Crítica de BLOOD INCANTATION - "Hidden History Of The Human Race"

0
BLOOD INCANTATION Hidden History Of The Human Race

El hype está justificado, maldita sea. Este "Hidden History Of The Human Race" de BLOOD INCANTATION es el número 1 en mi lista de discos de 2019 del mismo modo que el debut del grupo de Colorado, "Starspawn" fue mi 2 en 2016. El Death Metal, llevo años diciéndolo, vive unos buenos tiempos que empiezan a parecer perennes. Es, no sé si llamarlo segunda juventud o etapa dorada, un tramo en el que se están grabando discos (este que nos ocupa es uno de ellos) que serán considerados, en cuanto el tiempo los barnice con su toque de alcurnia, clásicos de segunda generación. Y en el que proliferan los grupos de primer nivel, en todos los rincones del mundo y en todas las vetas del estilo.

Algunos de ellos se distancian ya como una suerte de líderes naturales cuyas creaciones no solo son excelentes sino que también son importantes, trascendentes. Se me ocurren, por citar solo unos pocos, TOMB MOLD, DEAD CONGREGATION, HORRENDOUS, ULCERATE y, desde luego, BLOOD INCANTATION.

En muchos casos, y diría que por suerte, este nuevo/viejo Death Metal es de hoy (y de mañana, espero) pero se parece mucho al de ayer. Por propuesta musical y (esto debería ser innegociable, supongo) por filosofía. El gran mérito de BLOOD INCANTATION, o uno de ellos porque los acumula a paladas, es su capacidad para reescribir las normas sin romperlas. Todo lo contrario, de hecho; gran parte del inagotable encanto de "Hidden History Of The Human Race" es que es un verdadero homenaje (que no plagio) a DEATH, MORBID ANGEL, GORGUTS, DEMILICH o los primeros ATHETIST y CYINC, pero tiene al mismo tiempo una incuestionable e inconfundible personalidad propia. Hay una fusión maravillosa de ideas que fluyen absolutamente libres (aunque siempre con cohesión) y un delicado tacto en el recorrido por las raíces de un grupo cuyos miembros hacen doblete en otro proyecto excelente aunque notablemente más mórbido: SPECTRAL VOICE.

"Hidden History Of The Human Race" es, por derecho propio, uno de los discos de 2019

BLOOD INCANTATION ha vuelto a grabar todo de forma analógica, y hay un evidente toque clásico y añejo en el sonido de un disco que no rompe con la propuesta de "Starspawn" pero sí la expande de forma drástica y en todas direcciones. Si aquel era un trabajo que miraba a las estrellas desde una naturaleza muy subterránea, este hace el viaje opuesto y parece observar la tierra desde algún lugar del cosmos, mezclando ADN humano y alienígena en un disco mucho más Prog, mucho más atmosférico y, diría, también más brutal en las partes que tienen que ser brutales.

Si el debut incluía cinco canciones y 35 minutos de música, este ofrece cuatro y 36, un prodigioso recorrido por casi todo lo que hace tan especial al Death Metal con una profunda sensibilidad old school pero también una aireada libertad que tiene espíritu de jam session. Tal vez algo indulgente, nunca pretencioso. Eso, entre tesituras que saltan del Death clásico al Brutal Death, no es algo ni habitual ni fácil de conseguir. Salvo, parece, para BLOOD INCANTATION, que cose y descose su sonido con una naturalidad tremenda y un talento que resulta clamoroso desde los primeros segundos de escucha. ¿Es realmente tan bueno este disco? Sí, lo es. El hype, repito, está más que justificado.

Este es un disco poblado de pesadillas alucinógenas, con un toque Pulp que salta a la vista desde la portada, una obra setentera (e inconfundible) de Bruce Pennington, un clásico que ha ilustrado mil novelas de ciencia ficción y fantasía. Los seres de galaxias lejanas inmiscuidos en nuestro mundo y ocultos como amos de títeres, dictadores elusivos de una humanidad esclavizada y ciega. Un concepto viejo y muy trillado, pero todavía esencialmente sugerente para un ser humano que nunca está tan cerca de su antecesor más primitivo como cuando mira al cielo en una noche estrellada y se pregunta qué demonios hace ahí y qué significa en realidad todo aquello, sea lo que sea ese aquello suyo. Sí, BLOOD INCANTATION dedica una canción a recordarnos que las pirámides de Egipto podrían ser centrales de energía de razas lejanas y superiores cuyas intenciones deberían escalofriarnos.

Como el alien de la portada de Pennington, criaturas muy distintas a nosotros pero no lo suficiente para que no percibamos un trasfondo repulsivamente humano en sus formas y acciones. Espacial, atmosférico y extraterrestre, "Hidden History Of The Human Race" ni es desde luego kitsch (por si alguien me está malintrepretando) ni recurre a teclados o ambientaciones futuristas. Es Death Metal crudo, puro y duro pero reinterpretado en una clave musical que tan pronto invita a la reflexión como al exterminio. Y con, desde luego, un excepcional trabajo instrumental en el que destacan, claro, los riffs de Paul Ridel y Morris Kolontyrsky, con esa citada mezcla de tradición y aventura que parece innata, en absoluto forzada y en ningún caso superficial. Ni siquiera en los más de 18 minutos de "Awakening From The Dream Of Existence To The Multidimensional Nature Of Our Reality (Mirror Of The Soul)", un tsunami barroco, una orgía que va de la vieja escuela extrema a la Psicodelia sin perder nunca la cohesión en una exhibición de talento que matarían por poder permitirse muchos músicos. Muchísimos.

BLOOD INCANTATION reinterpreta el Death Metal clásico de manera sobresaliente

Este disco fluye hacia esa pieza capital, un destino inevitable, desde un inicio ("Slave Species Of The Gods") que mantiene el contacto con "Starspawn" antes de abrir las primeras brechas hacia una propuesta mucho más multidimensional, con ángulos imposibles que separan a BLOOD INCANTATION de casi todos sus compañeros de generación. Quizá TIMEGHOUL sea una referencia todavía cercana en algunos aspectos, pero el hecho es que este grupo ha despegado, saltándose muchas normas básicas de seguridad pero regresando siempre a repostar a los hangares del Death Metal clásico. Unos virajes concéntricos que hacen absolutamente delicioso un sonido que nunca deja de ser compacto, robusto y crudo.

En el citado tema inicial hay migas de pan que conducen a los primeros grooves de ATHEIST, y la soberbia "The Giza Power Plant" empieza en el porche de MORBID ANGEL, GORGUTS y hasta ENTOMBED para acabar viajando al antiguo Egipto entre atmósferas ancestrales y siniestras. La escalera de caracol hacia "Inner Path (To Outer Space)", es una suerte de Death Metal meditativo en una pieza instrumental salvo por un tremendo grito gutural grabado por, un obvio guiño a las raíces primigenias, Antti Boman de DEMILICH, la voz de aquel inolvidable y retorcido "Nesphite", el gran clásico que nunca fue y, precisamente por eso, siempre será. Esa canción, que esparce restos de RUSH entre pasajes de puro Death Metal Progresivo, prepara al oyente para la citada traca final ("Awakening...") y explica cómo de difícil debería ser coser un tapiz musical que, sin embargo, BLOOD INCANTATION crea con perfecta naturalidad, sin aspavientos ni ninguna ficción. Y con momentos sublimes, emocionantes, salvajes... picos de esa perfección esquiva que define a las obras maestras.

BLOOD INCANTATION ha creado un coloso que le otorga su propio lugar en la historia del Death Metal. Desde el máximo respeto a los grandes clásicos, hay que empezar a hacer hueco en el panteón a los mejores de la actual generación, un melting pot que tiene al género en un estado de forma maravilloso. Por calidad, cantidad y profundidad. Y en ese panteón, en ese nuevo linaje noble del Metal Extremo, tiene que haber sitio para BLOOD INCANTATION. Es así de sencillo porque, muy de vez en cuando, hay discos que solo se explican a través de su escucha y que acaban siendo más experimentados que oídos. "Hidden History Of The Human Race" es uno de ellos.


Discográfica: Dark Descent Records

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña Panorama
Nota
9.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de RAGE - Wings Of Rage
Artículo siguienteMAGNUM adelanta la canción "Where Are You Eden?"
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here