HYBRID - Angst

0

HYBRID es una banda a la que “he visto crecer” en sus casi diez años de vida. Desde que Chus Maestro, batería del grupo y su creador pusiera en marcha este proyecto que unía todas sus inquietudes musicales, el grupo atesora conciertos y tres lanzamientos que en progresión han ido avanzando en madurez, variedad y dominio. Los cambios de formación, siempre con Chus a la cabeza, no afectaron a las ideas embrionarias y este tercer lanzamiento, “Angst” es una buena prueba. En su segundo disco completo después de “The 8th Plague” y el MCD “Beyond Undeniable Entropy”, HYBRID alcanza cotas de perfección difíciles de encontrar en otros grupos, atravesando géneros y clichés musicales y dando lugar a un estilo propio y construido de manera orfebre.

La base de la que partía HYBRID se podía encontrar en grupos que, a medio camino entre el Metal Extremo y el Hardcore, buscaban dar un paso más allá en las estructuras, en los tempos y en los elementos con los que jugar. THE DILLINGER ESCAPE PLAN, TEXTURES, BURST, MESHUGGAH, CEPHALIC CARNAGE, THE OCEAN… venían a la mente, unidos a clásicos como DEATH, CYNIC o GORGUTS en los momentos más retorcidos. Todo esto era ya evidente en “Beyond Undeniable Entropy”, que sirvió de punto de partida en 2006, se llevó un paso más lejos en “The 8th Plague” y culmina, de momento, en “Angst”. Una unión entre sabidurías pasadas, presentes y futuras, entre tendencias clásicas y avanzadas, que investigaba en el “más allá”, en el “más difícil todavía”, sin dejarse unas sólidas bases en el tintero.

La parte técnica ha ido mejorando enteros, tanto en lo que se refiere a la producción, como en lo que se refiere al propio dominio compositivo y de ejecución de las composiciones, incluso aunque los miembros de HYBRID hayan ido cambiando. En “Angst”, el detallismo es absoluto, y las vestiduras usadas para su exposición son las más adecuadas para que el puzle de piezas encaje y todo suene en su sitio. La labor repujada en la construcción rítmica es la más favorecida, pero también la variedad en las voces (cortesía de Alex Martín, el propio Chus o Eric Da Silva), y elementos avant-garde como el uso del clarinete de Alex Díez en un par de cortes (siguiendo la senda abierta con el saxo tenor a lo NAKED CITY de “The 8th Plague”.

Pero sin duda, lo que más llama la atención de “Angst” es la riqueza de las composiciones. Si hubiese que poner un ejemplo de lo que es ser retorcido y complejo, pero al mismo tiempo tener sentido de la estructura, ese sería el caso de “Angst”. HYBRID consigue crear un rompecabezas, rehacerlo y deshacerlo una y otra vez, y aún así no tener sensación de estar ante un bombardeo de ideas sin conexión. Partes enrevesadas, tecnicismos, parones, cortes rítmicos, melodía, ambiente, brutalidad y atmósfera, se dan la mano en todas las composiciones, logrando que tengan al mismo tiempo que sonido de conjunto, entidad propia, como pone de manifiesto el propio corte de apertura, “Flesh Fusion Threshold”

Incluso hay hueco para elementos más clásicos y estimulantes, como el ritmo Grind de “Enter The Void”, con el que uno se ve sorprendido, moviendo la cabeza como si se estuviera poseído, y dejando que fluya en su justa medida, mezclado entre partes más Doomies, armonías jazzy e incluso voces habladas, repitiendo estos elementos en “Angst-Ridden Inertia”, con aún más riesgo estructural si cabe. Los cortes más avanzados en el plano armónico, como “Collapse To None”, donde el clarinete hace una primera aparición, e incluso la atmósfera envolvente de la instrumental “Cuando El Destino Nos Alcance”, son piezas sobresalientes de “Angst”, pero este trabajo, tanto por partes, como en conjunto se escucha como una obra completa, bien definida y muy bien pensada.

Si hubiese que resumir la sensación que transmite “Angst” sería precisamente esa: la definición completa, la concepción global, el haber sido capaz de con una galaxia de elementos casi encontrados, construir algo coherente y con visión de conjunto, destacando el plano individual (magníficos juegos armónicos de las guitarras, complejos colchones rítmicos, voces encontradas…) y el colectivo. HYBRID sigue fiel a su concepto “híbrido” y con este nuevo trabajo da un paso de gigante en madurez. Una obra clave en este 2013.

 

Raúl Ureña

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí