Crítica de NAGLFAR - "Cerecloth"

0
Naglfar Cerecloth

NAGLFAR es la enésima banda sueca que recrea, ahora con su séptimo álbum "Cerecloth", los oscuros, melódicos y melancólicos caminos del Black Metal tal y como otros compatriotas suyos hicieron. Los inevitables nombres como NECROPHOBIC o DISSECTION saltan al instante cuando escuchas su música, pero NAGLFAR también es una institución de estas sonoridades empezando allá por 1995, así que estaría dentro de esa corriente desde sus inicios.

Solo una menor repercusión y reconocimiento de su nombre han llevado al grupo a una segunda o tercera fila en cuanto a citar bandas del género, pero material de sobrada calidad ha grabado desde mediados de los noventa hasta nuestros días. "Cerecloth" es una muestra más de esa calidad, y aquellos que ya seguían a NAGLFAR estarán entusiasmados con la edición de este álbum.

La distinción que ofrece NAGLFAR respecto a otras bandas que practican ese Black Death Melódico, es una cavernosidad ligeramente superior en el sonido. Al menos así es "Cerecloth", menos pulcro y afilado, más opaco, pero igualmente con unas ambientaciones a base de extraña calma y tristeza típicas del estilo.

El álbum se inicia con la canción que da título al álbum, un ataque frontal sin previo aviso, con la banda disparada en una agresión constante. Una muy buena canción para abrir el trabajo, y mostrando un nivel que no llega a decaer en los cuarenta minutos restantes. Empalmada con "Cerecloth" tenemos "Horns", con una idea general similar en cuanto a intensidad sin descanso.

Más adelante sí vamos a encontrar variedad (sin volvernos locos) de tempos y atmósferas, como "Like Poison For The Soul", que funciona perfectamente a medio tiempo. "Vortex Of Negativity" es otro pico de los momentos de más dureza para NAGLFAR, pero vuelven a modularse un poco en "Cry Of The Seraphim", con ciertos momentos de desconcierto cuando entran los ritmos más caóticos junto a otras fases más ambientales.

Según avanza el disco, y es notorio por ejemplo en "The Dagger In Creation", se percibe que la percusión está un poco por encima del resto de pistas, lo cual es curioso teniendo en cuenta que ninguno de los tres integrantes actuales de NAGLFAR es batería. Estas pistas llegan a estar tapando ligeramente las guitarras, un poco faltas de presencia en la mezcla, subiendo solo el volumen para los punteos y fases más melódicas. Aún así, el resultado de la grabación es muy agradable.

NAGLFAR entrega en "Cerecloth" un álbum de referencia en 2020 dentro del Black Death Sueco

Al final del disco tenemos dos de las mejores composiciones, donde más fino ha estado Andreas Nilsson transmitiendo con sus melodías de guitarra en "Necronaut" y "The Last Breath Of Yggdrasil". Sin conocer en profundidad la anterior trayectoria de NAGLFAR, creo que no me equivocaría demasiado si apunto a "Cerecloth" como uno de sus mejores discos. Apuntado queda, de momento, para un posible top de 2020.


Discográfica: Century Media

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí