Resurrection Fest 2017: Rammstein, Annihilator, Architects…

0
Rammstein - Resurrection Fest 2017
© Resurrection Fest

Resurrection Fest 2017 – Viernes 7 de julio, Viveiro, Lugo (campo de fútbol de Celeiro)

Conciertos de RAMMSTEIN, ANNIHILATOR, TERROR, ENTER SHIKARI, NORTHLANE, ADRIFT, ARCHITECTS, ALCEST, VITA IMANA, LOST SOCIETY, LEGACY OF BRUTALITY, KILLUS y TEETHING

La segunda jornada del Resurrection Fest comenzaba con una meteorología diferente, con un Viveiro envuelto en niebla y un casi permanente orballo cayendo todo el día que afortunadamente no fue a más o si no habría podido afectar al fuego de RAMMSTEIN. Éste era el día grande del festival este año, con lo que la afluencia de público iba a ser mayor que en el resto de jornadas. Aún así no hubo agobios ni esperas mayores para bebidas y baños y la fluidez entre escenarios se mantenía. Sólo quedaba despejar las incógnitas entorno al show de RAMMSTEIN, único en España y que prometía ser memorable.

KILLUS

Killus - Resurrection Fest 2017El segundo día del Resurrection era el más predominante en sonidos industriales o sintéticos y eso se dejaba notar desde el primer momento en el escenario principal con la presencia de los españoles KILLUS poco antes de las 5 de la tarde, con su mezcla entre RAMMSTEIN, MISFITS y MARILYN MANSON. Afortunadamente la segunda jornada del Resurrection Fest no tuvo sol alguno, sino más bien niebla y orballo, con lo que sus maquillajes aguantaron el tipo. Bajo el telón de su último disco, y ante un cuarto del aforo del escenario, dieron un concierto bastante notable en el que sólo el excesivo volumen les hizo perder algo de efectismo.

Killus - Resurrection Fest 2017“The Last Passenger”, “White Lines” y “Darkness Of Crypt” fueron las elegidas para dar inicio, junto a un “Satanachia” que les hizo pedir un circle pit en el festival que según ellos tenía fama por hacerse los mejores pogos, con lo que el público tenía que demostrarlo. “Motherfuckingstein” era el momento de dar vida a esa nueva criatura en medio de ritmos electro. Fue aquí donde Supersixx se sacó de la entrepierna un CD de “Ultrazombies” y lo lanzó como regalo al público. “Dead Revolution” fue la siguiente, para deleite del público que no dejó de corearla, yéndose al primer disco de KILLUS con “Rape Your Dreams”.

Killus - Resurrection Fest 2017Al final tocaba “Ultrazombies”, donde Supersixx volvió a regalar un disco al público en esta ocasión pasándolo por la huevera del bajista Premutoxx, el cual también se llevó un sendo escupitajo del cantante que estuvo un buen tiempo resbalando alrededor de su cara sobre su maquillaje… Al final, y previa foto de la banda con todo el público con los cuernos en alto, llegaba “Feel The Monster”, donde más CDs del grupo volaron hacia el público. En general dejaron un buen sabor de boca, pese a que tener tanta luz por las horas del día a las que salieron, les resta bastante esencia.

Raúl Ureña

TEETHING

Teething - Resurrection Fest 2017 El viernes no sólo era el día de los sonidos industriales, también del Grindcore más clásico y para eso teníamos a dos bandas estrellas, los “padres” y los alumnos aventajados desde la capital de España, ambos en el mismo escenario pero con ocho horas de diferencia. Los padres eran NAPALM DEATH, que tocarían después de RAMMSTEIN a las 2 de la mañana. Los alumnos eran TEETHING, que a plena luz del día darían rienda suelta a su Grind heredero de la banda de Birmingham con el inquieto Luis al frente y Álvaro en la batería dándolo todo. Presentando su nuevo disco, “We Will Regret This Someday”, donde incluyen algunos de sus temas clásicos, salían en el Chaos Stage con su nombre y el engendro de la portada de su trabajo repartido entre amplificadores y fondo.

Teething - Resurrection Fest 2017Al principio el sonido estaba un poco saturado de graves, pero pronto consiguieron una buena ecualización y aunque un poco desubicados por el público que les veía, dieron un buen concierto preludio de lo que será su gira de presentación de este nuevo trabajo en otoño. Siempre contaré la anécdota de que en el Resu del 2016 llevaba una camiseta de esta banda y alguien que era conocido de ellos me saludó por este motivo, lo que me hizo decir que ojalá vinieran al Resu: un año después se cumplía mi deseo, comenzando su descarga con la buenísima “Subway Rat”.

Teething - Resurrection Fest 2017Entre los temas que cayeron de sus múltiples EPs y singles compartidos, destacaron “Setting Fires” o “Filipino Violence”, que no puede ser más heredera de NAPALM DEATH (de hecho el propio Luis hizo mención a que quería que ni dios se moviese después de RAMMSTEIN para ver a NAPALM DEATH de los que ya han sido teloneros en alguna ocasión). También cayó la cortísima “Mic Check”, las demoníacas “Hell Song”, “Donutshop Holocaust” y como no “White Cross Inversion” y cortes míticos como “Dear Marta” o “Catediggers”, además de otros temas que eran un no parar como “You And Your Fuckin Car”, “We Were Friends”, “Asshole Cancer” o “Take Me To A Doctor”.

Luis no hacía más que saltar y lanzar el micro al público o al suelo, lo que generaba cierto estruendo cuando lo hacía, y nos recordó que lo suyo era hacer “puto Grind”. Para mi gusto, aunque tengo predilección por el grupo, un grandísimo concierto.

Raúl Ureña

NORTHLANE

Northlane - Resurrection Fest 2017 Salvo ANNIHILATOR, el resto del escenario principal se repartía esta jornada entre el Metalcore y los sonidos industriales. En este primer ámbito, junto a ARCHITECTS, los protagonistas iban a ser los australianos NORTHLANE. Salieron aún de día, a pesar de que estaba nublado y medio llovía, lo que restó algo de ambiente a su actuación, especialmente a su guitarrista Josh Smith, con máscara en la cara (al igual que el batería, Nic Pettersen) y lentillas negras que le hacían tener todo el globo ocular oscuro. Bajo el telón con el nombre del grupo y un arsenal de teclados interpretados por el propio Josh, se ponían ante el público de Viveiro dispuestos a ofrecer su pasado más Metalcore y su presente más emotivo y accesible.

Northlane - Resurrection Fest 2017El sonido inicial era bueno, pero las voces limpias estaban bastante tapadas, lo que auguraba malos presagios para ARCHITECTS. El electrónico comienzo de su actuación no hizo precisamente mella entre el público, que estuvo bastante estático a pesar de la entrega de los miembros de NORTHLANE citados así como de Marcus Bridge, su vocalista, que no paró ni un momento. Tocaron temas de todo tipo, “Colourwave”, “Citizen” o “Rot”, donde Marcus dejó bien claro la procedencia del grupo. En mi opinión el sonido no llegó a ser notable nunca, las partes más Djent tapaban todo lo demás y el volumen excesivo dejaba los pasajes atmosféricos y melodías en irrisorias.

Northlane - Resurrection Fest 2017La introducción de teclados de “Savage” cambió un poco esta tónica, pero realmente no se pudo disfrutar de una buena ecualización hasta cortes como “Dream Awake” o “Dispossession”, donde Milovic y Deiley (muy activos), cambiaron sus respectivos instrumentos e incluso el propio Deiley se atrevió a decir algo en castellano. Al final “Intuition”, “Quantum Flux” y “Obelisk” pusieron el punto y final a una actuación buena, pero que ni por sonido, ni horas, ni público pasará a los anales de esta edición del Resurrection Fest.

Raúl Ureña

LEGACY OF BRUTALITY

Legacy Of Brutality - Resurrection Fest 2017 Sin tiempo para recuperarnos y a la carrera entre el escenario principal y el Chaos Stage, los asturianos LEGACY OF BRUTALITY empezaban su descarga de Brutal Death Metal no exento de melodía. Desde el principio, lo cual me sorprendió gratamente, el grupo sonó de fábula, tanto en las partes más enrevesadas y brutas como en las muchas melodías que tiene su música y que me recuerdan a THE BLACK DAHLIA MURDER en ocasiones. Incluso la voz de Simón García, muy comunicativo y feliz de estar allí, se escuchó perfectamente desde el primer momento, y eso que no paró ni un minuto a lo largo de toda la descarga. Además el entorno del escenario estaba repleto de gente y eso que aún no estábamos en las horas centrales del festival.

Legacy Of Brutality - Resurrection Fest 2017

Legacy Of Brutality - Resurrection Fest 2017Llevando camisetas de bandas clásicas (MERCYLESS, NIHILIST…), temas como “Rebirth Of The Ancient Cult”, con el que empezaron, “Under The Hammer Of Doom” o “Buried With A Brick In Mouth” sonaron como un compendio de Death Metal brutal de todos los tipos, tanto del otro lado del charco como de la vieja Europa. Todos se dejaban la piel, pero Simón acabaría tan exhausto que ya en este tercer tema pidió la ayuda del público porque, como él dijo: “ya estoy medio jodido, así que cuando yo no pueda cantar, cantáis vosotros”, todo ello en medio de un tema lleno de Groove. Con “Insanity Supreme” el público ya estaba en plena comunión con el grupo, pues hasta se puso a corear su nombre, lo que hizo que la banda asturiana se pusiera nostálgica al recordar que justo el día anterior se cumplieron diez años de su primer concierto, dando paso así a un tema nuevo, “Behind the Black Mirror”.

Legacy Of Brutality - Resurrection Fest 2017Con el poco tiempo que tenían, no podían andar con muchos entretenimientos así que después de este momento nostalgia anunciaron que tocarían los dos últimos temas, “Emperor Of A Dying Garden” y, como recuerdo a su pasado, “Beyond The Walls Of the Colosseum” si no me equivoco, más melódica y donde por momentos me recordaron como antes mencioné a THE BLACK DAHLIA MURDER. Era la primera vez que me enfrentaba a LEGACY OF BRUTALITY, pero la verdad es que la impresión fue muy grata y me hace estar atento sobre ellos en directo en el futuro.

Raúl Ureña

ADRIFT

A las 19:21, y con el orballo empañando un poco el ambiente festivo que se respiraba, nos acercamos al Desert Stage a ver a ADRIFT, banda madrileña de Metal Experimental, mientras ANNIHILATOR descargaba su adrenalina en el Main Stage. Por desgracia, esto se notó en el número de personas que acudieron a ver a los de la capital, quienes, al final, agradecieron la asistencia del público a su bolo.

Lo cierto es que, pese al escaso número de asistentes (para ser un festival, se entiende), a la banda no le falló la actitud en ningún momento, y dieron lo mejor de sí en un concierto que, pese a algunos problemas iniciales, fue de notable.

Repasando temas de sus dos discos en el mercado, “Black Heart Bleeds Black” y “Monolito”, como “The Soldier Of My Words” o “Mallet Man”, el concierto comenzó con un volumen bastante elevado, resultando a veces un poco estridente, sin que la voz se llegara a apreciar en toda su plenitud. Una vez solucionado a partir del segundo corte, todo fluyó a las mil maravillas, haciendo las delicias de los que allí se congregaron.

Laura Ruiz

ANNIHILATOR

Annihilator - Resurrection Fest 2017Los platos fuertes empezarían con ANNIHILATOR ya con el atardecer sobre Viveiro y el orballo más insistente. No obstante la banda canadiense era la más “atípica” del escenario principal en este día, por tener la propuesta más tradicional en cuanto a estilo se refiere. Jeff Waters debió de pensar lo mismo, porque los problemas técnicos de prueba de sonido que postergaron su salida casi diez minutos sobre el horario previsto (lo que redujo su actuación a 40 minutos, quitando parte del tiempo previsto a VITA IMANA) no le preocuparon lo más mínimo. Así a las 19.30 comenzaron con “Suicide Society”, y lejos de sonar perfecto, aquello tenía mucho trabajo por hacer: a Waters no se le oía y el bajo estaba muy alto, hasta que Waters empezó su sólo y nos dejó a todos sordos. Según avanzaba el tema la ecualización mejoró bastante, lo que me lleva a preguntarme si el retraso en el inicio fue real o indiferencia.

Annihilator - Resurrection Fest 2017Con la siguiente, que como dijo Waters, “algunos conocerán”, la cosa mejoró bastante. Era el turno de “King Of The Kill” y la verdad es que el sonido era ya casi perfecto y el público empezó a reaccionar con algún que otro circle pit, mientras que Aaron Homma ponía sus caras endemoniadas que daban auténtico miedo en los coros.

Annihilator - Resurrection Fest 2017

“Creepin’ Again” fue la siguiente, llevándose la palma “Set The World On Fire” con su pegadizo riff y sus ritmos adictivos, previa introducción bélica y con Waters pidiendo cantar al público. Ya estaba el concierto enfilado con “W.T.Y.D. (Welcome To Your Death)”, previa presentación por parte de Waters en donde señaló a un fan de la primera fila que llevaba una camiseta de EXCITER, lo que le llevó a ensalzar el Metal “old school”.

Annihilator - Resurrection Fest 2017La temática de drogas vino de la mano con “Second To None”, donde Homma ejecutó sus solos de forma muy inspirada, robándole protagonismo a Waters. En este punto Jeff era consciente de que tenían que recortar el setlist dado el retraso inicial así que optaron, en vez de tocar la habitual “Alison Hell”, algo que hacen concierto tras concierto, por otro tema menos habitual que el que suscribe agradeció: “Phantasmagoria”. Aún así quitaron parte de su tiempo a VITA IMANA que ya estaba esperando en el Chaos Stage a que los canadienses acabaran. De menos a más, me dejaron con ganas de verles en su próxima gira con TESTAMENT y DEATH ANGEL en diciembre.

Raúl Ureña

VITA IMANA

Vita Imana - Resurrection Fest 2017 Era el turno de otra banda madrileña, VITA IMANA, pero esta vez en el Chaos Stage. Este grupo de Groove Metal que lleva ya mucha carrera a sus espaldas, y se nota la profesionalidad, las ganas y el buen hacer con el que ejecuta cada uno de sus temas y conecta con el público desde el inicio.

Vita Imana - Resurrection Fest 2017La actuación comenzó con un poco de retraso, a eso de las 20:10 de la tarde, debido a que la banda precedente, ANNIHILATOR, se pasó unos minutos en su show, pero a la banda madrileña no le restó ni un ápice de ganas, y ejecutó a la perfección todos y cada uno de los temas previstos.

Vita Imana - Resurrection Fest 2017“La Intro Del Mal” dio paso a “Génesis”, donde la voz de Javier Cardoso comenzó un poco baja, mejorando ya en el siguiente corte, “Gondwana”, donde, de repente, el escenario se llenó de gente entre los Resukids y una serie de personas disfrazados de Darth Vader y Stormtroopers.

Vita Imana - Resurrection Fest 2017De nuevo la banda se quedó sola en escena, para ejecutar de este modo “Seis Almas”, “Romper Con Todo”, “Mi Camino” y “Un Nuevo Sol”, donde tuvieron algunos problemas con la batería. “Paranoia” fue la siguiente, donde Javier Cardoso animó al público a hacer un wall of death.

Vita Imana - Resurrection Fest 2017Le siguió “Quizás No Sea Nadie”, con ese estribillo que todo el mundo se pone a gritar y “Mentes” que puso fin a un concierto completo que los asistentes disfrutaron enormemente. Sólo echamos alguno de menos temas míticos como “Animal”, pero para ser un festival se les perdona por actitud y entrega.

Laura Ruiz y Raúl Ureña

ARCHITECTS

Architects - Resurrection Fest 2017 Al filo de las 21 de la noche hicieron su aparición los miembros de ARCHITECTS ante una audiencia que coreaba el nombre de la banda desde minutos antes. Sin introducción alguna, detonaron los primeros acordes de “Nihilist” y su encapuchado vocalista Sam Carter comenzó a cantar. Sin pausa y con algunos problemas en el sonido dieron paso a “Death Wish” ante un público que empezó a ponerse a tono.

Architects - Resurrection Fest 2017Continuaron con “These Colours Don’t Run”, en el que ejecutaron un parón para pedir en varias ocasiones al público un wall of death, que finalmente se llevó a cabo de manera caótica poniendo el broche final a uno de sus temas míticos.

Tras “Phantom Fear” se sucedió uno de los momentos álgidos de la actuación en el que, mientras sonaba “Devil Is Near”, Sam animó a los asistentes a realizar tres espectaculares moshpits al mismo tiempo, que abarcaron prácticamente todo el ancho del recinto.

Architects - Resurrection Fest 2017Tras la descarga de adrenalina y como introducción a “Downfall”, salió a relucir la parte más socialmente comprometida de la banda mediante una dura crítica a las políticas de recortes llevadas a cabo por el gobierno británico, que finalizó con un sonoro “Fuck You!” que buena parte del público y los miembros del grupo dedicaron a la primera ministra Theresa May. Con los asistentes ya entregados se sucedieron “Grave Digger”, “Gravity” y “Naysayer”, en el que mostraron su apoyo a sus amigos y componentes de NORTHLANE.

Ya en la recta final de su actuación, “A Match Made In Heaven” sirvió como preludio a un emotivo final en el que con los primeros acordes de “Gone With The Wind”, recordaron a Tom Searle, antiguo guitarrista fallecido hacía casi un año a causa de un cáncer.

Architects - Resurrection Fest 2017A pesar de problemas puntuales con el sonido del micrófono y un espectáculo de iluminación deslucido por la claridad diurna, ARCHITECTS demostró contar con un directo sólido y una experiencia sobre los escenarios que les permitió completar una actuación correcta aunque sin muchos alardes.

Vanessa Madrid

TERROR

Terror - Resurrection Fest 2017 Con el solapamiento de horarios entre el escenario principal, el Chaos y los secundarios y temáticos Ritual y Desert, se hacía difícil cubrir otros conciertos, pero había uno que no quería perderme y era el de TERROR, enganchados entre otras dos luminarias del Hardcore como eran WISDOM IN CHAINS y DEEZ NUTS. Sin disco nuevo bajo el brazo, más que un EP reciente, uno podía aventurar una concatenación de clásicos y así fue, con presencia de invitados incluida que hizo que el concierto de TERROR fuera de lo más memorable de todo el festival, con un sonido altísimo, pero ecualizado a la perfección que a este que suscribe le hizo pegar saltos como un loco en algunos momentos.

El inicio fue “Your Enemies Are Mine” y de ahí en adelante aquello fue un no parar de pogos, stage diving, circle pits y saltos, ante una carpa repleta, como bien puso sobre el tapete la siguiente, “Stick Tight”, en donde hasta yo me contagié del movimiento masivo del público. Prosiguieron con “Overcome” y la fiesta no decayó con más circle pits y los coros cantados por todos los asistentes, seguida por “The Solution” y una bestial “Return To Strenght” donde Scott Vogel, el más activo junto a Matt Smith, nos preguntó que si todo el mundo lo estaba pasando bien y acabó lanzando el micro al público, con el consiguiente esfuerzo por recuperarlo tirando del cable.

Terror - Resurrection Fest 2017“Spit My Rage” hizo que todos levantaran los puños y saltaran, al igual que “Out Of My Face”, en donde se podía ver la parte de atrás del escenario llena de gente de las otras bandas que habían tocado en el Ritual Stage. De hecho en los temas sucesivos se subieron cantantes del resto de grupos a colaborar con Vogel, como los cantantes de DEEZ NUTS y el de WISDOM IN CHAINS, haciendo que aquello fuese una fiesta plena de Hardcore de vieja escuela. La locura se despertó de hecho con “One With The Underdogs”, como el propio Vogel confesó al decir que les encantaba esa locura y que todo el mundo estuviese feliz y le diese trabajo a la gente de seguridad.

Terror - Resurrection Fest 2017La parte final de la actuación no fue menos energética con “Always The Hard Way”, “The 25th Hour” y “No Time For Fools”. Sólo molestaba una pelotita de goma que no dejaba de volar sobre el público y que en más de una ocasión les cayó a los técnicos de sonido de la mesa de la carpa. Para acabar la tríada “You’re Caught”, “Keep Your Mouth Shut” y, cómo no, “Keepers Of The Faith”, haciendo que aquello no dejase de ser una locura y a mí personalmente dejándome la mejor sensación del día en cuanto a energía y entrega sobre el escenario.

Raúl Ureña

ENTER SHIKARI

Enter Shikari - Resurrection Fest 2017Las primeras filas del escenario principal ya estaban copadas por la gente que quería ver a RAMMSTEIN, así que ENTER SHIKARI se enfrentó seguramente a más público del que realmente los quería ver. El problema fue que Rou Reynolds no tuvo su día en cuanto a problemas técnicos se refiere y teniendo que cambiar hasta tres veces de micro durante su actuación, además de otras incidencias con el sonido de los pregrabados y las partes electrónicas, la actuación de los ingleses dejó bastante que desear. Los ENTER “SHAKIRA”, que algunos decían entre el público que no les conocía o directamente no les gustaba.

El concierto, visualmente, fue muy atípico respecto al resto. Luces de tono azulado o con ráfagas, un telón futurista y el propio logo del grupo en los bombos de la batería, unido a una vestimenta muy ochentera a lo KRAFTWERK de sus miembros (de hecho el propio batería, Rob Rolfe en un momento hizo gestos robóticos como los de la banda alemana). Así comenzaron con “Solidarity”, donde ya estaban presentes los pregrabados y “Sorry, You’re Not A Winner”, donde ya fue evidente que apenas se le oía a Reynolds con su micrófono, que el técnico cambió sin que se diera ni cuenta. “The Last Garrison” fue la tercera en discordia, hablando un poco por primera vez, pues no estuvo muy comunicativo.

Enter Shikari - Resurrection Fest 2017“Juggernauts” siguió la tónica futurista, con Reynolds desdoblándose en voz, teclados, guitarra y todo lo que su crew le ponía encima, mientras que “Destabilise” volvió a suponer un nuevo fallo en el micro de Reynolds, teniendo que usar en su lugar el de su compañero en la guitarra Rory Clewlow. Un nuevo saludo, esta vez en castellano abrió “Radiate”, con mejor sonido, así como “Torn Apart” que sonó bastante bien para disfrute de los falsetes y melodías vocales que llenan el tema, acabando con Rob Rolfe subido a su set de batería. La corta y alocada “The Paddington Frisk” fue el preludio de la conocida “Mothership”, una de las que más elementos electro tiene.

El final de la actuación de los ingleses vino con “Hoodwinker”, con Reynolds más agresivo tanto en su voz como en sus movimientos, “Anaesthetist”, con todos esos elementos electro y fraseos rapeados que tiene y donde Rolfe actuó como un robot detrás de los parches y el final de “The Appeal & the Mindsweep II”, que resumió una actuación accidentada que no aprovechó la oportunidad de tener enfrente público que les iba a ver a ellos pero también otros que “pasaban por allí” de camino a RAMMSTEIN. En estudio es una banda original, con muchos elementos atípicos y casi hasta contradictorios que se dan la mano y funcionan. En directo planos y a merced de la técnica, prescindibles.

Raúl Ureña

ALCEST

Arriesgada apuesta la del Resurrection Fest con ALCEST, un grupo que estilísticamente está alejado de casi todo lo que ofrece el festival y cuya discografía ha dado varios bandazos musicales. Pisaban los franceses el Desert Stage, además, poco después de caer la noche y con solo ENTER SHIKARI tocando a la vez. No es un grupo para todos los gustos, pero aprovechó excelentemente la oportunidad.

Salió Neige al escenario con una camiseta de SLOWDIVE, toda una declaración de intenciones, y, como cabía esperar, centraron su actuación en sus últimos trabajos. Si bien “Kodama” me parece una obra menor dentro de su discografía, hay que reconocer que en directo esos temas suenan increíbles, con una mezcla de intensidad y belleza que no consiguen transmitir en estudio. Abrieron el concierto con el tema título de su último trabajo, nueve minutos de magia en los que los cuatro componentes mostraron lo que desarrollarían durante el resto del concierto: elegancia y sobriedad. No hacía falta movimiento, ni apenas adornos: las cadencias repetitivas, las guitarras inundadas de efectos y una base rítmica suficientemente flexible como para pasar de la calma a la tempestad, eran suficiente para emocionar a los seguidores del estilo. Como pega, la gran lacra del Metal en los últimos años, tanto teclados como algunas pistas de voces iban pregrabadas, pero en un agradable segundo plano.

Con “Percées de Lumiere” volvieron a uno de sus mejores discos, “Ecailles De Lune”, uno de los mejores momentos del festival para el que escribe, y otra sorpresa vino de “Shelter”, su anterior disco, en el que ALCEST simplemente metalizaba un poco el estilo de los SLOWDIVE del “Souvlaki”: una “Délivrance” que sonó hipnótica, de nuevo mucho más intensa que en el plástico.

Gran sorpresa la de ALCEST y un acierto por parte de la organización del Resurrection Fest traer a un grupo tan distinto, pero que cuajó entre un sector del público que no era el suyo.

David Muñoz

LOST SOCIETY

Lost Society - Resurrection Fest 2017 Si le preguntamos a los metaleros del Resurrection cual fue su concierto preferido de este día, todos te dirán sin lugar a dudas que el de los finlandeses LOST SOCIETY. Siendo objetivos, lo tenían como se dice en mi pueblo “a huevo”. Ya muchos estaban colocados para ver a RAMMSTEIN y los que no se querían meter en el “meollo” de la cuestión los tenían a tiro de piedra para verles. Además de los que verdaderamente les querían escuchar. Esto hizo que delante del Chaos Stage hubiese una multitud plena para escuchar los 45 minutos que estuvieron los thrashers sobre el escenario, y dejando a un lado la atropellada salida, con un sonido caótico, de “Braindead”, el resto fue, sin duda, de lo mejor del día (en cuanto a música se refiere, dejaremos espectáculo a un lado).

Lost Society - Resurrection Fest 2017“KILL (Those Who Oppose Me)” fue la siguiente con ese inicio Speed con la batería a todo trapo y todos ellos moviéndose de un lado a otro. De hecho LOST SOCIETY es todo lo opuesto a una banda finlandesa. Nada de flema, nada de mundo interior rico, todos ellos y especialmente Samy Elbanna muy efusivos y no parando un minuto quietos, amén de muy comunicativos. “Hollow Eyes”, más Groove a lo EXODUS y tranquila fue la siguiente, dando gracias por la asistencia y avisando que aquella noche estaba siendo brutal y lo sería aún más, como “Terror Hungry” puso sobre el tapete con su mezcla de Groove y velocidad y circle pits por todas partes.

Lost Society - Resurrection Fest 2017La juventud insultante de estos chicos y su humildad, diciendo que estaban encantados en su primera vez en España, les augura futuro en la escena y de hecho se metieron cada vez más al público en el bolsillo como con los solos doblados iniciales de “Rage Me Up”, un tema de lo más completo, con coros, cambios de ritmo que invitan al headbanging y un final a toda velocidad. “I Am The Antidote”, más cabeceante sirvió de relajo para “N.W.L.”, donde se pidió el consabido wall of death y finalmente, previo solo de batería de Ossi Paananen, con algún atisbo medio Funk, “Riot”, con todo el mundo dando saltos con sus ritmos crossover y después de pedir que la gente se agachara. Junto a TERROR, de lo mejor de la jornada, dejando espectacularidad a un lado…

Raúl Ureña

RAMMSTEIN

Rammstein - Resurrection Fest 2017
© Resurrection Fest

Hablar de RAMMSTEIN significa hablar de meticulosidad y perfección. Podrá gustar más o menos su música o su actitud en escena, pero lo que es innegable es que todos y cada uno de sus conciertos carecen de fallos y siempre resultan espectaculares, con todo controlado al milímetro. Para algo son alemanes, ¿no?

A este aliciente se le añadía otro más, que hacía que el concierto de este Resurrection Fest fuera especial: era el único show en España, con un espectáculo que hacía tiempo no se veía. Por eso, fue el concierto más multitudinario de todo el festival, porque nadie quería perdérselo. Desde luego, no hubo lugar al arrepentimiento durante el concierto. Fue impresionante, así de simple, aunque también se podría calificar de “atípico” por la sorpresa final que tuvimos al hacer un bis inesperado que nunca antes habían interpretado en España, lo muy comunicativo que estuvo Till Lindemann y por la solución por la que optó la organización del Resurrection Fest para dar soporte a los efectos pirotécnicos.

Con una cuenta atrás reflejada en las pantallas de los lados y sobre la lona que cubría el escenario, la banda alemana apareció en escena tocando “Ramm 4”, un popurri de todos sus temas, con Lindemann vestido de blanco y Christian Lorenz ataviado del mismo modo y unas gafas a lo steampunk, sin andar, en ese momento, por la cinta tan característica que acompaña a sus teclados.

“Reise, Reise” siguió la estela de su predecesora, sin espectáculo de fuego, pero con luces fluorescentes que subían y bajaban del escenario, y Lindemann con un mono negro. El tercer corte fue “Hallelujah”, seguido de “Zerstören”, donde Lindemann se embutió en un traje de operario de tren con gabardina y gorra, gabardina que, al final de la canción, desabrochó, descubriendo sobre su pecho una bomba que, lógicamente, explotó. El espectáculo no cesaba. “Keine Lust” desplegó los cañones de humo, y “Feuer Frei” mostró los cohetes en el estribillo, convirtiéndose al final tanto Lindemann como Richard Kruspe y Paul Landers en hombres lanzallamas, consiguiendo que la gente estuviera, una vez más, a los pies de los alemanes.

Rammstein - Resurrection Fest 2017
© Resurrection Fest

El ritmo bajó a continuación con “Seeman”, donde Riedel permaneció durante todo el tema sentado en una plataforma elevada, pero en seguida subió la intensidad del concierto con “Ich Tu Dir Weh”, momento en el que Lindemann aprovechó para tratar y arrastrar a Lorenz como un perro, en lo que viene siendo ya una rutina en los conciertos de la banda, metiéndolo esta vez en una bañera para salir, tras prenderle fuego, vestido con un traje de lentejuelas y empezar, ya sí, a andar por su cinta. “Du Riechst So Gut” levantó al público del suelo, y “Mein Herz Brennt” asombró a los asistentes cuando al final, Lindemann, encendió una bengala en su corazón haciendo honor al título de la canción.

Rammstein - Resurrection Fest 2017
© Resurrection Fest

La energía del concierto iba in crescendo. “Links 2-3-4” fue el siguiente corte, y a continuación tocaron “Ich Will”, donde por primera vez y en español Lindemann se dirigió al público con un “levanten las manos” en cuasi-perfecto castellano, lo que fue, cómo no, debidamente coreado. Otro de los momentazos de la noche llegó con “Du Hast”, donde una bengala recorrió desde el escenario hasta una torre situada frente a la mesa de mezclas, prendiendo e iluminando todo, lanzando llamaradas de fuego al son de la música en el estribillo. Eso sí, el hecho de que las torres donde estaban colocados los efectos de fuego fueran amarillas restaba algo de espectacularidad y daba sensación de ser solución “improvisada”. En cualquier caso, sin duda alguna, “Du Hast” es el tema estrella de la banda.

“Stripped”, con Lindemann haciendo que vomitaba en una bañera, puso fin a la primera parte del concierto. Pero todavía quedaban sorpresas, la banda alemana no se iba a ir así como así de España. Por eso, en un breve lapso de tiempo regresaron con “Sonne”, en la que el fuego nuevamente salía desde las plataformas de los lados del escenario y frente a la torre de sonido; “Amerika”, que de nuevo levantó al público del suelo y les enloqueció cuando en el estribillo final se oyó un “we’re all living in España”; y “Engel”, donde Lindemann se convirtió en un ángel de hierro, siendo elevado con unas alas en lo alto, alas que disparaban petardos y fuego a ambos lados. Un espectáculo que hacía años no retomaban y que nunca habían traído a España. Espectacular.

Rammstein - Resurrection Fest 2017
© Resurrection Fest

Cuando parecía que ese era el fin de fiesta, puesto que se despidieron con un “Los queremos, gracias”, los alemanes tenían otra sorpresa preparada y al grito de “¿quieres mas?”, sonaron las trompetas de “Te Quiero, Puta”, que no habían interpretado hasta ahora en España, durante la que el público, ya sí, se quedó sin palabras y solo se dedicaba a disfrutar y a gozar de ese fin de fiesta que, de manera totalmente inesperada, los alemanes habían preparado.

Con un Lindemann mucho más dicharachero y comunicativo que la última vez que pudimos disfrutar de la banda en España, RAMMSTEIN dio un conciertazo de 10, y ciertamente, todos los que allí estuvimos nos sentimos afortunados por haber podido formar parte de ello. Esperemos no tardar demasiado en verles por nuestro país.

Laura Ruiz y Raúl Ureña

 


 

Fotografías: Enrique Herrero y Resurrection Fest (RAMMSTEIN)


 

Crónica del primer día del Resurrection Fest 2017: Anthrax, Dropkick Murphys, Airbourne

Crónica del tercer día del Resurrection Fest 2017: Rancid, Sabaton, Mastodon, Arch Enemy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here