Hellenic Black Metal: Las bandas esenciales del Black Metal griego

0
Rotting Christ, reyes del Black Metal griego o Hellenic Black Metal
Rotting Christ, reyes del Black Metal griego o Hellenic Black Metal

El nacimiento del Hellenic Black Metal

Nos adentramos en la escena del Hellenic Black Metal, un movimiento con su propia idiosincrasia que configuró su sonido característico, temática y espíritu. Exploramos algunas de las bandas que ayudaron a forjar el Black Metal griego, toda una rama del Metal Extremo con un temperamento propio y cariz mediterráneo. Pero para llegar a este movimiento hay que tomar un punto de partida…

Relacionado: Black Metal noruego: Los 25 grupos imprescindibles

La ola de Black Metal noruego lo arrasó todo, casi literalmente, en la primera mitad de los años 90. Tanto que aquello, una segunda venida en formato tsunami, la gran marea oscura, acabó personificando un género. Dándole un ADN, unas coordenadas esenciales con un perfil esencialmente fundamentalista y, claro, una denominación de origen. El Black Metal pasó a ser, sobre todo en el espectro metálico amplio, algo muy específico hecho en Noruega… o a la noruega. El triunfo de esa cepa puso apellido a las demás, las que pasaron a tener que diferenciarse y marcar territorio: la primera ola (los puentes desde MERCYFUL FATE y SODOM a HELLHAMMER, VENOM y BATHORY) quedó como pionera, el antes de, en la cartografía del estilo. Y acabó pareciendo que en aquel inicio de los 90 todo se hizo en Noruega (o Suecia, como mucho). O en otros lados, pero a la manera nórdica.

Pero hubo más, claro. Los ejemplos más significativos aparecen sin rebuscar: SAMAEL en Suiza, MYSTIFIER en Brasil, BEHERIT en Finlandia, VON en Estados Unidos, MASTER’S HAMMER en la República Checa, MORTUARY DRAPE en Italia… Mucho más. Grupos en todo el mundo, un tronco común de sonido con muchas vetas. Nacionalidades y visiones. ¿Tanto como para hablar de escuelas más allá de la noruega y su prima sueca? Al menos en algunos casos, sí. Uno de los más obvios surgió a más de 3.000 kilómetros de Oslo. En otra Europa, otro clima y otra cultura. La escuela griega, el Hellenic Black Metal.

Hay un mismo punto de partida, claro, una identificación esencial en el tronco del género madre (el Black Metal). Desde luego y como mínimo, la obsesión por ir más allá. Por romper los límites de lo que se consideraba brutal en la música y aceptable en la sociedad biempensante. La semilla fue la misma fijación con CELTIC FROST, BATHORY, SLAYER, el primer Death Metal, el Speed más salvaje o la violencia callejera y la actitud de hazlo-tú-mismo (DIY) del Hardcore/Punk. El contacto fue fluido, o todo lo fluido que podía ser entonces, porque hablamos de la era dorada del tape trading, el intercambio epistolar con demos y fanzines volando de punta a punta del mundo a través del correo convencional. Otros tiempos. Así que hubo amistades personales y voluntad de decir cosas muchas veces similares… con un lenguaje muy distinto.

Así que hubo, finalmente, músicas distintas. Misma raíz, frutos diferentes. Al contrario que la dominante caligrafía noruega, el Black Metal griego imaginó un sonido cálido, casi húmedo; Pegado a su tierra, el Mediterráneo. Y a su cultura, la Grecia ancestral. La cuna de la cultura occidental con su manual de mitología básica. Riffs más melódicos, texturas ritualistas, más misterio, menos obsesión con la velocidad y más ritmos a medio tiempo. Un apego obvio al Heavy Metal tradicional o el uso (inconfundible) de caja de ritmos en lugar de la batería tradicional. Sintetizadores, capas de tejido ocultista… Otro Black Metal.

Así que Grecia tuvo su Black Metal, su propio sello: Hellenic Black Metal. Una forma propia de entender el género que acabó siendo endémica. Ahora repasaré sus grandes bastiones y sus seguidores más brillantes: sus grupos fundamentales.

