Crítica de DEATH & LEGACY - Silence

0

Pensaba, por ser totalmente sincero, que este disco de DEATH & LEGACY, el segundo en cuatro años de vida del grupo, sería peor de lo que me ha terminado pareciendo. Ni siquiera sé muy bien las razones pero eso me incomodaba porque nunca es agradable hablar mal de grupos españoles, aunque solo sea porque son los que sabes que te leerán casi con toda seguridad y los que tienen puesta especial ilusión en que estas críticas vía web ejerzan el suficiente efecto boca a boca en un país en el que tanto Metal de primer nivel tenemos y tan poco caso le hacemos. Recuerdo en el extremo contrario cuando le puse un cero a “The Unspoken King” de CRYPTOPSY y me quedé tan a gusto, aunque el ejemplo no es bueno porque en aquel caso no me habría importado nada que Flo Mournier me hubiera leído. El caso es que una de las mejores cosas de ser crítico musical, tantos años después, sigue siendo descubrir grupos de los que sabes nada o muy poco, especialmente cuando después puedes hablar bien de ellos. Y especialmente cuando son de aquí y puedes echar un cable, aunque sea modesto, a que su nombre, como mínimo, esté en circulación.

Así que me alegra decir que DEATH & LEGACY es un buen grupo y que “Silence” es un buen disco, y que aquí podría haber futuro en una veta que no tenemos demasiado trabajada en España. Este es un quinteto de Zamora que se ha ido a grabar a los Rock Lab Studios de Haro (mi pueblo, quería decirlo aunque no venga al caso), ha masterizado en los hace no mucho saturados Finnvox de Helsinki y ha parido un trabajo con un sonido absolutamente profesional y competitivo y una muy buena presentación, con labor fotográfica (quizá mejor la idea que el resultado, pero el mimo es evidente) centrada en, se diría, lo que un asesino en serie soñaría con hacerle a la modelo Marina Mui. Me detengo en esto porque siempre merece destacar esa dosis de cariño, esfuerzo y dedicación que nos regalan los grupos, aunque tantas veces no se vean correspondidos.

Esa mezcla revitalizante de pasión e ilusión que transmiten las bandas jóvenes, otra vez las bendiciones de crítico, se une aquí con la ausencia de complejos a la que me refería y en el mejor sentido de la palabra. Sin excusas, DEATH & LEGACY ofrece el mejor disco posible a partir del material con el que trabajaba, que también huye de los escondites y el efectismo y se limita a sonar bien, francamente bien, dentro de una especie de Melodeath muy Heavy Metal y con la voz limpia de Ely alternando con la gutural del guitarrista Jesús. Me gusta que, en equilibrio entre lo clásico y lo moderno, este grupo confíe en sus composiciones y las ofrezcan tan directas y accesibles, que haya aprendido tan pronto que a veces menos es más y que un exceso de ideas y adornos puede tratar sencillamente de ocultar que es condenadamente difícil hacer un puñado de buenas canciones. Sin más. Y este disco tiene eso, unas cuantas buenas canciones con un estilo muy melódico y muy fácil de escuchar pero Heavy y firme. Cerca del Metal Clásico, incluso con algún acercamiento a las mil ramificaciones del Power Metal y con una buena base de un Melodeath que solo toca lo justo al Metal Extremo. Con ecos a TRIVIUM y, por ejemplo, una versión rebajada de ARCH ENEMY o unos AMON AMARTH sin rastro de esencia vikinga, si es que tal cosa es imaginable. Que cuesta.

El trabajo de guitarras de Manu y el citado Jesús es brillante, con riffs directos y recios y una conexión absoluta con sonidos tradicionales y melódicos que destellan sobre una base contundente y groovie y las voces, notable la gutural y correcta la de Ely, que se me convierte en un elemento polarizador en cada escucha: buenas líneas, buen instinto, buen encaje con las composiciones… y todavía alguna laguna técnica, sobre todo cuando tiene que llevar el peso en partes netamente heavies. Creo que ahí hay margen de mejora porque en lo esencial el juego de voces funciona, otra vez sin efectismos gratuitos ni excesos y con estribillos básicos pero que terminan siendo atractivos. Seguramente el secreto de este disco sea que no tiene secretos: lo que ves es lo que hay desde el inicio. Y creo que debería resultar, sobre todo para ese público joven que creció con las evoluciones del Metal Clásico y el Melodeath de segunda generación.

Otro problema de “Silence” es que se basa en una fórmula que acaba siendo repetitiva, algo que afecta a una segunda parte en la que, aunque no todos con suerte, se intentan más virajes musicales que en una primera absolutamente directa y notablemente atractiva. “Chaos Theory”, “As I Die” y “What Never Will Be” coinciden en líneas vocales pegadizas, buenas melodías y estructuras accesibles, con el Heavy Metal aderezado por la voz gutural y los toques Melodeath y Thrash como denominador común y apariciones precisas de Ely, mucho más dominante en “Last Breath”, con estructura de medio tiempo emocional y un buen crescendo rematado por otro estribillo convincente. En la segunda parte del disco algún intento más fallido como “Through The Mirror”, quizá la única que me resulta empalagosa, o “Deliver Us From Evil”, en la que un estribillo poco convincente resta mérito a una pieza más oscura y muy trabajada con un excelente trabajo de guitarras, alternan con la potente “Bloodbath”, muy Melodeath, y la brillante “Silence”, en la que despuntan recuerdos a un Death Metal más clásico con un tono más dramático e intenso. Otro de los aciertos de un disco que se desvanece con la balada “Last Words”, suficientemente íntima y melancólica.

Vuelvo al punto inicial para felicitar a DEATH & LEGACY por su apuesta firme por ellos mismos, con un disco en el que todo está cuidado al máximo y la formulación musical está muy clara. Y del mismo modo que no soy objetivamente el mejor público para su propuesta considero que sí tiene un nicho de mercado, y no solo en España como debería ser evidente, sobre todo si terminan de pulir su estilo. Para eso debería servir el tradicionalmente fundamental tercer disco. Por ahora el segundo, “Silence”, debería ayudarles a hacerse un nombre. Poco a poco…

Juanma Rubio

Artículo anteriorFOREIGNER reedita “Head Games” en picture disc
Artículo siguienteDoro recuerda a Lemmy con el vídeo de “It Still Hurts”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí