HORN OF THE RHINO - Grengus

0

 

“Grengus” te sacude sin compasión, es una paliza de tres cuartos de hora que te deja literalmente molido: “Grengus” es un discazo. Es físico, rockero y violento, una andanada viciosa cargada además de personalidad. No encontrarás por ahí muchos grupos como HORN OF THE RHINO, antes RHINO, el trío de Bilbao al que aquí (enésimo caso) no destinamos la cuota de atención que deberíamos pero que ya lleva un par de discos editados con un sello de referencia en lo suyo como Doomentia. Cuatro trabajos en más de cinco años entre RHINO y HORN OF THE RHINO y de repente y con “Grengus” con un sonido en el que se redobla la crudeza, la brutalidad y la energía en un proceso que transforma pero no borra la esencia del grupo. Mejor imposible.

“Grengus” reúne música troglodita pero de pensamiento avanzado, directa a la yugular pero capaz de forjar un sonido que ensambla corrientes distintas y a veces casi opuestas con una naturalidad asombrosa. ¿Sludge/Thrash/Doom/Death Metal? Algo así, sí y no. Básicamente y más allá de etiquetas una conjunción salvaje de riffs mortales y grooves que hacen retumbar las paredes, todo con espíritu y un cuerpo atiborrado de esterorides. HORN OF THE RHINO me hace sentir como HIGH ON FIRE y aclaro que eso dicho por mí es un halago de primera. Corazón recio y adrenalina disparada. De hecho creo que este disco le encantaría al gran Matt Pike del mismo modo que le encantaría, por poner otro ejemplo ilustre, a Phil Anselmo. Piensa en HIGH ON FIRE y piensa también en BLACK SABBATH, CATHEDRAL, KYUSS, SOILENT GREEN, EYEHATEGOD, ELECTRIC WIZARD, MOTORHEAD, RAMESSES, CROWBAR, SOUNDGARDEN y hasta AUTOPSY o ASPHYX... Mételo todo en una coctelera, agítalo y sal corriendo hasta que estés a cubierto: la onda expansiva a la que te enfrentarás se llama “Grengus”.

Con un sonido quebrantahuesos -recio, grave, vibrante y crudo- HORN OF THE RHINO saca brillo a una violenta y apasionado propuesta que navega entre solemnes arquitecturas Doom, devaneos Thrash, vibraciones rockeras y estacazos tremendos de Metal Extremo. La estrella es Javier Gálvez, que sobrevuela la imponente base de ritmo con sus riffs descomunales y un registro vocal tremendo. A lo largo de ocho canciones te hará pensar en Lemmy, Lee Dorrian, John Garcia, Chris Reifert, Martin Van Drunen o Chris Cornell. Enorme, con una personalidad única forjada a partir de mil personalidades y con un gusto cada vez mayor por los registros más cafres y extremos, que mandan en este disco con las tesituras vocales más Stoner/Grunge como perfecto complemento.

Con las pulsaciones al galope, HOTR se atreve con pruebas, injertos y ensambles todos certeros. Los pasajes uptempo tocan el Thrash y el Death Metal y los más densos son épicos trances de Doom/Stoner Metal. Como demostración suprema de los poderes de este trío bilbaíno quedan los más de once minutos de “Brought Back”, que enhebra las texturas a lo SOUNDGARDEN o ALICE IN CHAINS con un Doom imponente y pétreo que nunca olvida el feeling que desborda todo el disco y que es especialmente patente en “Grengus”, otra joya, o en los pasajes más reptantes y sureños de “Drowned In Gold”, cuya carga final es un asalto salvaje que enlaza con el instinto Extremo de “Waste Of Ghouls”, una de las más viciosas junto a “To Ride The Leviathan” (mucho más que cercana  HIGH ON FIRE) o la metralla que reparten en el arranque “Under The Hoof” y “Pile Of Severed Heads”, que rezuma aroma a himno macarra de la vieja escuela.

“Grengus” es pura energía rotunda y desatada pero perfectamente conducida por un grupo cuyo nivel es sencillamente sobresaliente. HORN OF THE RHINO tiene ya a estas alturas un sello absolutamente genuino y demuestra estar seguramente en su mejor momento de forma. Con un giro más salvaje pone en marcha una trituradora que mezcla estilos y registros y resulta pulverizadora, arrebatadora. Directa pero perfectamente articulada, visceral y madura, aquí hay una propuesta de primera nivel. Quienes conozcan a este grupo ya lo saben y los que no tienen una oportunidad inmejorable para corregir tan desagradable cuestión. “Grengus” es sencillamente un disco de absoluta categoría.

 

Juanma Rubio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here