DEATH WOLF - II: Black Armoured Death

0

Imaginaos esta situación. Tienes un grupo, pongámosle por nombre DEVILS WHOREHOUSE, que honra a Glenn Danzig y su legado, sea en THE MISFITS (empezaste como banda tributo a ellos), SAMHAIN o el propio DANZIG en solitario. Editas un par de álbumes que pasan bastante desapercibidos y que si logran un mínimo de atención es por tener entre tus miembros al líder de una formación de referencia en el Black como MARDUK (véase Morgan Hakansson). De repente, de la noche a la mañana, y con los mismos componentes, decides cambiar de denominación. Ahora te llamas DEATH WOLF, inicialmente parece que vas a hacer algo más cañero y amenazante. Sacas el debut de este nuevo proyecto, ¿y qué nos encontramos? ¡Tachán! Un resultado idéntico a aquello de lo que, teóricamente, huías. Si encontráis sentido a esta ecuación, decídmelo porque aún le ando dando vueltas.

Este es desolador panorama ante el que se encuentra uno para encarar la segunda entrega de DEATH WOLF, “II: Black Amoured Angel”. Por supuesto, si has seguido la carrera de esta gente y su evolución, las expectativas son mínimas y la ilusión ante este trabajo, escasa. Lees los títulos. Primer corte, “Noche De Brujas”, en castellano. Curioso. ¿A qué sonara? Cadencia sostenida, ritmo a medio tiempo, pesado pero efectivo que, recuerda, salvando las distancia, a “Chief Rebel Angel”, la maravillosa canción de ENTOMBED. Es gracioso oír pronunciar “Noche De Brujas”. Algún veranito en Canarias sí que habrá tenido el vocalista Valentin Maelstorm. Mucho más Punk y Hardcore se presenta “World Serpent” pero también el efluvio de los ENTOMBED post-“Wolverine Blues” flota en el ambiente, y no se queda solo ahí, sino que “Darkness Of Hel” posee cierto aire de la legendaria formación de Estocolmo.

Es un inicio que, por lo menos, les aleja de los que nos ofrecieron en el pasado. En general, DEATH WOLF han optado por diversificar su propuesta en un collage de sonidos de los noventa mezclados con Punk, Hardcore y hasta Garage. En una onda Stoner, “Lord Of Putrefaction” es suplementaria de la rapidísima y corta “Sudden Bloodletter”. Maelstrom pone el contrapunto dramático en el juego de voces de “Malice Striker” pero, para entonces, hemos entrado en un segmento más discreto de “II: Black Armoured Angel”. El regreso a DANZIG y SAMHAIN es un hecho en “Nightstalker”, en particular los registros del amigo Valentin, clavados a los del otrora “Evil Elvis” Glenn Danzig. El tono oscuro y apocalíptico continúa en “Luciferean Blood Covenant”. ¡Hasta los títulos les delatan!

Sin embargo, para recuperar el pulso acelerado, una intrascendente “Black Armoured Death” suena como agua bendita por la mala leche que rezuma. Pura agresión, no lejana a lo que harían luminarias del Thrash Black como NIFELHEIM. Desgraciadamente, es un oasis en el desértico camino de la falta de originalidad porque la oscuridad se apodera del álbum en “Death Wolf March” que no estaría mal sino fuera porque te quedas con la sensación de en qué disco de DANZIG has escuchado esos riffs antes. Esa lenta marcha hasta el final se ve interrumpida, abruptamente, por “Little Black Angel”. No sé qué tiene, quizá la forma de entonar de Maelstrom y las fantásticas melodías finales, completamente setenteras, pero engancha, es hipnótica.

El final se acerca, y aunque Morgan no lo reconocerá, las guitarras de “Snake Mountain” están a medio camino entre Tony Iommi y Jerry Cantrell de ALICE IN CHAINS, antesala del cierre “Rothenbourg”, una composición larga, lenta pero distinta, de lo más destacable de “II: “Black Armoured Death”, con unas melodías que entroncan por su brillantez con ROTTING CHRIST, aunque el acabado del producto sea diferente. DEATH WOLF necesita varias escuchas, sobre todo si vas predispuesto. Si no conoces sus trabajos pretéritos, seguramente quedes satisfecho con esos aires melancólicos, tétricos por instantes. Si les conoces de esta etapa o con DEVILS WHOREHOUSE, señalar que, de largo, es lo mejor que han hecho. Sin ser una obra que vaya a revolucionar la escena, sí es lo suficientemente buena para darles una oportunidad, en particular si eres seguidor de algunas de las formaciones nombradas en la primera mitad de la reseña.

Marco-Antonio Romero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí