Crítica de MÖRK GRYNING - "Hinsides Vrede"

0
Mork Gryning Hinsides Vrede

El mundo, no nos vamos a engañar, no esperaba con el aliento contenido el regreso de MÖRK GRYNING. Y este "Hinsides Vrede" (algo así como una ira de otro mundo), su primer disco en tres lustros, tampoco va a hacer que tiemblen de emoción los muros del Black Metal nórdico. ¿Es un buen disco? No es malo, así que, por contraposición y con voluntarismo, se podría decir que es bueno. Pero es, como mínimo, mediocre. Intrascendente, liviano: un peso pluma que no deja huella, que se queda en poca cosa y que regresa al sonido clásico del grupo, más o menos, sin aportar nada especialmente nuevo.

Volver siempre tiene su intríngulis. Hacerlo, además, con un sonido sacado de un libreto ya manido es peliagudo si no se llega con un nivel arrasador. Porque entonces la pregunta se hace sola: ¿qué necesidad había? Este no es el mejor disco de MÖRK GRYNING y está muy lejos de estar entre los diez, quince o veinte mejores discos de Black Metal de este 2020. Sin ir más allá. Es así tal cual, dicho con la crudeza que es, por cierto, uno de los atributos que le falta a "Hinsides Vrede", un disco que no muerde, no inocula veneno, no asusta, no agita y no atrapa. Es, también en ese sentido, demasiado correcto, demasiado centrado en estar, sencillamente, mejor emplatado que cocinado.

"Hinsides Vrede", un regreso con la esencia MÖRK GRYNING

Goth Gorgon y Draakh Kimera se entusiasmaron, como tantos muchachos de Estocolmo, con la segunda ola de Black Metal nórdico cuando tenían 15 y 19 años. En 1995 editaron un debut ("Tusen Ar Har Gatt…") que algunos ven como un clásico del underground pero que seguramente no merezca tantísima consideración, aunque la bordea. Uno de esos discos de No Fashion Records con pecados de juventud y mucha energía que sigue siendo, en todo caso, lo mejor que ha grabado MÖRK GRYNING. Su gran obra y un muy bien trabajo (insisto: sin excesos) de Black Metal primitivo y muy melódico, a caballo entre Noruega y el sonido que destilaron (mucho mejor) DISSECTION y SACRAMENTUM. Después, su producción fue perdiendo fuerza hasta la inevitable separación. Esa dinámica, no precisamente alcista, no se rompe con "Hinsides Vrede", por muchos años que hayan pasado. Este disco no despereza a un gigante dormido ni pone a su creador (con los dos fundadores a bordo) de lleno en la vanguardia del estilo. No da para metáforas de este tipo. Más bien, es un ligero ejercicio de nostalgia que aporta poco y se olvida rápido. Un disco que se deja escuchar, con buenos momentos e intenciones entre lo interesante y lo redundante. Nada más.

La producción es demasiado limpia, totalmente higiénica hasta un punto que acaba borrando esa fuerza primigenia que siempre tiene que empujar al Black Metal. Las composiciones son buenas, correctas o mediocres: hay de todo. Y el disco va de más a menos, de un inicio interesante a una segunda parte que languidece. Es un regreso al pasado con un sonido actual y nada con lo que excitarse demasiado. Lo mejor del disco parece sacado de aquellos años 90 que recrean mejor otros. Lo peor se hace pesado, repetitivo, hasta cursi porque hay una sobrecarga melódica que no siempre funciona bien. No cuando la energía extrema se funde y las atmósferas tampoco son lo suficientemente épicas para compensarlo. Hay buenos riffs y buenas melodías, pero ni siquiera sé si son mayoría. Hay velocidad y blastbeats salpicados de pasajes instrumentales y con toques de teclados, voces limpias y pinceladas Folk. Es un disco de MÖRK GRYNING volviendo a la que una vez fue su esencia sin, digamos, un exceso de inspiración.

"Fältherren" e "Infernal" dan un muy buen nivel en el inicio. Sortean vicios que aparecen después: ideas redundantes, riffs mortecinos, melodías que acaban empalagando, composiciones que desaparecen al primer golpe de viento… el disco es irregular. Después de un arranque interesante, da tumbos con momentos atractivos y otros aburridos hasta un buen final, al menos, con "Black Spirit". "Hinsedes Vrede" no es una tragedia ni un tren que descarrila sin supervivientes. No es un trabajo horrible ni molesto. Pero ¿es lo suficientemente bueno? Me temo que no. Y esa es la realidad con este regreso de MÖRK GRYINING. Ni lo necesitábamos demasiado… ni se hace imprescindible en absoluto. Es un disco más.


Discográfica: Seasons Of Mist

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí