GLORYHAMMER - Tales From The Kingdom Of Fife

0

Vuelve el Power Metal épico de los 90 de manos de los escoceses GLORYHAMMER, liderados por Christopher Bowes, teclista de ALESTORM que, para alivio de algunos, no canta esta vez, delegando acertadamente esta labor en el vocalista suizo Thomas Wilker (EMERALD). "Tales From The Kingdom Of Fife" es el título de su debut.

GLORYHAMMER, además de ser un grupo del que muchos harán mofa y befa por sus estrafalarios disfraces, peligrosamente cercanos a los de los bromistas GRAILKNIGHTS, tiene una propuesta seria que parte de la música grandilocuente que popularizaron bandas como RHAPSODY. Teclados, coros, orquestaciones, y estribillos poderosos van de la mano en sus canciones, si bien la producción en cuanto a elementos orquestales es un tanto serie B, algo que habría que valorar como positivo, ya que GLORYHAMMER se centra más en lo que es la base puramente metálica y no se preocupa tanto por las majestuosidad orquestal como las distintas versiones de RHAPSODY, que al final lo que han conseguido en demasiadas ocasiones es perderse en sus propias canciones sin saber prácticamente ya cómo realizar un tema directo y atractivo.

El trasfondo de GLORYHAMMER no queda aquí, ya que "Tales From The Kingdom Of Fife" es un álbum conceptual, con sus letras de fantasía heroica inspiradas en una Escocia mítica, aunque curiosamente no suenan gaitas en todo el disco. Además, parece haber un tono humorístico en las letras de las canciones, si bien en el aspecto musical está enfocado a la formalidad del estilo.

En los temas el grupo nos ofrece distintas perspectivas dentro de un Power Metal típico, como son los temas rápidos y épicos al estilo de "The Unicorn Invasion Of Dundee" o "Angus McFife", con mucha influencia de RHAPSODY, incluso con partes y arreglos calcados a las de los italianos. También los hay más pausados, como "Quest For The Hammer Of Glory", con reminiscencias de los medios tiempos de HAMMERFALL; o "Magic Dragon", de cariz más clásico, muchos teclados y estribillo grave. En el veloz "Amulet Of Justice" nos encontramos ante un tema puramente DRAGONFORCE -la rapidez del inicio y del solo son la clave- con la diferencia que marcan los teclados de Bowes y los recursos peliculeros típicos de RHAPSODY. La trepidante instrumental "Beneath Cowdenbeath" sirve de puente a "The Epic Rage Of Furious Thunder", un título que no ha de ser tomado en serio, y que a lo largo de casi once minutos conjuga todas las habilidades de GLORYHAMMER, partes lentas, rápidas y estribillos coreables, así como un clímax grandilocuente.

En general, exceptuando quizá la bonita pero manida balada "Silent Tears Of Frozen Princess", las canciones de "Tales From The Kingdom Of Fife" son pegadizas, cuya sencillez -y también su pomposidad y efectismo- las hacen muy divertidas. Unas cuantas escuchas nos bastarán para vernos atrapados por las historias de batallas mágicas y héroes de leyenda que nos cuenta GLORYHAMMER.

 

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here