Crónica de KREATOR, ARCH ENEMY y HELL en Madrid

El pasado sábado 29 de noviembre volvimos a repetir un fenómeno demasiado habitual en Madrid en cuanto a los conciertos, y es el horario restrictivo que obliga a los teloneros a actuar a una hora demasiado temprana. Sí, volví a perderme al primer grupo, en este caso DRONE, aunque sí puede ver a HELL de nuevo, y a los protagonistas de la noche: ARCH ENEMY y KREATOR.

HELL

hell-madrid-2014-1

HELL tiene una actividad frenética desde la publicación de su primer álbum y su continuación, dos obras de un nivel fastuoso. En media horita justa los de Nottingham, con mucho volumen pero poca claridad en la voz de David Bower, desgranaron pocas canciones. Todo empezó con "The Age Of Nefarious" y la banda en su formato habitual, disfrutando de todo el dinamismo que el espacio sobre el escenario de La Riviera les ofrecía, lo cual enriquece el concierto.


hell-madrid-2014-2

Lo de HELL es la teatralidad. Bower, ahora más musculado que en anteriores ocasiones, sigue con su micro adosado a la corona de espinas, pudiendo así gesticular mejor y transmitir más. Y volvimos a tener fustigación de su espalda, pero el cuidado aspecto lúgubre de los otros músicos también contribuye a dotar de más sustancia a los temas ocultistas sobre los que versa su música. Da igual que sea un festival a pleno sol o un microconcierto como el que ofrecieron de treinta minutos, la propuesta estética es innegociable.

hell-madrid-2014-3


"The Oppressors", "Blasphemy And The Master", "End Ov Days" y "On Earth As It Is In Hell" fueron las otras cuatro canciones que los británicos pudieron tocar ante un público, todo hay que decirlo, que desconocía a esta maravillosa banda. Cierta frialdad es la que recibió el grupo, aunque poco a poco aquello cogió otro color, pero el buen rollo se cortó de golpe con la quinta canción. Una pena, pero quizá la calidad compositiva sorprendiera a varios de los asistentes a la actuación de HELL, y pudiera ser que se viera fomentada su fama y reconocimiento entre el el público madrileño.

hell-madrid-2014-4

Además de todo el impacto visual que pudiera causar entre aquellos que desconocían al grupo, como instrumentistas van bastante sobrados. Volvimos a ver a un Andy Sneap demostrando que es tan buen guitarrista como productor, a pesar de los años transcurridos desde SABBAT. Lo mismo se puede decir de Kevin Bower, quien tiene la decencia de seguir tocando los teclados en directo en vez de dispararlos desde la mesa de sonido, aunque un sonido empobrecido redujera su impacto en la actuación. Una pena, se habría visto muy realzado su show de haberse escuchado mejor tanto este instrumento como la banda en conjunto, algo parecido a lo que aconteció en el pasado Leyendas del Rock.

hell-madrid-2014-5


ARCH ENEMY

Después de HELL vino ARCH ENEMY, y que podría decir... su show fue apabullante. Debo explicar que no soy un seguidor acérrimo del grupo. Me gusta, pero no conozco en profundidad toda su discografía, ni me apasiono con facilidad con sus canciones. Entiendo todo el follón montado a raíz del abandono sufrido por los fans de Liiva tras su marcha, la "comercialización" de su estilo y todo lo que vino después con Gossow y ahora con White-Gluz, pero viendo lo bien que suena el grupo no puedo sino decir que las decisiones de Michael Amott y compañía hasta el momento han sido acertadas.

arch-enemy-madrid-2014-1

Curiosamente, los suecos sonaron mejor que KREATOR, con mayor claridad y nitidez, y con eso y un poco de actitud, sumado a que el foso estaba hasta arriba de sus incondicionales, se transformó La Riviera en una fiesta total. Los visuales en la pantalla al fondo del escenario también pusieron su granito de arena, con esos dos proyectores gigantescos que dotaban de mayor espectacularidad a cada interpretación.

arch-enemy-madrid-2014-2


Empezando con "War Eternal", "Ravenous" y "My Apocalypse" ya tenían casi todo hecho. Material nuevo con clásicos se fueron sucediendo, sin lugar para la sorpresa. A la altura de "You Will Know My Name" y "Bloodstained Cross" también me quedó claro que el recién incorporado Jeff Loomis se ha aprendido sus partes a fondo y parece que llevase metido en ARCH ENEMY varios años en vez de varias semanas. Imagino que su talento como guitarrista le ayuda a integrarse en la maquinaria y, si acaso se notó su presencia, fue para bien. "Under Black Flags We March", "As The Pages Burn" y "Dead Eyes See No Future" cayeron como trallazos. Las guitarras estaban afiladísimas en los solos, cristalinos, y los riffs iban plenos de potencia y muy claros.

arch-enemy-madrid-2014-3

A todo esto, Alissa aguantaba todos los temas sin inmutarse. La chica volvió a dejarme la sensación de que tiene una voz un tanto extraña, que no le pega con ese cuerpecillo atlético del que hace gala, aunque mientras le aguante la garganta no le voy a poner demasiadas pegas a sus berridos. De acuerdo, quizá emplee unos registros que no sean los ideales para los suecos, pero hay que aceptarlo porque parece que se va a quedar una temporada.

Gustará más o menos, pero tiene una vocalización aceptable y se pueden seguir las canciones sin apreciar destrozos, así que con esta segunda actuación que veo de esta muchacha, creo que ha demostrado que está a la altura técnicamente, y en ganas es imposible que la supere nadie. Pura actitud.

arch-enemy-madrid-2014-4

ARCH ENEMY finalizó su tremendo show con "No Gods, No Masters", "We Will Rise" y "Nemesis", poniéndole las cosas harto difíciles a la leyenda germana. Salir a tocar después de estos tíos no iba a ser fácil, porque aunque las comparaciones sean odiosas, no van a dejar de existir. Al final los thrashers alemanes pudieron corregir ligeramente sus problemas de sonido (que ahora contaré) y eso les salvó de la quema, pero estuvieron a muy poquito de verse apalizados por ARCH ENEMY, y creedme que me duele en el alma tener que escribir palabras tan duras como estas, aunque se debiera más a circunstancias ajenas que al cuarteto de Essen.

arch-enemy-madrid-2014-5

KREATOR

Tras retirar del escenario todo el equipo de los suecos, se empezó a colocar una serie de paneles ilustrados con motivos de la mascota de KREATOR en los laterales, revelando en el fondo del escenario dos sets de luces extra que acompañarían su actuación. Empleando a fondo los cañones proyectores, el show era visualmente muy bueno aunque, todo hay que decirlo, mejorable en algunos sentidos.

La introducción al concierto se realizó con imágenes sobre la creación de la vida y la evolución de la misma, con referencias a la propia historia y discografía de KREATOR (incluyendo hasta una mantis religiosa, pero de "Renewal" no hubo nada de nada) hasta llegar a la cumbre, la "inteligencia humana", finalizada con una explosión nuclear que ya dió paso a "Violent Revolution". Toda la expectación creada con la cuestión visual se vino abajo de un plumazo. La penosa ejecución de esta canción, en un tempo e intensidad por debajo de lo que debiera ser, me dejó tan frío y asustado que no entendía lo que estaba pasando. KREATOR sonó lento, torpe y sin feeling alguno en esta primera canción, acompañado además de un sonido ridículo que parecía reírse de los 35 euros que costaba la entradita de marras.

kreator-madrid-2014-2

Daban ganas de saltar a la mesa de mezclas, al propio escenario y pedir que empezaran otra vez el show, y que se pusieran de acuerdo para hacer sonar aquello como es debido. Lamentablemente esto no era posible y había que quedarse con cara de bobo mirando como se intentaba mejorar el desastre absoluto que supuso el inicio del concierto.

"Civilization Collapse" y "From Flood Into Fire" enderezaron la ruta en el sentido de la velocidad y fuerza, pero la necesaria claridad de sonido no aparecía por ningún lado. De hecho, uno de los platos de Ventor se colaba una y otra vez por el sistema de amplificación a un volumen absurdamente alto, tapando otros elementos de su propia batería y otros instrumentos. En las partes rápidas ya no digamos, un despropósito, una carencia total de equilibrio entre los instrumentos que hacía difícil reconocer los riffs. Eso mató al grupo, un asunto que ellos no podían manejar y los técnicos que tenían que hacerlo no fueron capaces.

La dantesca situación se terminó de arreglar, por decirlo de algún modo, con "Extreme Agression" y el confeti lanzado, algo que era totalmente propicio para un concierto de Thrash Metal. Y ya no se superó ese nivel, tocaba conformarse con un sonido mediocre, tirando a bueno a ratos, que no le hacía justicia a KREATOR... y que además por desgracia ya no suena a día de hoy como lo hacía en aquellas bestiales apariciones en festivales durante la década pasada. La bajada de velocidad se notaba en algunas piezas, y esto hubiera sido perdonable si al menos hubiera sonado con la calidad requerida para una leyenda y más en una gira así, donde a la mínima te comen la tostada, en este caso ARCH ENEMY.

De "Phobia" (una de las que sí me recordó a su mejor época en vivo) en adelante el concierto se mantuvo en un nivel de forma notable. "Enemy Of God", que estuvo dedicada con todo el cariño del mundo a los políticos y a las putas religiones que enturbian el mundo, "Voices Of The Dead" y "Endless Pain" funcionaron de maravilla, con Petrozza dejando constancia de que tiene un estado de voz envidiable. No sé si es que ha vuelto a encontrar el punto a sus cuerdas vocales, pero al menos a estas alturas de la gira estaba pletórico.

kreator-madrid-2014-3

El buen rollo que estaba alcanzando se frenó otra vez con una irreconocible "Suicide Terrorist", que me cortó de nuevo la conexión que trataba de establecer con la banda. Su interpretación quedó arruinada por completo, con más ruido que otra cosa. Esos picos y valles me metían y me sacaban de la actuación una y otra vez, desconcentrándome y no permitiendo disfrutar de la música, porque no sonaba en buenas condiciones. Aún así y en general, la gente se lo estaba pasando pipa.

Hay que destacar que durante "Voices Of The Dead" se proyectaron múltiples imágenes de algunos de nuestros héroes del Rock y del Metal que ya pasaron a mejor vida, como Bon Scott, Chuck Schuldiner, Paul Baloff, Phil Lynnot, Scott Columbus, Jeff Hannemann, Dimebag Darrell, Peter Steele o Clive Burr entre muchos otros.

Quedaba por delante aún bastante chicha que cortar, y menos mal que fue así, porque se pudo diluir la pesadilla vivida durante los primeros minutos del concierto, aunque en general el público estaba respondiendo con absoluta devoción a KREATOR y no parecía percibir o pasaba por alto los despropósitos que se sucedían, uno tras otro. Los cuatro daban de si todo lo que podían, pero las cosas no estaban saliendo del todo bien por el sistema de amplificación, desluciendo su esfuerzo. "Phantom Antichrist", "Impossible Brutallity", "Hordes Of Chaos" y "Pleasure To Kill", con Petrozza insistiendo en montar un circle pit a toda costa, dieron paso al descanso habitual.

Después de haberme sorprendido con una camiseta en el puesto de merchandising que tributaba al arte de "The Number Of The Beast", no me imaginaba que se dedicaran a hacer la mascadísima versión de IRON MAIDEN dentro de su set, pero sí, así fue. Bien tocada, correcto, pero anticlimática en un punto del concierto donde KREATOR se lo estaba llevando de calle con la masa del público entregadísima, y con un servidor que ya había logrado enchufarse y vibrar con los germanos. Después de tantas vicisitudes sufridas bajo la aberrante palmera que reina en mitad de La Riviera, hacer un cover no parecía la mejor opción, pero estaba en el guión y había que seguirlo.

kreator-madrid-2014-4

El final volvió a ponernos en nuestro sitio, un buen sopapo a manos de "Warcurse", "People Of The Lie" y "Flag Of Hate", como siempre empalmada con la endiablada e ineludible "Tormentor". En definitiva, esta velada fue mejor que el desastre orquestado en su anterior visita a la infame sala Penélope, pero es que no era difícil de superar. KREATOR se desfondó, dio tralla (aunque con altibajos, miedo me da que no se recupere la velocidad de ciertos temas...) y defendió bastante bien su nombre, pero se vió superado por el factor sonido, muy por debajo de su categoría como músicos y del peso de su nombre en la historia del Thrash Metal.

Por otra parte, si bien el show ofreció algunas cosas de lo más interesantes a nivel "pirotécnico" (chorros de gas en la primera línea del escenario y una especie de lanzallamas portátil que también tiraba humo blanco en manos de Petrozza) y visual (las ilustraciones de portadas recreadas de tal modo que se movían y recibían cierta tridimensionalidad) también presentó otras facetas que rozaban lo ridículo. Ese confeti y algunas de las luces colocadas en fondo del escenario no cuadraban para nada en la filosofía de caos, ruptura con el orden establecido y revolución que propugnan las letras de KREATOR. Creo que en ese sentido sus actuaciones podrían estar mucho mejor dirigidas, aunque para gustos los colores.

kreator-madrid-2014-5

En cuanto a las canciones elegidas, son tantísimas las piezas posibles para hacer un concierto representativo de su carrera que, sinceramente, no habrá nunca nadie contento al cien por cien. Clasicazos como "Riot Of Violence" o "Renewal", y piezas menos manidas de su etapa moderna como "Replicas Of Life" o "Destroys What Destroys You" podrían solicitarse. No haré sangre de esto excepto por la versión, que sustituida por un tema propio hubiera tenido más sentido.

Dicho esto y agradeciendo su esfuerzo y entrega, hay cosas que KREATOR puede mejorar para recuperar su mejor estado de forma. Habiendo dejado en mi una sensación de notable, sé que aún puede ser de sobresaliente corrigiendo esos defectillos de tempo que "le han salido" (falta velocidad en algunos temas) y teniendo más suerte o contando con un momento más propicio en aquellos aspectos que están fuera de su control.

 

Crónica: Carlos Herrero

Fotos: Carlos Clayman

Artículo anteriorNIGHTWISH lanza el single “Élan” en febrero
Artículo siguienteEUROPE: Portada y canciones de “War Of Kings”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí