SOULFLY - Enslaved

0

Max Cavalera; el gran oportunista, el analista y buen entendedor del negocio musical o, simplemente, un tipo un poco chaquetero que circula por una u otra vertiente metalera con cada disco que edita según le plazca y le convenga. Supongo que hay muchos modos de ver el asunto. El caso es que a día de hoy mucho dista de lo acontecido durante los últimos años de la década de los noventa, donde Cavalera parecía un tipo renovado y que afrontaba con serenidad su nuevo proyecto; SOULFLY, tras su dolorosa y llorada salida de SEPULTURA, un proyecto con el que por aquel entonces editaba un primer trabajo homónimo muy colorido, variado y diría que hasta multicultural musicalmente hablando, repleto de numerosos guiños al más básico Nu Metal americano, un género que en dichos tiempos reinaba plácidamente, quizá, más de lo que merecía.

Pues bien, de ahí hasta el disco aquí tratado han pasado casi 14 años y desde entonces el músico carioca ha viajado sin pudor alguno por las más diversas tendencias, iniciándose en el Nu Metal, acariciando hace unos años el Thrash, dejándose llevar por el Groove de corte noventero e incluyendo en sus trabajos un sinfín de colaboraciones que abarcan desde las de Chino Moreno de DEFTONES y Fred Durst de LIMP BIZKIT hasta las de Tom Araya de SLAYER o el hijo de John Lennon; es decir, todo un ejercicio de disparidad y diversidad sonora.

El último disco de SOULFLY al que le presté verdadera atención fue “Prophecy” (aunque he escuchado cosas sueltas de los posteriores trabajos), un disco con mucho regustillo thrasher. En los tiempos que corren, me da la sensación de que se ha vuelto a apostar, en cierta medida, por el Metal Extremo. Por lo menos, parece que bandas que venían de un sonido moderno, deudor del Metal de los 90, han querido ahondar actualmente en su vertiente más agresiva, añadiendo elementos propios del Death Metal de corte americano de bandas como OBITUARY e incluso DEICIDE o MORBID ANGEL. Y esa lectura, cómo no, la ha llevado a cabo en este compacto el astuto de Cavalera, el cual no podía dejar pasar la oportunidad de acoplarse a las circunstancias y dejarse llevar por la corriente.

Calculador o no, el músico brasileño nos ofrece con “Enslaved” su disco más cafre, crudo y visceral de toda su carrera en SOULFLY, abarcando desde los sonidos demoledores y extremos de las formaciones de Death Metal anteriomente mencionadas en canciones como “World Scum”, lo más salvaje que ha hecho nunca, “Treachery”, la cual coquetea levemente con el Grindcore, o “Plata O Plomo”, una pieza pesada y corpulenta que perfectamente podría haber firmado BRUJERÍA.

A su vez, el disco también podría sacarle una nostálgica sonrisa a los seguidores de ese proyecto denominado NAILBOMB que en su día encabezó Cavalera y que por desgracia no tuvo continuidad, a través de piezas como “American Steel” o “Chains”.

En su conjunto, y bajo mi punto de vista, Max Cavalera vuelve a mostrarse una vez más algo anárquico compositivamente hablando. Si analizamos su discografía desde sus inicios hasta este punto; aún saltándome ese par de discos que no he escuchado al completo y en profundidad, vemos una obra muy poco homogénea, algo arbitraria y con estilos divergentes que viajan siempre con la tendencia musical vigente. En esta ocasión, al ex SEPULTURA le ha dado por mostrar sus raíces en el Metal Extremo; que todos sabemos que las tiene, y por hacer hincapié en las sonoridades más pesadas y violentas.

Para ser justos, y a pesar del tirón de orejas que se le podría dar al líder de SOULFLY por sus “aparentemente” poco honestos y estudiados movimientos, el tío siempre saca algo de petróleo de sus discos sin llegar, ni mucho menos, a crear trabajos redondos. Y siempre se saca de la manga un buen puñado de temas destacables y cañeros, elaborados en su gran mayoría con sencillez y efectividad, demostrando que es perro viejo a la hora de crear riffs de guitarra con gancho.

Veremos con qué nos sorprende el peculiar músico y sus huestes en un hipotético futuro lanzamiento. De momento, la fórmula sigue avanzando y hasta parece que funciona.

 

Jorge Osoro

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here