WARBRINGER - Worlds Torn Asunder

0
warbringer-worlds-torn-asunder

"WARBRINGER es Metal. Con clase, instinto y pegada. A este quinteto californiano le sale del alma lo que otros se empeñan en conseguir, y lo demuestra con Worlds Torn Asunder"

Me gusta WARBRINGER, me parece uno de los grupos más interesantes de toda la oleada de nuevo-retro-Thrash, una corriente que ha dado un nuevo y valioso empujón a un género esencial y maravilloso con la sombra, casi nada es gratis en la vida, de cierta tendencia al cliché y a la moda no muy bien entendida. Una masificación que, unida al hecho de que el Thrash es Thrash y no da (no debería dar) para demasiados experimentos ni conjeturas, hace que sea sencillo simplificar: hay grupos muy buenos, buenos, no tan buenos y hasta alguno bastante malo. WARBRINGER es de los muy buenos y lo demuestra con "Worlds Torn Asunder".

Y lo es además de porque tiene el don de la oportunidad (llegó en pleno auge del resurgir thrasher propulsado por las catapultas de Century Media), porque trabaja a destajo (tres discos y una tonelada de giras en menos de cuatro años) y porque a su juventud le añade cerebro y trabajo duro. Y buen gusto. “Worlds Torn Asunder” cuenta igual que su predecesor con un artwork (sensacional) del mítico Dan Seagrave y se presenta con un sonido apabullante y explosivo cortesía de Steve Evetts, que ha aunado lo mejor de las sonoridades actuales y clásicas del Thrash para redondear un estilo expansivo pero clásico y arrolladoramente metálico.

Porque WARBRINGER es Metal. Con clase, instinto y pegada. A este quinteto californiano le sale del alma lo que otros se empeñan en conseguir. Y eso se nota. Y gusta. Buenas canciones, energía y una revisión de lo mejor de casi tres décadas de tradición Thrash. Buen nivel instrumental e inquietud compositiva para parir un disco equilibrado y con una interesante personalidad. El debut “War Without End” enganchaba a la primera a base de himnos en onda vieja escuela y su (inferior) continuación “Waking Into Nightmares” crecía tras un buen puñado de excusas con un estilo menos directo y con cierto aroma a Metal más extremo. Ahora “Worlds Torn Asunder” es un disco en el que WARBRINGER quiere madurar y reafirmarse, consolidar su estilo con rasgos de los trabajos anteriores y algunas adiciones, aunque sea a nivel de matiz. Hay un obvio esfuerzo por crear composiciones bien pensadas y equilibradas. Todo es Thrash pero hay en efecto partes más old school y otras más técnicas, más directas o más reptantes, muchos cambios de ritmo y un estilo a veces puramente Speed y añejo, otras veces más oscuro y con un guiño Extremo y por momentos incluso en una vertiente más técnica o épica, empezando a apuntar hacia FORBIDDEN o PARADOX, por ejemplo. Pero siguen mandando los homenajes a SLAYER, KREATOR, EXODUS, TESTAMENT o los primerísimos METALLICA.

WARBRINGER, por lo tanto, afirma y amplifica su potencial en un disco brillante que tiene como telón de fondo el ocaso de un mundo enfermo y saqueado por la raza humana. Quizá por eso la música tiene en muchos momentos un tono apocalíptico, una pátina de una oscuridad que aporta un contrapunto serio y a su manera elegante al material más fresco, incisivo y macarra. Y el mejor ejemplo está en las canciones más elaboradas: la excelente “Savagery” o la abrumadora “Echoes From The Void”, no digamos en la frágil y misteriosa pieza acústica “Behind The Veils Of Night”. Esta faceta del disco exhibe el crecimiento como creadores e intérpretes de estos cinco músicos que siguen largando además himnos en pura tradición old school como “Shattered Like Glass” (apoteósica), “Living Weapon” o “Treacheous Tongue”.

Hay un montón de riffs que recuerdan a muchos grupos de la vieja guardia (y a algunos compañeros de generación en un proceso de perpetuo reciclaje y reflejo), hay solos salteados, algunos de primera categoría y brillante tradición Heavy Metal. Hay una base de ritmo atronadora y muy bien tratada por la producción. Y hay buenas líneas vocales de un tremendamente cómodo y agresivo John Kevill. Hay buenas canciones, un gran sonido y un marchamo netamente metálico y honesto, hecho con el corazón. Lo que no hay apenas son razones para no recomendar este disco. A mí, al menos, no se me ocurre ninguna. Buen trabajo, WARBRINGER, buen trabajo.

Más información sobre WARBRINGER en su Facebook.

Artículo anteriorLAKE OF TEARS - Illwill
Artículo siguienteEl DIMEFEST 2011 se celebrará en Barcelona y Madrid
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí