entretienen sin convertir a este “Clockwork Udder” en nada ni remotamente especial.

El gran valor de MILKING THE GOATMACHINE radica en el excéntrico humor que destila su excéntrica propuesta. Musicalmente no hay para demasiado y desde luego eso no es halagüeño para este grupo alemán, destinado más al coleccionista de rarezas y curiosidades exóticas que al oyente medio de Metal Extremo que, sinceramente, tiene en el mercado mucho y mucho mejor que este Goatcore que no pasa del aprobado raspado. Aunque la cabra de la Legión pueda no estar de acuerdo conmigo. Lo siento, tenía que decirlo…

 

Juanma Rubio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here