NOMAD – Transmigration Of Consciousness

0
Leyenda

NOMAD no ha estado nunca en la vanguardia de la escena polaca aunque ha llevado su Death Metal por caminos no demasiado distintos a los de BEHEMOHT o LOST SOUL. Ahora se presenta con su quinto disco y una evolución que le pretende separar de la mayoría de sus compatriotas con la excepción de HATE. A “Trasnmigration Of Consciousness” no se le puede discutir ni la ambición ni las buenas intenciones pero sí el resultado final, sólido pero poco brillante.

Este es un disco interesante en su planteamiento, interesante en las primeras escuchas y muy poco interesante a partir de ahí. Es una pena que NOMAD no haya podido redondear más la producción, áspera y opaca cuando por estilo convendría un tratamiento mucho más bombástico y un espacio mucho mayor para la guitarra solista, hundida entre las capas de la mezcla final. Es una pena porque en este disco hay trabajo y acierto pleno en algunos aspectos, uno de ellos un artwork del que se disfrutaría mucho más en formato LP: un arca abandona esta dimensión cargando con los restos del hombre, ruinas y recuerdos de algunas de sus principales joyas arquitectónicas. Un legado de roca y mármol que invita, ese es el mensaje del disco, a “bailar al ritmo de los tambores del infierno”. Hay algo pretencioso, conceptual y casi intelectual en la propuesta de NOMAD. El problema, simple pero evidentemente definitivo, es que el resultado musical no está a la altura. No al menos a la mejor altura posible.

Citaba a HATE porque NOMAD se sitúa en una perspectiva no muy lejana aunque no tan fría y maquinal. Despega a partir del sonido polaco clásico y de los vértices VADER/BEHEMOTH/DECAPITATED. Sustituye un Death Metal más o menos convencional por un conglomerado de ritmos a medio tiempo pesados y atmosféricos, de riffs penetrantes y repetitivos. Un sonido con aproximaciones atmosféricas, industriales y épicas, con un toque moderno a lo GOJIRA y unas pretensiones que le obligarían a redondear la fórmula rompiendo definitivamente las cadenas y dejándose llevar, algo que “Transmigration Of Consciousness” no termina de hacer. Podría aumentar las capas de sintetizadores, el dinamismo industrial o incluso orquestal. Debería dar más forma y presencia a las melodías (más allá del citado hándicap de la producción), introducir efectismo vocal, estribillos, cadencias aún más lentas y sofocantes… ¿Por qué no? Ejemplos y espejos hay, además de HATE, en las más diversas formas y variantes: SAMAEL, THE PROJECT HATE MCMXCIX, THE MONOLITH DEATHCULT… todos ellos, y cada uno a su manera, parten del Metal Extremo para introducir variantes e inquietudes personales. Incluso la escuela griega podría ser un buen referente para NOMAD. No en vano hay momentos de este disco en los que parece que se pretende llegar a algún lugar no muy lejano a las últimas propuestas de SEPTIC FLESH o NIGHTFALL.

Tampoco vendría mal aumentar las dosis de brutalidad convencional, ya que los blastbeats y los pasajes de Death Metal clásico están demasiado dosificados. Las composiciones ganan cuando hay equilibrio y concesiones a la variedad. Con esos ingredientes en cuarentena el disco termina siendo demasiado árido, previsible tras un primer contacto. Hay buenas ideas abocetadas pero no hay canciones de resultado definitivo y brillante y al final todo fluye casi por inercia dentro de una estructura que acaba potenciando la sensación de previsibilidad: intro, canción, intro, canción, intro, canción…

NOMAD casi consigue la plenitud de su búsqueda en “Abyss Of Meditation”, “Flames Of Tomorrow” o “Raised Irony”. Pero a la primera le falta grandeza, a la segunda una apuesta mucho más decidida por las melodías y la atmósfera envolvente que perfila y a la tercera no le vendría nada mal una descarada aventura por territorios más industriales y misteriosos. Es el problema que tengo con este disco: me hace pensar más en lo que podría ser que en lo que es, todo apunta pero casi nada dispara de verdad, con fuego real. La realidad galopa finalmente a lomos de la monotonía y entre atisbos de mediocridad y “Transmigration OF Consciousness” no pasa del planteamiento y el nudo, se atasca sin llegar al desenlace. NOMAD tiene una visión interesante y podría cavar su propio nicho en la escena polaca. Pero le falta reafirmarse, redoblar fuerzas, acertar con los destellos de brillantez que aún se echan de menos. Y mejorar la producción. Entonces podrá conseguir definitivamente el impacto con el que ahora amaga y que sólo estalla en plenitud en la portada.

 

Juanma Rubio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here