STEELWING – Zone Of Alienation

0

Parece que la nueva hornada de bandas practicantes de Heavy Metal Clásico que emergen desde Suecia no tiene límite. Ahora es el turno de STEELWING, que nos regala un nuevo zarpazo en toda la cara de su Metal Tradicional cargado de melodías, rabia y espíritu al más puro estilo de la NWOBHM. Lleva por título “Zone Of Alienation” y supone la segunda obra en su cuenta particular tras “Land Of The Wasteland”, publicada en 2010 y acogida con verdadero entusiasmo por parte de crítica y público.

El disco fue grabado en los estudios Leon Music a cargo de Rikard Löfgren y editado por el sello austriaco Noise Art Records el 6 de Enero.

Aquí no hay lugar para equívocos; canciones directas a la yugular, comandas por guitarras afiladas, potentes baterías y una voz muy aguda que les viene como anillo al dedo y que hará las delicias de todos los seguidores del género. Puede que alguno les tache de poco originales pero, la verdad, es que lo que hacen estos chicos lo hacen muy bien y emana honestidad por los cuatro costados. Una lección bien aprendida, desde luego. Y lo más importante de todo: sus temas tienen chispa, esa garra que te atrapa sin remedio y te lleva a escucharlos una y otra vez, esa capacidad de insuflar energía positiva en tu cerebro cada vez que los escuchas. Son una de esas bandas que son capaces de subirle el ánimo a cualquiera.

Desde la misma introducción, “2097 AD”, podemos comprobar que el álbum es un puro ejercicio de nostalgia. Con ese sonido de sintetizador que te transporta automáticamente a una película ochentera de ciencia ficción. Para acto seguido romper con el riff de “Solar Winds Rider” y poner todas sus credenciales sobre la mesa. Desde este mismo instante comenzamos un viaje hacia el mejor Heavy Metal del momento, solamente hay que dejarse llevar para poder sentir y disfrutar de todo lo que estos suecos tienen que decir al mundo, que realmente es mucho.

Tras esta gran apertura, continúan con “Full Speed Ahead!”, un tema que en directo tiene que ser un auténtico cañonazo. Buenos riffs y melodías, tempo rápido y partes coreables que se te graban a fuego, ¿qué más se puede pedir?

También hay lugar para levantar un poco el pie del acelerador y llevarnos a sonoridades cercanas a los primeros DEF LEPPARD, como es el caso del tema “Breathless”. Donde cualquier seguidor de los de Sheffield encontrará un claro guiño al estilo de “On Through The Night”, “High ‘n’ Dry” o “Pyromania”.

Un tema como “Tokkai (Wind Of Fury)” suena como una mezcla de IRON MAIDEN Y ACCEPT. Realizado con sumo gusto y que perdurará en tu cabeza tras la escucha. Algo parecido ocurre con “Zone Of Alienation”, que da título al LP y que nuevamente nos trae a la banda de STEVE HARRIS a la cabeza sin perder un ápice de calidad.

“The Running Man” es otro corte potente y dinámico, heredero de la potencia de ACCEPT y con un inicio que también nos puede traer a la mente a otros genios teutones como RUNNING WILD.

Tras la instrumental, “They Came From The Skies”, parece que estén los mismísimos IRON MAIDEN. Es totalmente un homenaje al estilo y las formas de los maestros ingleses, realizado desde el respeto y la devoción más absoluta por su sonido. Estos chicos son realmente grandes.

El último corte del disco es “Lunacy Rising”, de diez minutos de duración y que viene a constituir un compendio de cómo hacer Heavy Metal con agallas y rebosante de garra. Cuando alguien tenga dudas sobre qué es Heavy Metal, habría que colocarle esta canción y listo.

Es un disco que no baja el nivel a lo largo de toda su duración (casi cuarenta y dos minutos), por lo que te mantiene enchufado todo el tiempo y expectante ante el nuevo delirio al que vamos a ser sometidos. A su vez, con la variedad suficiente para no caer en la repetición y evitar que te acomodes durante la escucha.

Muy recomendado para seguidores de bandas como STRIKER, KATANA, ENFORCER, SKULL FIST o SCREAMER. La verdad es que con álbumes como este “Zone Of Alienation” comenzamos temprano a engrosar la lista de mejores discos del año. Con bandas como STEELWING, la salud del género es un hecho. Que lo disfrutéis.

 

Pedro Jesús Cuadrado

 

“Parece que la nueva hornada de bandas practicantes de Heavy Metal Clásico que emergen desde Suecia no tiene límite. Ahora es el turno de STEELWING, que nos regala un nuevo zarpazo en toda la cara de su Metal Tradicional cargado de melodías, rabia y espíritu al más puro estilo de la NWOBHM”.

 

Parece que la nueva hornada de bandas practicantes de Heavy Metal Clásico que emergen desde Suecia no tiene límite. Ahora es el turno de STEELWING, que nos regala un nuevo zarpazo en toda la cara de su Metal Tradicional cargado de melodías, rabia y espíritu al más puro estilo de la NWOBHM. Lleva por título “Zone Of Alienation” y supone la segunda obra en su cuenta particular tras “Land Of The Wasteland”, publicada en 2010 y acogida con verdadero entusiasmo por parte de crítica y público.

 

El disco fue grabado en los estudios Leon Music a cargo de Rikard Löfgren y editado por el sello austriaco Noise Art Records el 6 de Enero.

 

Aquí no hay lugar para equívocos; canciones directas a la yugular, comandas por guitarras afiladas, potentes baterías y una voz muy aguda que les viene como anillo al dedo y que hará las delicias de todos los seguidores del género. Puede que alguno les tache de poco originales pero, la verdad, es que lo que hacen estos chicos lo hacen muy bien y emana honestidad por los cuatro costados. Una lección bien aprendida, desde luego. Y lo más importante de todo: sus temas tienen chispa, esa garra que te atrapa sin remedio y te lleva a escucharlos una y otra vez, esa capacidad de insuflar energía positiva en tu cerebro cada vez que los escuchas. Son una de esas bandas que son capaces de subirle el ánimo a cualquiera.

 

Desde la misma introducción, “2097 AD”, podemos comprobar que el álbum es un puro ejercicio de nostalgia. Con ese sonido de sintetizador que te transporta automáticamente a una película ochentera de ciencia ficción. Para acto seguido romper con el riff de “Solar Winds Rider” y poner todas sus credenciales sobre la mesa. Desde este mismo instante comenzamos un viaje hacia el mejor Heavy Metal del momento, solamente hay que dejarse llevar para poder sentir y disfrutar de todo lo que estos suecos tienen que decir al mundo, que realmente es mucho.

 

Tras esta gran apertura, continúan con “Full Speed Ahead!”, un tema que en directo tiene que ser un auténtico cañonazo. Buenos riffs y melodías, tempo rápido y partes coreables que se te graban a fuego, ¿qué más se puede pedir?

 

También hay lugar para levantar un poco el pie del acelerador y llevarnos a sonoridades cercanas a los primeros DEF LEPPARD, como es el caso del tema “Breathless”. Donde cualquier seguidor de los de Sheffield encontrará un claro guiño al estilo de “On Through The Night”, “High ‘n’ Dry” o “Pyromania”.

 

Un tema como “Tokkai (Wind Of Fury)” suena como una mezcla de IRON MAIDEN Y ACCEPT. Realizado con sumo gusto y que perdurará en tu cabeza tras la escucha. Algo parecido ocurre con “Zone Of Alienation”, que da título al LP y que nuevamente nos trae a la banda de STEVE HARRIS a la cabeza sin perder un ápice de calidad.

 

“The Running Man” es otro corte potente y dinámico, heredero de la potencia de ACCEPT y con un inicio que también nos puede traer a la mente a otros genios teutones como RUNNING WILD.

 

Tras la instrumental, “They Came From The Skies”, parece que estén los mismísimos IRON MAIDEN. Es totalmente un homenaje al estilo y las formas de los maestros ingleses, realizado desde el respeto y la devoción más absoluta por su sonido. Estos chicos son realmente grandes.

El último corte del disco es “Lunacy Rising”, de diez minutos de duración y que viene a constituir un compendio de cómo hacer Heavy Metal con agallas y rebosante de garra. Cuando alguien tenga dudas sobre qué es Heavy Metal, habría que colocarle esta canción y listo.

 

Es un disco que no baja el nivel a lo largo de toda su duración (casi cuarenta y dos minutos), por lo que te mantiene enchufado todo el tiempo y expectante ante el nuevo delirio al que vamos a ser sometidos. A su vez, con la variedad suficiente para no caer en la repetición y evitar que te acomodes durante la escucha.

 

Muy recomendado para seguidores de bandas como STRIKER, KATANA, ENFORCER, SKULL FIST o SCREAMER. La verdad es que con álbumes como este “Zone Of Alienation” comenzamos temprano a engrosar la lista de mejores discos del año. Con bandas como STEELWING, la salud del género es un hecho. Que lo disfrutéis.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nombre del autor

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here