LLVME - Yia De Nuesu

0

LLVME edita su música en My Kingdom Music, un sello que esconde secretos musicales interesantes. LLVME es un buen grupo, conviene decirlo, uno de esos que uno intuye que, por desgracia y sin que medie prejuicio ni victimismo mal entendido, tendría más repercusión si en lugar de hacer su música en Salamanca la hiciera en Finlandia o Noruega. Es así y es un círculo vicioso: con más medios LLVME podría explayarse con una producción que les enviaría a la primera división dentro de su estilo. Con lo que tienen y lo que pueden se manejan muy bien: “Yía De Nuesu” es su segundo disco dos años después del logrado “Fogeira De Sueños” y es un trabajo tan bueno como aquel, en algunos aspectos superior, y notablemente evolucionado.

El estilo de “Yía De Nuesu”, los huesos de LLVME, están explicados en la portada del disco: paisajes de León en la penumbra de otro tiempo, un viaje musical al pasado remoto de un rincón de la geografía española redivivo en una combinación francamente lograda, y en algunos aspectos original, de Doom, Black, Folk o Pagan Metal. Con respecto al debut quizá el Doom cede cuota de protagonismo a un Pagan/Black agresivo pero sumamente atmosférico, envolvente y melancólico: casi paisajístico. Este disco suena a MY DYING BRIDE o DIMMU BORGIR pero también a PRIMORDIAL, FOLKEARTH, AGALLOCH, ELUVEITIE, ANCIENT RITES o NEGURA BUNGET. Hijo de su tierra, su Folk es leonés y sus melodías surcan ríos épicos y tristes, de una nobleza que se adereza el uso constante de teclados y de instrumentos tradicionales como la gaita de fole o el violín celta. Detrás de todo ello está Nandu, un músico cuyo bagaje empieza a ser considerable, primero en los mucho más blackers CHAOTIC HOPE y ahora en LLVME, una creación arraigada a su entraña y en la que ahora y tras la transformación que siguió al primer disco le acompaña Eric, que pone voces y guitarras.

La sangre del ancestral Reino de León está en la música, en la temática y el uso del leonés como lengua, además de en la raigambre Folk y algunas escapadas a la tradición regional que quizá chirríen al metalero convencional pero que tienen su sentido en el contexto general, aunque desde luego no son mis momentos favoritos del disco. La “Vaqueirada” del primer disco es ahora “Vaqueirada'l Baitse”, cánticos tradicionales esta vez con una voz femenina que tiene además apariciones descollantes en algunos de los fragmentos más atmosféricos y mágicos de un disco redondeado por buenas melodías y elegantes cambios de ritmo. Sin una adscripción Doom demasiado lenta ni simplismo Black ni monótona heroica Pagan/Folk. El gran éxito de Nandu y de LLVME es construir buenas canciones, equilibradas y repletas de matices, sentido y carga épica, emocional, solemne y eléctrica: buenas canciones.

Por esa riqueza de estructura y matices decía que este disco deslumbraría con una producción lujosa. Pero donde no llegan los medios llegan de sobra las ideas. Y el que no me crea puede probar a escuchar “Conceyu”, una canción fascinante que agrupa casi todas las aristas del sonido LLVME. Tiene melodías, guitarras hirientes, pasajes épicos y ritmos casi bélicos, atmósferas ancestrales, toques Folk, quebrantos melancólicos de aspiración casi gótica… casi seis minutos francamente emocionantes que hacen cima, junto a la monumental “Vettonia”, de un disco repleto de buenos momentos: “Yía Fatu A Tierra” profundiza con solemnidad en el Doom que nunca se aleja demasiado del alma del grupo y que serpentea junto a ramalazos Black por las venas de “Llibación Nu Alborecer”. En “Helmántica” hay ritmos y teclados en vena DIMMU BORGIR… En total 50 nobles minutos que te transportan desde luego a otro lugar y muchas veces a otro tiempo, nada más y nada menos que lo que ofrece un disco de estas características cuando está bien hecho. Muy bien hecho.

Agresivo y atmosférico, Folk y metálico, emocional y oscuro, épico y sensible… “Yía De Nuesu” es un disco de notable valor, una apuesta a ganador para cualquier amante de los rincones del Metal más Doom, Black, Folk, Pagan… los estilos que tejen en brillante conjunción el semblante musical de LLVME, un grupo que merece la pena y merece reconocimiento. El mío al menos lo tiene.

Juanma Rubio

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here