CUT UP - Forensic Nightmares

0

De las cenizas de VOMITORY emerge CUT UP, una banda de Death Metal sin demasiados apelativos y poca originalidad, aunque “Forensic Nightmares” demuestra ser un álbum solvente.

Desde luego CUT UP dispone de un sonido potente y clásico y letras cargadas de buen gore, como era de esperar. Se agradece, desde luego, lo único que sucede es lo de siempre: hay valorar si merece la pena escuchar un mero buen disco entre la inmensidad de publicaciones del género, pasadas, presentes y futuras, que son mejores que este disco.  No es nada realmente espectacular, pero seguro va a convencer a aquellos que echan de menos a VOMITORY.

A la voz y al bajo tenemos a Erik Rundqvist y a las guitarras a Anders Bertilsson, y por eso supongo que algo habrá quedado de su ex grupo en el sonido actual de CUT UP. Sin descanso, sin ralentización, cada una de las canciones de “Forensic Nightmares” es un ataque frontal de puro Death Metal, muy agresivo, sin opción a jugar con la densidad en pasajes más lentos, excepto en pequeñas ventanas que se abren en “Order Of The Chainsaw” o al inicio de “Dead And Impaled”, quizá la canción más atractiva de este debut.

El resultado global me resulta demasiado homogéneo y no llego a disfrutar de su propuesta tan lineal, por muy correcta que sea. Hay grupos que llegan a conectar gracias a un modo ortodoxo y sencillo de hacer las cosas, pero CUT UP no lo logra con esta fórmula. Buen sonido, buenas canciones, una voz sin fisuras... pero nada especialmente destacable en sus cuarenta minutos de duración.

Si habéis sido seguidores acérrimos de los riffs de VOMITORY y los echáis de menos, aquí vais a encontrar la continuación perfecta. Si no es vuestro caso, creo que hay otros discos más entretenidos que este, pese a no tener defecto alguno, excepto que le falta un puntito de frescura compositiva.

Carlos Herrero

Artículo anteriorSwallow The Sun: Lyric video de “Pray For The Winds To Come”
Artículo siguienteRITCHIE BLACKMORE: Conciertos con material de RAINBOW y DEEP PURPLE en 2016
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí