AGALLOCH - The Serpent And The Sphere

0

Hablar a estas alturas de AGALLOCH es hablar de unos dioses disfrazados de humanos. Genuinos y únicos. Unos maestros de alta gama que sobresalen de la mediocridad mundana con una pericia sublime. Este nuevo disco vuelve a marcar la brillantez de una discografía plagada de publicaciones de una calidad al alcance de pocos, muy pocos. Su música se queda corta de elogios y de adjetivos que definan el cariz real de los de Portland. AGALLOCH es exclusivo, singular, inimitable. "The Serpent & The Sphere" también lo es.

La diosa fortuna ha querido que este grupo ya sea de culto. El silencioso trabajo sin equivocaciones, ha dado paso a esas composiciones tan sumamente deliciosas que han dejado disco tras disco. Escuchar algún trabajo, ya sea EP o larga duración, es sumergirte en un lugar divino, privilegiado, para unos pocos. El concierto que ofrecieron en Madrid hará casi un año, pude comprobarlo. El talento que desprenden cada uno de los músicos que lo componen es impactante. Pero, tanto en el escenario como en disco y sin menospreciar el oficio de su compañero de viaje Dan Anderson, Jason William y Aesop Dekker, predomina la figura de John Haughm, el verdadero alma mater de la banda de Oregon. Un talento magnífico, excepcional y sorprendente que, ejercicio tras ejercicio, vuelve a dejar claro de lo que es capaz de hacer y cómo superarse.

En lo que atañe a “The Serpent & The Sphere”, AGALLOCH ha vuelto, o mejor dicho, nunca se ha ido. Hay quienes piensan que la inclusión de un bateria más metalero fue el causante que su disco anterior, "Marrow Of The Spirit", no estuviese a la altura de su grandioso repertorio de trabajos. Personalmente su anterior obra, como el resto, hay que saber exprimirla al máximo. No quitaría ni un ápice de segundo transcurrido y creo que siguen esa estela tan maravillosa que crean entre compases. No obstante también soy de la opinión que no llegan a la altura de este trío tan jodidamente perfecto que son "Pale Folklore", "The Mantle" y "Ashes Against The Grain".

 

El disco empieza con “Birth And Death Of The Pillars Of Creation” un tema largo, lento y denso, que hacía la mitad de la misma no aparece a desgarradora voz de Haugham. Un tema cercano al Post Rock coqueteando con el Doom él cual va diluyéndose con serenidad a medida que pasa los minutos, dando paso a la instrumental “(Serpens Caput)” la primera de esa trilogía de temas instrumentales que contiene "The Serpent & The Sphere". Este primer pasaje instrumental continúa con la tranquilidad final de la canción anterior abriendo la puerta al tercer corte del álbum “The Astral Dialogue”, un tema puramente del estilo de AGALLOCH con esa melodía tan propia de ellos y una velocidad media que, en este ocasión, suena muy metálica gracias al doble bombo de la batería de Aesop Dekker. En el disco anterior, con el reemplazo de batera, pude leer críticas sobre que el cambio en esta posición fue el punto final (o seguido a peor) de la banda. Para mí no lo ha sido. Ahora sólo tiene un matiz distinto y en este tema se puede notar. El disco suena compactado al resto de instrumentos siendo algo más agresiva la batería pero siempre sin olvidar ese juego de riffs y voces que pululan de aquí para allá.

La aplastante y voraz batería puede seguir notándose en “Dark Matter Gods”, un tema amplio que vaga entre mundos con una solidez infinita. Y es que según aumentan los minutos, sigues metido en él como desde el primero minuto. Una atmósfera cuidada y elegante como se demuestra en este tema y, por ejemplo, la que acompaña a ésta “Celestial Effigy”. Un comienzo pausado donde predomina la los fragmentos folk añadidos a esa estela que deja la etiqueta post-, que hacia el centro de la misma la rapidez dirigida hace que la voz vuelva a aparecer con fuerza y energía, terminando con un riff que paulatinamente va acabándose. “Cor Serpentis (The Sphere)” continúa con la saga de las instrumentales que contiene este disco, parecida a la anterior algo más larga. “Vales Beyond Dimension” es otro corte donde predomina el Doom atmosféricoy el Post Rock a ratos discordantes con riffs propios correspondientes al Black Metal con un inicio que me recuerda más a un Doom Death primitivo de la escuela sueca. Melancólico y preciso. Esencial y exclusivo.

El aura melancólica que deja el tema anterior vuelve a germinar en “Plateau Of The Agescon ese prolongado y pulcro que empieza a modo de introducción pero que empieza a moverse como pez en el agua explayándose a lo ancho del minutaje. Una oda a la música. Aunque sea un tema netamente instrumental no lo considero como puede ocurrir con el cierre del disco “(Serpens Cauda)” que termina con esta trilogía folk: (Serpens Caput), Cor Serpentis (The Sphere) y (Serpens Cauda); que tras escucharla detenidamente empiezas a comprender que en realidad es un solo tema aparte sin omisión a esa función de intro que tienen.

Dicho todo esto, el disco tiene que escucharse varias veces para ser captado a la perfección, si es que es posible. Y es que el verdadero aspecto de “The Serpent & The Sphere” no deja nada en el tintero. Ningún interrogante, AGALLOCH es único, atípico en el amplio gremio del Metal que se expande más allá de los límites establecidos.

 

Nacho Martín

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí