DESASTER - Churches Without Saints

0
Desaster Churches Without Saints

El Metal sin compromisos de DESASTER

Aquí se viene a alabar a DESASTER. No vamos a cuestionar a estas alturas, ni a corregir ni a enmendar la plana a la bestia de Koblenz, uno de esos grupos de los que solo cabe decir que es uno de los nuestros. Con el máximo orgullo, con la certeza de que no falla, no cambia, no traiciona sus valores, no quiebra su forja metálica. DESASTER es DESASTER, y en una forma de música (por suerte) viva y en constante evolución, cuyos caminos ya son difíciles de seguir sin un buen tute de topografía musical, necesitamos nuestra zona cero. Nuestro campamento base. Nuestra área de confort. Necesitamos a los nuestros, a bandas como DESASTER y discos como “Churches Without Saints”. Aquí se respira, se come y se bebe Metal. Y aquí nadie dice una mala palabra de DESASTER. No en nuestra presencia. Leyendas de metralla, héroes del pueblo.

DESASTER ha editado otro disco. Otro más. Esto último, que puede sonar a sentencia de muerte en otro caso (muerte por rutina) pretende ser en realidad un sello de garantía en este caso: si conoces a DESASTER, y deberías, no tienes nada que temer. Y tienes mucho para disfrutar. Si no, esta es una ocasión tan buena como cualquier otra para que conectes con un gigante de Black/Thrash, de Metal radical y militante. No es el mejor disco de DESASTER pero es un gran disco de DESASTER. Uno en el que no se nota la salida del batería de los últimos 22 años, un Tormentor que está en ASPHYX (ha llegado Hont en su lugar); que tiene el habitual sonido aplastante, producción cuidada pero embrujo de vieja escuela, y una portada excelente (también suele ser habitual), esta vez obra de Marcos Miller. Y riffs asesinos, melodías envolventes, cargas brutales y ritmos frenéticos con un sonido que es lo de siempre, tal vez con unas atmósferas más sugerentes, algo (tal vez) más cercanas a, por ejemplo, “Hellfire’s Dominion” que a los últimos trabajos de un grupo que lleva en marcha desde 1988.

“Churches Without Saints”, Metal salido del mismísimo infierno

De primeras, “Churches Without Satan” impacta menos que sus predecesores, “The Oath Of An Iron Ritual”, “The Arts Of Destruction” o aquel pegajoso “Satan’s Soldiers Syndicate”. Hay menos ganchos accesibles y más recuerdos a un pasado más pretérito y salvajemente furioso (como en la maníaca “Failing Trinity”). El reencuentro con DESASTER es de primeras agradable, sólido, aprovechable de cabo a rabo. Pega duro, faltaría más, pero aparentemente no deslumbra. El disco, sin embargo, está ahí, la sustancia se acumula justo debajo de la superficie, esperando a ser desenterrada. Los riffs afloran, enganchan, las melodías atrapan y las líneas vocales de Sataniac exudan el carisma de siempre, carcajadas malvadas incluidas (cómo no).

Una detrás de otra, estas nuevas composiciones se ponen en pie, derriban la puerta y te agarran por el pescuezo. Y “Churches Without Satan” acaba cumpliendo con los criterios de máxima calidad de la marca DESASTER: Black/Thrash fanático, Speed Metal de vieja escuela, puñetazos de Death Metal, homenajes a la NWOBHM… todo vuelve a estar aquí. Y a lo bestia, como siempre, escarbado de una caverna.

Al final tienes fiesta satánica en “Learn To Love The Void”, riffs como cuchillos en “Failing Trinity”, melodías Black en “Endless Awakening”, macarreo sucio en “Hellputa” (título para nota) e himnos pesados y épicos como el tema título. Todo lo que esperas de DESASTER en formato pletórico, disparado de energía y con la rabia metálica de siempre. Intacta, inamovible: inevitable.

Han pasado cinco años desde el excelente “The Oath Of An Iron Ritual”. Da igual. DESASTER lleva dos décadas espaciando sus discos en un ritmo similar (este es el cuarto desde 2007) y con un resultado excelente. No se trata de que las cosas lleguen antes, solo de que merezcan la pena. Y siempre es el caso que este bastión alemán. Metal recio, Metal fiero, Metal sin compromisos. Metal del nuestro: cuidemos a grupos como DESASTER. Disfrutémoslos y no dejemos de valorar lo que son, no lo demos por sentado. “Churches Without Saints” es un disco brillante, aplastante y peligroso. Es un disco de DESASTER, así que ya sabes lo que tienes que hacer. O eso espero.


 

Discográfica: Metal Blade Records

Más sobre el grupo en su Facebook.

Reseña
Nota
8.5
Artículo anteriorBUCKCHERRY: Vídeo de "Wasting No More Time"
Artículo siguienteDaniele Mazza de ANCIENT BARDS anuncia "Immortals"
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí