Crítica de VERANO’S DOGS – Summoning The Hounds

0
VERANO'S DOGS - Summoning The Hounds

El debut de VERANO’S DOGS es “Summoning The Hounds”, un título que lo dice todo. La cosa para estos romanos va de perros, de Grind y de Death Metal. Tomado el nombre del cementerio Campo Verano de Roma, los italianos presentan una música elemental, directa y extrema con un doble uso de voces que dinamiza su mezcla.

Su vena Grindcore se entrevé por el uso de un segundo registro vocal más limpio, rasgado y agónico y en esos blast beats a lo TERRORIZER y algún riff más Punk que recuerda a NAPALM DEATH. El trabajo de guitarras sí incluye espacio para los punteos, por lo que es más elaborado que los dos grandes referentes citados, pero no mucho más. Este álbum es tan primitivo como salvaje, y rápido.

Y lo de la rapidez no lo digo solo por los ritmos marcados: el disco se pasa en un suspiro, no llega ni a los 25 minutos, repartidos en un total de diez canciones rabiosas. VERANO’S DOGS, inspirados por la idea de que los perros guían las almas al otro lado cuando abandonan este mundo, tienen varios títulos al respecto. “Bark At The Grave”, “Holiday In Baskerville”, “The Hound (A Lovecraft´s Tale)” y “The Rising Of The Necrotic Hound” son ejemplos, pero hay otras canciones que en sus letras también tienen referencias a los canes, aunque su título no lo sugiera.

En cuanto a su apartado Death Metal, aquí vas a encontrar reminescencias de AUTOPSY (con menos viscosidad, eso sí) incluso por momentos en la producción. Esta banda es la referencia que me viene a la mente cuando pienso en esa otra cara estilística de VERANO’S DOGS. Ambas fuentes de sonido están perfectamente conjugadas. Han sabido aunar la furia atroz del Grind y la pesadez del Death, y encima con mucha fluidez.

VERANO´S DOGS hará gozar a seguidores del Grind y Death arcaico con “Summoning The Hounds”

“Summoning The Hounds” es una mixtura ideal, canciones sencillas que devolverán a algunos a los tiempos en los que las fronteras entre determinadas variantes del Metal no estaban tan claras. VERANO’S DOGS habría disfrutado tocando en esa época de los 80, cuando aún había mucho tiempo por delante para definir y parcelar qué era cada cosa. Sabor clásico el que deja este sabueso infernal a su paso.


Discográfica: Metal Age

Reseña Panorama
NOTA
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de UNANIMATED – Annihilation
Artículo siguienteCANDLEMASS lanzará “The Door To Doom” en febrero
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here