Crítica de THE 69 EYES - Universal Monsters

0
the-69-eyes-universal-monsters

THE 69 EYES es una banda que no necesita presentación. Desde sus inicios en el año 1992 con “Bump'n'Grind”, en el que desplegaban un estilo más cercano al Sleaze Rock, y pasando por los 90 y principios del 2000 con un estilo puramente gótico, han llegado hasta nuestros días, y con su último álbum hasta la fecha, “X” (2012), con un “Goth’n’Roll” como ellos lo denominan, consiguiendo, en uno u otro estilo, enganchar siempre al oyente con temas sencillos en su ejecución, pero efectivos y desenfadados que logran conectar con el público. Ahora, tras cuatro años de silencio en los que Jyrki y los suyos han ido por separado, bien como DJ’s, bien con otras bandas paralelas, regresan este año 2016 con "Universal Monsters".

"Universal Monsters" es un disco que, lamentándolo mucho, parece más de trámite, perdiendo en cierto modo la esencia que siempre ha caracterizado a la banda, la chulería, el desenfado y la sensualidad y sexualidad que estaban latentes en todos sus anteriores álbumes.

Y es que, si bien es cierto que los temas siguen siendo sencillos en la ejecución y en la composición, que la voz de Jyrki sigue siendo característica, y que mantienen el halo de misterio y oscuridad del que siempre han presumido, esta vez la etiqueta de “Vampiros” se les ha quedado grande, y en este caso no llegan siquiera a enseñar los colmillos.

"Universal Monsters" comienza con el que ha sido el primer single, "Dolce Vita", en el que las guitarras y los riffs se hacen protagonistas, metiendo campanas que dan el toque oscuro al tema. Es el tema más acertado para elegir como single, dado el ritmo que tiene y la sencillez del estribillo.

 

Prosigue el álbum con “Jet Fighter Plane”, cercano a cortes de la propia banda como “Some Kind Of Magick” que resulta más un medio tiempo que un tema con gancho, al igual que “Blackbird Pie”que es el tema acústico y, por qué no decirlo, indie del disco, sin ser propio de una banda como THE 69 EYES dada la trayectoria que tiene, puesto que lo más oscuro del tema es la voz de Jyrki.

“Lady Darkness” le da un poco más de vida, subiendo un poco el nivel y consiguiendo alcanzar ligeramente la chulería y el descaro de la banda, aunque tampoco termina de convencer, lo mismo que le ocurre a “Miss Pastis”, acercándose más a temas como “The Good, The Bad and The Undead” por el cambio de ritmo y la rapidez del tema. “Shallow Graves”, por su parte, se envuelve en un halo de misterio con los tonos graves de guitarra, resultando probablemente la más rockera y canalla del disco, la que más se acerca a la esencia de la banda hasta el momento.

El álbum termina con cinco cortes más que, desgraciadamente, no logran levantar lo que ya se encuentra hundido. “Jerusalem”, con caja de ritmos de fondo, resulta un medio tiempo en ciertos momentos aburrido, sin nada que aportar, metiendo cantos árabes de fondo que, sinceramente, sobran; “Stiv & Johnny” regresa un poco al guitarreo típico de la banda, pero no deja de resultar un tema en el que, de nuevo, lo más oscuro es la voz de Jyrki, intentando meter más caña en el estribillo con algún intento thrash que se queda en eso… un mero intento.

“Never” resulta más etéreo, siguiendo la estela de clásicos de la banda como “Feel Berlin” no en el ritmo, sino en la ambientación. “Blue” regresa de nuevo al pasado puramente gótico de la banda, dado el medio tiempo, las guitarras lentas y más pesadas y la voz pausada y oscura convirtiéndose incluso en un homenaje a los clásicos y siendo otro de los pocos temas que pueden salvarse del disco. Por último, resta “Rock’n’Roll Junkie”, con la que, con tintes más de estilo Hard Rock, intentan dar ese impulso de cierre al álbum que intentaron también en anteriores discos, como “Frankenhooker” en el álbum “Angels”. Sin embargo, de nuevo, se quedan a medio camino. No resulta un mal tema, pero no llega a enganchar al oyente como debería.

"Universal Monsters", en definitiva, resulta un disco repetitivo, a veces anodino, y, desde luego, falto de ideas. Da la impresión de que los 4 años de silencio desde “X” no han servido a THE 69 EYES para innovar e introducir nuevos estilos en su música, o, incluso, mantener la chulería, decadencia y oscuridad en la que ya tenían. Esperemos que solo sea algo pasajero.

Mientras tanto, solo nos queda esperar su visita a España en mayo del 2017.

Reseña Panorama
NOTA
6
Compartir
Artículo anteriorBLUE ÖYSTER CULT actuará en el Rock Fest Barcelona 2017
Artículo siguienteCrítica de DEADLOCK - Hybris
Padawan. Con los pies aposentados aquí casi por casualidad, unas veces cámara en mano, otras sobre el teclado, voy dejando testimonio de lo que acontece en cada concierto o en cada disco. Oscura por elección, todo lo que tenga ese tinte es mi debilidad.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here