Conviene aclarar, antes de ir a ello, que este artículo no incluye a grupos griegos de Black Metal que no hacen Black Metal griego, de las atmósferas tan especiales de SPECTRAL LORE a, por ejemplo, la violencia Black/Thrash de RAVENCULT. No es cuestión de calidad sino de estilo.

Del mismo modo, tampoco encajan en este molde (salvo algún ramalazo tangencial) otros esenciales de la escena griega como NIGHTFALL o SEPTICFLESH, un grupo de enorme trascendencia a nivel global y que, además, creció con obvias conexiones (personales y también profesionales) con los padres del Black Metal griego. Una escuela única, maravillosa. De sonido propio, inconfundible, que nació aislado y por eso fue diferente. Que respondió a sus propias preguntas en vez de seguir, sin corpsepaint ni iglesias quemadas, las lecturas esenciales que llegaban del norte. Las que sí empaparon muchas otras costas (casi todas, en realidad).

Estos son, pues, los grandes nombres, de los fundadores a otros fundamentales y algunas apasionantes notas a pie de página, de una mutación excepcional en la historia del Metal Extremo: el Hellenic Black Metal.

ROTTING CHRIST: gloria a los padres del invento

Rotting Christ

El titular forma parte de la memoria colectiva del Metal Extremo: Arson… Death… Satanic Ritual… The Ugly Truth About Black Metal”. En marzo de 1993, el histórico número 436 de la revista Kerrang llevaba (con el suficiente sensacionalismo) a su portada, y a la primera plana del panorama metálico, el fenómeno del Inner Circle y el terror satánico que tenía santiguándose a buena parte de la sociedad noruega. Varg Vikernes, todavía en su avatar del amenazante Count Grishnacht, se pegaba un homenaje publicitario a la salud de su tremendo ego y sus oscuras fantasías mientras delimitaba una especie de macabro quién es quién en nombre de aquellos que anhelaban, por encima de todo, que se hablara de ellos. Una escenificación de primera en, nada menos, la revista de Metal más importante del sacrosanto Reino Unido, todavía reverenciado como padre fundador de cualquier cosa vinculada con el Rock Duro. El reportaje incluía, justo al lado de la legendaria foto de Vikernes con la melena por la cara y las armas blancas en las manos, un “directorio” de bandas esenciales para entender este movimiento que mucha gente sigue sin entender. Las tres primeras eran tres esenciales noruegas: MAYHEM, BURZUM y DARKTHRONE. La cuarta era griega: ROTTING CHRIST. Y decía de ella que sus miembros creían ser “reptiles humanos malditos”.

ROTTING CHRIST, que afirmó su posición internacional en aquel 1993 al formar parte de una gira histórica (el Fuck Christ Tour) junto a BLASPHEMY e IMMORTAL, es el kilómetro cero del Hellenic Black Metal. Un grupo cuya trascendencia para el estilo no hay manera de exagerar. El epicentro de una escena pequeña, en la que todo el mundo conocía a todo el mundo. Que tuvo, siempre era así, su punto de encuentro (la tienda de discos Diskadiko Tis Athinas), su estudio de grabación (Storm) y sello (Unisound) de referencia. Y un punto de partida, un planteamiento creativo, que cambió el paso que ya marcaban con puño de hierro las bandas noruegas.

Es imposible entender lo que acabaría siendo el Black Metal griego sin manejar la información más básica. Que ROTTING CHRIST nació en 1987 y que fue el retoño de los hermanos Tolis (Sakis y Themis, en tiempos Necromayhem y Necrosauron), criados en una familia pobre y de orgullosa genética obrera. Y curtidos en el barrio de Exarchia, un maremágnum de activismo político de izquierdas, punto de ebullición del movimiento anarquista y vértice contracultural de aquella Atenas profundamente religiosa y en la que la iglesia ortodoxa tenía siempre la última palabra. En (diferencias básicas con los padrinos nórdicos) un entorno de izquierdas y de mucha agitación, en una sociedad empobrecida y en la que la cultura del hooliganismo se había abierto paso desde las gradas de los estadios de fútbol, ROTTING CHRIST escribió su propia página en la historia del Metal Extremo.

Brezninacantha Tolis Rotting Christ
Brezninacantha Tolis, el fósil que recibe su nombre de los miembros de Rotting Christ

Ni corpsepaint ni mitología vikinga ni altas ideas de identificación nacional a pesar de un contacto estrecho con el Inner Circle noruego y sus personajes principales. Sakis Tolis (el alma del grupo desde su nacimiento) conserva fotografías, originales enviados por Vikernes, de las iglesias que ardieron hasta sus cimientos. Atenas tenía que haber acogido el primer concierto fuera de Noruega de MAYHEM porque Sakis, que había hecho amistad por correspondencia con Euronymous, había ejercido de promotor de un evento que mandó al garete un cruce de información mal especificada y que puso al grupo rumbo a Turquía. Los traqueteos sin gloria de una pseudo gira cochambrosa e inolvidable que Necrobutcher narra de maravilla en su libro, “The Death Archives”. ROTTING CHRIST incluso iba a grabar un Split con BURZUM. Pero entonces Vikernes asesinó a Euronymous y ese proyecto, como casi todo en la escena, quedó congelado, con la respiración contenida. No, en serio, qué demonios está pasando aquí.

ROTTING CHRIST se empapó de las mismas fuentes que casi todos los revolucionarios de su generación (BATHORY, POSSESSED, CELTIC FROST…). Y parió una bola de ruido que empezó más cercana al Grindcore activista que encajaba mejor en el melting pot convulso de Exarchia. Desde ahí, y lo que primero fue bautizado como Necrocanibalistic Deathnoise, el grupo avanzó hacia su propia visión del Black Metal a partir de (puntos cardinales) la demo “Satanas Tedeum” (1989) y el EP “Passage To Arcturo”, y hasta dos discos esenciales en la historia del estilo; “Thy Mighty Contract” (1993) y “Non Serviam” (1994).

Rotting Christ - Concierto en Madrid 2019
Sakis Tolis de Rotting Christ (concierto en Madrid 2019)

Con una formación clásica que incluía a Jim Mutilator (también de VARATHRON) y Magus Wampyr Daoloth, todo este material es la hoja de ruta de una escuela, la cuna de un estilo y la versión más oscura, ocultista (en sonido y temática) y extrema de ROTTING CHRIST, que después tocó las cuerdas del Metal tradicional, los sonidos góticos… y finalmente se reformuló con esencia antigua y visión moderna. Quizá “Theogonia”, de 2007, sea la escucha esencial de ese siguiente tramo de su carrera que le ha dado un enorme peso a nivel internacional, cerca del mainstream metálico. Y que le ha valido (más fama implica más exposición) para ganarse algunos titulares incómodos por un (obviamente controvertido) nombre al que nunca renunció un grupo con el que Dave Mustaine, reconvertido en meapilas insoportable (antes insoportable a secas), no quiere coincidir en carteles de festivales porque hiere los fundamentos de su tardía pero implacable fe cristiana. Con la iglesia, cómo no, hemos topado.

El sonido cálido, épico, esotérico. Las melodías tradicionales y unos riffs ciertamente accesibles. Los coqueteos con el Doom, el Metal Clásico, el Thrash. Las atmósferas extrañamente mórbidas, el sabor a algo profundamente oscuro y ancestral… ROTTING CHRIST es el padre del Hellenic Black Metal, el grupo esencial y, de largo, el más importante del estilo. Y una de las mejores explicaciones de cómo el Metal Extremo germinó en cada rincón del mundo como quiso… o como pudo. También en una Grecia por entonces (finales de los ochenta) absolutamente aislada de las grandes corrientes de los océanos metálicos.

Escuchas recomendadas de ROTTING CHRIST

Recomendamos dos discos de este padre fundador del Black Metal griego:

  • Thy Mighty Contract (LP, 1993)
  • Non Serviam (LP, 1994)

Web oficial de ROTTING CHRIST.

Dos más para una trinidad maldita del Hellenic Black Metal: VARATHRON y NECROMANTIA

ROTTING CHRIST es la gran referencia de un Hellenic Black Metal en el que otros dos grupos completan una trinidad indiscutible y profundamente enraizada en un momento, un lugar y un puñado de músicos. En 1989, año II después de ROTTING CHRIST, llegaron VARATHRON y NECROMANTIA. El primero, otra evolución desde el Grindcore del que provenían el trascendental vocalista Necroabyssious (Stefan Karasavvas) y el batería Captain Death (Spyros Papanastasatos). El tercer miembro esencial fue Mutilator (Jim Patsouris), bajista original de ROTTING CHRIST y gran aliado de los hermanos Tolis hasta 1996. NECROMANTIA, por su parte, nació por la colaboración del bajista y vocalista Baron Bloood (Makis Kanarakis) y ese The Magus (George Zacharopoulos: Magus Wampyr Daoloth), que entre 1991 y 1995 puso los teclados y la raigambre esotérica en, otra vez, ROTTING CHRIST. Todo quedaba en Atenas.

VARATHRON

Varathron
Varathron, otro pilar del Hellenic Black Metal

VARATHRON (en griego, un desfiladero de profundidad insondable) acabó puliendo un estilo muy similar al de ROTTING CHRIST en un arco de carrera con más paralelismos. Como “Thy Mighty Contract”, su obra maestra llegó en 1993: “His Majesty At The Swamp”, de claras similitudes pero texturas si cabe más pantanosas (valga el juego de palabras con el título), doomies, y miserables. Su sonido también viró después hacia terrenos más melódicos (“Walpurgisnacht”, 1995) y sinfónicos, y finalmente fue reconfigurándose hasta el tremendo “Patriarchs Of Evil”, el excelente último disco de estudio del grupo, editado en 2018 por una banda que acabó siendo (desde 1993 sin Mutilator) la personificación de Necroabyssious.

Escucha recomendadas de VARATHRON

  • VARATHRON – His Majesty At The Swamp (LP, 1993)

Web oficial de VARATHRON.

NECROMANTIA

Necromantia
Necromantia completa la trilogía de baluartes del Hellenic Black Metal

Las similitudes tan absolutamente obvias desaparecen con NECROMANTIA, una expresión mucho más libre, atmosférica y hasta cierto punto pretenciosa. Un grupo que acaba de decir adiós después de más de tres décadas de camino y que combinaba elementos que seguramente no habrían funcionado juntos en muchas otras invenciones pero que, en sus manos, acababan encajando. Así fue hasta su fin, el pasado año y tras editar “To The Depths We Descend…”. Ausencia de guitarra rítmica en beneficio de un segundo bajo de ocho cuerdas que aportaba una densidad todavía más profunda, sintetizadores y pasajes de piano, creaciones viscosas y bizarras, toques ambientales y Folk, voces declamatorias y limpias y una teatralidad que creció desde el inicial (también en 1993) “Crossing The Fiery Path” al más excesivo pero también más redondo “Scarlet Evil Witching Black” (1995). Probablemente el mejor disco de un grupo único. Una leyenda del underground europeo.

Escucha recomendada de NECROMANTIA

  • NECROMANTIA – Scarlet Evil Witching Black (LP, 1995)

THOU ART LORD, otra expresión del mal del Hellenic Black Metal

Thou Art Lord
Thou Art Lord

Morbid, otro de los nombres del gran mago (Magus Wampyr Daoloth) solo estuvo cuatro años (1991-95) en ROTTING CHRIST, pero formó parte de la maravillosa versión del grupo que grabó “Thy Mighty Contract” y “Non Serviam” y forjó aquel sonido único al que él, en paralelo, fue dando otra forma en NECROMANTIA. Un nexo, el punto de partida, que le mantuvo unido a la pulsión creadora de Sakis Tolis a través de THOU ART LORD, proyecto paralelo que sobrevivió a la separación de la formación que se acabó considerando clásica de ROTTING CHRIST.

Ambos, junto a otro veterano de la escena griega como Gothmog, pusieron este grupo en marcha en 1993 sin más pretensión que crear Metal Extremo oscuro, diabólico y sin ataduras. Con algo de dinero del sello Unisound, en todos los ajos del underground griego, se dedicaron a grabar canciones sin las exigencias que ya apretaban por entonces en sus grupos principales. El resultado tuvo al principio mucho de Hellenic Black Metal y de ROTTING CHRIST, con una producción aún más cruda, y las suficientes melodías pero riffs más viciosos. Una brutalidad que no perdía de vista los elementos clásicos y que sigue en marcha con un sonido que con los años fue añadiendo más elementos de Death y Thrash Metal. Desde el punto de vista de este artículo, interesan especialmente sus inicios en formato demo (“The Cult Of The Horned One”, 1993), EP (“Diabolou Archaes Legeones”, 1993) y LP (“Eosforos”, 1994). Este último un trabajo brillante que llegó en el momento álgido de una nueva corriente extrema en Grecia. Además, la banda regresa con "Daemoniorum" en 2022:

Escucha Recomendada de THOU ART LORD

Si hay un trabajo al que prestar atención, es el siguiente:

  • “Eosforos” (LP, 1994)

Facebook de THOU ART LORD.

El resto de la vieja guardia del Hellenic Black Metal

La escena griega no fue solo ROTTING CHRIST, VARATHRON y NECROMANTIA, aunque hay un salto enorme, en casi cualquier sentido (obviamente también en cuanto a reconocimiento) entre estos tres pilares y el resto de grupos que siguieron su senda en los años 90. Eso no quita, claro, que algunos merecieran realmente la pena y ayudaran a conformar una escena tan subterránea como robusta.

ZEMIAL

Zemial
Zemial

Otro grupo en el que estuvo Magus Wampyr Daoloth y, en esencia, el retoño de Archon Vorskaath, que lo mantiene en pie ya con más de tres décadas de vida. De vuelta en Atenas tras pasar por Australia y Alemania, ZEMIAL es un superviviente que pudo tener mejor suerte porque en sus inicios fue una de las grandes promesas de aquel emergente sonido griego que, en su caso, mezclaba con un influjo más Thrash y próximo a BATHORY. El EP “Sleeping Under Tartarus” (1992) y el primer disco “For The Glory Of Ur” (1996) son material esencial en un subgénero del que luego ZEMIAL se separó más con influencias más clásicas, progresivas…

Escucha recomendada de ZEMIAL

  • “Sleeping Under Tartarus” (EP, 1992)

Facebook de ZEMIAL.

KAWIR, el camino a la inversa en el Black Metal griego

Kawir
Kawir, el camino a la inversa en el Black Metal griego

Un caso particular porque su arco vital ha sido el contrario al de muchísimos grupos. Si el tópico suele apuntar a que los músicos crean sus mejores obras en el primer tramo de sus carreras, con KAWIR pasa básicamente lo contrario, con el añadido de que su última producción, la que le ha dado más relevancia en la última década, se separa del Black Metal griego más canónico. Muy épico y con influjo Folk, con la tradición pagana de su país siempre presente, KAWIR ha dejado atrás unos inicios más adscritos al Hellenic BM en los que contaron con la voz de VARATHRON, Stefan Necroabyssious.

Escucha Recomendada de KAWIR

  • Isotheos (LP, 2012)

Facebook de KAWIR

NERGAL

Nergal
Nergal

No uno de los grupos de más talento, NERGAL dejó su sello por un perfil más inclinado al satanismo que metió a sus miembros en problemas con la policía. Muy apegados a ROTTING CHRIST en sus comienzos, fue también uno de los grupos con más toque nórdico en su sonido. Sigue en activo después de regresar tras un largo parón de más de una década que siguió a la edición de su primer disco, un “The Wizard Of Nerath” con rendiciones obvias a los dos primeros discos de ROTTING CHRIST.

Escucha Recomendada de NERGAL

  • The Wizard Of Nerath (LP, 1995)

Facebook de NERGAL.

AGATUS

Agatus
Agatus

AGATUS es un nombre esencial en la escuadra de honor del Hellenic Black Metal. Grupo formado por Archon Vorskaath y su hermano Eskarth The Dark One, reconocidos también por su trabajo con ZEMIAL. En sus inicios fue seguramente el grupo más bombástico, con más atmósferas y un uso más desatado de los sintetizadores de la escena griega. El debut “Dawn Of The Martyrdom” tiene momentos majestuosos. Después, llenaron su sonido con cada vez más elementos de Heavy Metal clásico, Prog… en su última versión apenas queda nada de sonido clásico griego por parte de unos hermanos que desbocan su pasión por el Metal Clásico y épico en otro proyecto, ALPHA CENTAURI.

Escucha Recomendada de AGATUS

  • Dawn Of The Martyrdom (LP, 1996)

Facebook de AGATUS.

Siempre hay una nueva/vieja escuela en el Black Metal griego: MORTIFY, TATIR, FIENDISH NYMPH

Hubo más grupos que asomaron en los años fundacionales del Black Metal tradicional griego. MORTIFY quedó como un nombre oscuro, que pudo crecer de la mano de ROTTING CHRIST y VARATHRON pero que no pasó (1989-96) del material demo, francamente interesante y que se puede repasar en la recopilación “The Way Of All Flesh”.

TATIR, también en formato demo, optó por un temprano toque Folk en su sonido mientras que DEVISER fue el que trató de mantener más sonido Hellenic Black Metal dentro de las bandas griegas que siguieron la senda noruega.

FIENDISH NYMPH, finalmente, plasmó en un disco (en 1999) la visión Black Metal del grupo de Folk tradicional griego DAEMONIA NYMPHE. Una obra teatral y muy ambiental que mantiene los hilos justos con el sonido que abarca este artículo.

Más allá de la ola clásica del Hellenic Black Metal

Después de esa ola clásica, de esa primera expresión que siempre lideró ROTTING CHRIST, ha habido otros grupos que han seguido la senda. Los que llegaron después y finalmente, sucede en todos los subgéneros, los que eran demasiado jóvenes entonces y se empeñan ahora en reverdecer laureles. Por suerte, siempre será así. Esta es la producción más interesante de Hellenic Black Metal superado aquel rugido inicial de los años 90:

MACABRE OMEN

Macabre Omen
Macabre Omen

Desde luego MACABRE OMEN no es un nombre nuevo en la escena pero sí uno de los más relevantes en los últimos años gracias al excepcional disco “Gods Of War – At War” (2015). Alexandros, un veterano con un completísimo currículum en el underground, produjo su material demo en los años 90 (el grupo nació en 1994) y no editó su primer LP hasta 2005 (“The Ancient Returns”). Después, se pasó una década creando su gran obra, el citado “Gods Of War – At War”, una excelente fusión de la veta épica de BATHORY con el Hellenic Black Metal tradicional. Un disco ultra épico, una especie de “Hammerheart” a la griega.

Escucha recomendada de MACABRE OMEN

  • Gods Of War – At War (LP, 2015)

Facebook de MACABRE OMEN.

CAEDES CRUENTA

Caedes Cruenta
Caedes Cruenta

Uno de los nombres más interesantes del panorama actual… para el que quiera sobredosis de nostalgia del sonido tradicional. Con alguna aparición de la segunda ola nórdica, CAEDES CRUENTA (músicos veteranos que conocen al dedillo su trabajo) se recrea en el punto álgido (1992-95) del Hellenic Black Metal. Para los que habrían preferido que ROTTING CHRIST no hubiera evolucionado…

Escucha recomendada de CAEDES CRUENTA

  • Of Ritual Necrophagia and Mysterious Ghoul Cults (LP, 2021)

Facebook de CAEDES CRUENTA.

CULT OF EIBON

Cult of Eibon
Cult of Eibon

Claro que para nostalgia, CULT OF EIBON. Con algún miembro en común con CAEDES CRUENTA, esta es otra banda que lleva ya un puñado de años levantando un altar al sonido de “Thy Mighty Contract” y “His Majesty At The Swamp”. Todo está hecho para el gusto de los amantes de esos discos y ese tiempo. Las melodías, los tempos densos y los pasajes épicos, el inconfundible sonido de batería/caja de ritmos… un nombre clave en la nueva ola de Hellenic Black Metal.

Escucha recomendada de CULT OF EIBON

  • Black Flame Dominion (LP, 2021)

Facebook de CULT OF EIBON.

ITHAQUA

Ithaqua
Ithaqua

Como toda ocasión es poca para rendir tributo al sonido al que uno ama, ITHAQUA es otra banda con miembros de CAEDES CRUENTA que básicamente se dedica a evocar los primeros discos de ROTTING CHRIST con, en este caso, un toque si se quiere también de THOU ART LORD. ¿Es eso malo? Para nada, y ya hay por ahora una demo y un EP que lo demuestran.

Escucha recomendada de ITHAQUA

  • The Black Mass Sabbath Pulse (EP, 2016)

Bandcamp de ITHAQUA.

KATAVASIA

Katavasia
Katavasia

Casi un all star, KATAVASIA es una reunión de ilustres veteranos de la escena griega con conexiones que llegan hasta VARATHRON y el mismísimo Necroabyssious, que ejerce aquí de vocalista. Sobre todo en el primer disco (“Sacrilegious Testament”, editado en 2015), KATAVASIA hace un excelente ejercicio de nostalgia con muchos puntos en común con los citados VARATHRON. La melancolía de las melodías, las atmósferas de sabor clásico, los dominantes pasajes a medio tiempo con acelerones abruptos… Muy bien hecho, sin duda.

Escucha recomendada de KAVATASIA

  • Sacrilegious Testament (LP, 2015)

Facebook de KAVATASIA.

SYNTELEIA

Synteleia
Synteleia

Uno de los últimos en llegar (apenas siete años de vida) pero otro grupo excelente que ha editado un brillante primer disco: “The Secret Last Syllable”. Una obvia rendición a los años 90 y a ROTTING CHRIST y VARATHRON, pero con personalidad y capacidad para introducir otros elementos, agitar la receta, añadir otras escuelas y toques personales... SYNTELEIA es un grupo con un excelente futuro por delante.

Escucha recomendada de SYNTELEIA

  • The Secret Last Syllable (LP, 2022)

Facebook de SYNTELEIA.

YOTH IRIA

Yoth Iria
Yoth Iria

Mucho más que una nueva banda, YOTH IRIA reúne a los que formaron con los hermanos Tolis la versión clásica de ROTTING CHRIST, dos músicos que hicieron camino en VARATHRON y NECROMANTIA: Jim Mutilator y The Magus. Obviamente, su unión puso en alerta roja a toda la escena, y por ahora la producción incluye un EP (“Under His Sway”, 2020) y un LP (“As The Flame Whiters”, 2021). No se trata desde luego de un revival sin más, de un simple ejercicio de nostalgia. En la música de YOTH IRIA hay mucho Black Metal griego de mitad de los noventa, pero también Doom, Heavy Metal, tejidos góticos, asaltos épicos… Elegante, melódico, majestuoso… y con el pedigrí esencial de una escena que los dos músicos principales de este proyecto ayudaron a crear.

Escucha recomendada de YOTH IRIA

  • As The Flame Withers (LP, 2021)

Facebook de YOTH IRIA.

Más por descubrir en el Hellenic Black Metal, incluso fuera de las fronteras griegas

Podría haber más nombres en el Black Metal griego. Más proyectos del omnipresente Necroabyssious como los melódicos FUNERAL STORM, grupos que se fueron demasiado pronto como HIEROPHANT’S DESCENT o GOAT SYNAGOGUE… la llama del Hellenic Black Metal no ha dejado nunca de alumbrar el underground.

Y no solo en Grecia: hay ejemplos brillantes tan lejos del Mediterráneo como en Malasia (PUTREFIED REMAINS: merece la pena escuchar “Novus Ordo Seclorum”) o Texas (APOCHRYPHAL REVELATION). Se trata de un estilo único, colosal, seminal; que creció, pese a que no tenía muchas apuestas de su lado, sin adscribirse a la corriente noruega que llegó a parecer hegemónica. Esencia mediterránea, sonido ancestral, espíritu misterioso y una maldad más reptante que violenta. Primero ROTTING CHRIST, el gran bastión. Después, el resto de las tropas. Hellenic Black Metal para siempre.

Artículo anteriorDORO adapta "Raise Your Fist in The Air" en versión Pop
Artículo siguiente"La Hora De Sufrir": Escucha la nueva canción de WARCRY
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí