Diez años sin Jeff Hanneman, pilar de SLAYER

Jeff Hanneman Slayer
Jeff Hanneman

El músico falleció el 2 de mayo de 2013, dejando un enorme legado

El 2 de mayo de 2013 nos dejaba Jeff Hanneman, guitarrista de SLAYER y una de las figuras fundamentales del Thrash Metal.

Hanneman, que dos años antes de su fallecimiento sufrió una fascitis necrotizante provocada por la picadura de una araña, nos dijo adiós por una cirrosis relacionada con el alcohol, pero habiendo forjado un impecable legado para la historia del Metal.

Hanneman fue uno de los tres miembros de SLAYER que siempre estuvieron presentes en la formación hasta su muerte en 2013 junto al cantante y bajista Tom Araya y el guitarrista Kerry King.


Plantando la semilla de SLAYER

Jeff Hanneman nació el 31 de enero de 1964 en Oakland, California (Estados Unidos) y comenzó a tocar la guitarra a la edad de 12 años. Allegados al artista afirmaron que fue un instrumentista autodidacta y que nunca recibió educación musical formal.

Sus futuras letras para SLAYER estuvieron marcadas por un entorno familiar integrado por veteranos de guerra. Su padre combatió a los nazis en la Segunda Guerra Mundial, mientras que sus hermanos participaron en la guerra de Vietnam. Compartió de niño su pasión por BLACK SABBATH con su hermana Kathy.

Mientras estaba en el instituto, disfrutando de bandas de Hardcore Punk como DEAD KENNEDYS o BLACK FLAG, que influyeron en su forma de tocar, se lesionó el hombro mientras jugaba al fútbol americano. Este percance requirió cirugía y le alejó del deporte, pero no de tocar la guitarra, lo que además complicó su recuperación y le dejó secuelas, teniendo que “forzar el hombro para que volviera a su sitio” al dislocárselo habitualmente.


Al graduarse se instaló en Los Ángeles para convertirse en músico. Con 17 años realizó una audición para la banda LEDGER, donde conoció a Kerry King formando lo que sería el embrión de SLAYER. King, que por aquel entonces ya tocaba con el batería Dave Lombardo en el garaje de sus padres, le propuso formar un grupo al escucharle tocar canciones que le gustaban. Hanneman aceptó y el círculo se cerró con la posterior incorporación de Tom Araya.

De aquella época Lombardo recordaba numerosas anécdotas, entre ellas que Hanneman le metía tortitas en los bolsillos para asegurarse de que tenía algo que comer por la mañana. Según el batería, Hanneman era un músico “novato” que fue mejorando a medida que tocaba más en SLAYER. Sus riffs rápidos y agresivos se convirtieron en seña de identidad del grupo, “forjando un camino”, en palabras de Lombardo, mientras se desarrollaba como músico, dejando una impronta fundamental en álbumes como "Show No Mercy", "Hell Awaits", "Reign In Blood" o "South Of Heaven".

Creando una leyenda

SLAYER aprovechó la oportunidad cuando Brian Slagel, fundador de Metal Blade Records, buscaba nuevas bandas para la tercera entrega de sus recopilatorios “Metal Massacre”. Slagel pudo ver al grupo abrir un concierto de BITCH, contactando con ellos y permitiéndoles grabar en el estudio, donde quedó impresionado por la forma de tocar de Hanneman. "La historia" demostraría que Jeff era uno de los mejores "guitarristas y compositores" de la historia del Heavy Metal, añadió el jefazo de Metal Blade:

"Quería ir al concierto pronto sólo para ver a las bandas teloneras porque no sabía nada de ninguna de ellas, pero quería ver si alguna era buena. Por supuesto, sale SLAYER, que fue impresionante, y yo: 'Dios mío, esto es increíble'. Así que, fui detrás del escenario después del concierto y le comenté al tipo que era el manager, 'Hey, hago estos álbumes recopilatorios, me encantaría que SLAYER formara parte de uno de ellos'. Y él dijo: "Nos encantaría hacerlo', y ahí es donde comenzó todo. Obviamente, estar cerca de ellos en los primeros años fue bastante increíble porque eran muy grandes. Esa es la única banda de todas las formaciones con las que trabajamos en los primeros días, el único grupo con el que realmente pensé: 'Guau, esto es algo realmente especial. Esto es diferente de muchas otras cosas que están saliendo'".


Precisamente el debut discográfico de SLAYER, “Show No Mercy”, se convirtió en el disco más vendido del sello hasta la fecha.

Además de su faceta como músico, destacaban también sus letras, marcadas de alguna manera por el pasado militar de su familia. Probablemente la más polémica de ellas fue la de la canción “Angel Of Death”, que algunos se empeñaron en señalar como una “glorificación” de los nazis al hablar de Josef Mengele, el “Ángel de la Muerte” de Auschwitz, conocido por sus infaustos experimentos con seres humanos. Hanneman siempre aseguró que se trataba de una “malinterpretación” y que consideraba la canción “una lección de historia”. La controversia siempre rodeó a la banda pero el guitarrista siempre estuvo preocupado por cómo Hitler había sido capaz de "hipnotizar" a una nación. Fue, por otra parte, a Hanneman a quien se le ocurrió que Araya realizara el icónico grito que da comienzo al tema. Necesitó dos intentos para grabar la toma que encontramos en el disco.

Los últimos años de Jeff Hanneman

A principios de 2011, Hanneman sufrió una fascitis necrotizante, contraída por la picadura de una araña en su jardín. El músico fue sustituido temporalmente por otros guitarristas como Gary Holt (EXODUS) y Pat O'Brien (CANNIBAL CORPSE) aunque el 23 de abril de 2011 regresó por sorpresa para una actuación. No obstante, debido a la gravedad de la enfermedad -pudo perder el brazo e incluso corrió peligro de muerte- tuvo que dejar de tocar en directo.

El 2 de mayo de 2013 Hanneman falleció alrededor de las 11 de la mañana, cerca de su casa del sur de California. Tenía 49 años. El miércoles por la noche, su chófer lo llevó a un hospital de la zona y Hanneman murió a la mañana siguiente aquejado de un fallo hepático provocado por su alcoholismo. El guitarrista se había dado cuenta de la enfermedad que padecía a principios de aquel año, al notar que se emborrachaba tras tomar una o dos cervezas. Los médicos le indicaron que necesitaba un nuevo hígado y dejó de beber para formar parte de la lista de trasplantes, en la que no llegó a figurar. La enfermedad había avanzado a la cuarta etapa -la más grave- dos meses antes de su fallecimiento.


Hanneman comenzó una espiral descendente a raíz del fallecimiento de su padre en 2008, según comentó su esposa, Kathryn, a Guitar World: "Fue entonces cuando las cosas empezaron a irle realmente mal. Probablemente fue lo más duro que tuvo que afrontar en toda su vida. Cuando conocí a Jeff, su relación con su padre no era muy buena. Pero con el tiempo se hicieron muy amigos. Así que eso le pasó factura. Nunca fue el mismo después de eso".

Así le despidieron sus compañeros Tom Araya y Kerry King:

Kerry King:

"He pasado tantos buenos momentos con Jeff... en los primeros días, cuando estábamos en la carretera, nosotros éramos los búhos nocturnos, nos pasábamos toda la noche en el bus, charlando, viendo películas de la IIª Guerra Mundial, de terror... Vimos "La Chaqueta Metálica" tantas veces que prácticamente podíamos recitar todos los diálogos".

Tom Araya:

"Cuando formamos SLAYER, solíamos ensayar todo el tiempo, religiosamente, 24/7. Jeff y yo pasamos mucho tiempo juntos, él vivía en el garaje de mi padre que también era nuestro lugar para ensayar. Cuando tuvo su propia casa, tenía un 8 pistas y yo iba allí a grabar canciones que había compuesto, no de SLAYER, otro material. Llega un momento en el que todavía tienes la banda pero empiezas tu propia vida fuera de ella, así que el 24/7 queda de lado, no pasas tanto tiempo juntos como antiguamente. Echo de menos esos primeros tiempos".

King:

“Era un fan entusiasta de la IIª Guerra Mundial, su padre luchó en esa guerra, así que cuando SLAYER tocó en Rusia por primera vez -creo que era 1998-, Jeff y yo fuimos a uno de los museos militares de Moscú. Nunca olvidaré viéndole andar por allí, mirando los tanques, armas y otras cosas expuestas. Era como un niño en la mañana de Navidad. Pero eso era el tema de Jeff, sabía tanto de la historia de la IIª Guerra Mundial, que podía haber enseñado en la escuela".

Tom Araya:

"Estábamos en Nueva York grabando South Of Heaven. Jeff y yo estábamos en el hotel y teníamos que ir al estudio –creo que se llamaba Chung King, un sitio barato. Así que dejamos el hotel y decidimos ir andando, pero empezó a llover. Andamos cinco manzanas y estaba lloviendo tanto, que estábamos totalmente empapados y cogimos un taxi. Allí estábamos, dos tíos con el pelo largo y cazadoras de cuero totalmente empapados, yendo al estudio. Ninguno podía parar. Teníamos que hacer el camino completo.

Jeff fue una línea vital de SLAYER, escribió muchas de las canciones por las que la banda será conocida. Tenía un buen corazón, era un buen tío”.

Los discos de Jeff Hanneman con SLAYER

El guitarrista contribuyó con sus composiciones, guitarras y algunas letras a los siguientes álbumes:

  • 1983 Show No Mercy
  • 1985 Hell Awaits
  • 1986 Reign in Blood
  • 1988 South of Heaven
  • 1990 Seasons in the Abyss
  • 1994 Divine Intervention
  • 1996 Undisputed Attitude
  • 1998 Diabolus in Musica
  • 2001 God Hates Us All
  • 2006 Christ Illusion
  • 2009 World Painted Blood

SLAYER solo editaría un disco más sin Jeff Hanneman, “Repentless” (2015), separándose en 2019.

Artículo anteriorRobert Plant presents 'Saving Grace' con Suzi Dian: gira en septiembre
Artículo siguiente"Outsider", el nuevo trabajo sin fuelle de NIGHT DEMON
Heavy de nacimiento, hard rockero de corazón y powereta por afición, ya son muchos los años que llevo escribiendo sobre mi pasión desde que hace más de dos décadas me adentrase por la senda del Metal. Por mis oídos han pasado todas las vertientes desde las más extremas a las más melódicas, sintiendo especial devoción por aquellas más melancólicas, apagadas u oscuras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí