Crítica de IRON SAVIOR - "Skycrest"

0
Iron Savior Skycrest

IRON SAVIOR es una de las bandas más constantes y trabajadoras de la escena del Metal germano. Estos hechos son indirectamente proporcionales al éxito de una formación que, por hache o por be, nunca ha llegado a jugar en las grandes ligas a nivel europeo. Así pues, el combo liderado por el carismático Piet Sielck lanzan al mercado "Skycrest" cuando apenas ha transcurrido un año de la publicación de "Kill Or Get Killed", su anterior entrega discográfica.

Poco antes de que la crisis del coronavirus azotara el planeta, IRON SAVIOR desveló la devastadora noticia de que Jan-Sören Eckert, bajista de la formación, había sido diagnosticado con cáncer. Jan es un miembro muy querido entre los seguidores de los germanos. Él es el escudero fiel de Piet y su gran sentido del humor suele terminar desembocando en desternillantes y constantes bromas con el jefe durante las actuaciones de la banda de Hamburgo.

Sin sorpresas en "Skycrest": IRON SAVIOR son los AC/DC del Power Metal

Afortunadamente, el pasado verano recibimos la inmejorable noticia de que Jan estaba recuperado de su enfermedad y tan solo unos meses después, aquí estoy reseñando "Skycrest", el decimotercer trabajo del combo germano. IRON SAVIOR no va a sorprender a nadie a estas alturas de la película, podríamos decir que son los AC/DC del Power Metal. Su formula apenas ha variado con el paso del tiempo y sus seguidores tampoco esperan ningún atisbo de evolución musical.

"Skycrest" se inicia de la mano de "The Guardian", una introducción que desprende aromas de Heavy Metal con denominación de origen Hamburgo. IRON SAVIOR prosigue su camino con firmeza a través de una serie de cortes marca de la casa como la feliz "Skycrest", imprimiendo velocidad en "Our Time Has Come" o sonando más rudos y pesados como es el caso de "Hellbreaker" o una "Souleater" que ha sido elegida para grabar un videoclip a modo de tarjeta de presentación del álbum.

Las auténticas joyas del disco se encuentran en el ecuador del álbum

El inicio de "Skycrest" es notable, puro IRON SAVIOR, pero las auténticas joyas de la corona las hallamos justo cuando nos adentramos en el ecuador del trabajo. "Welcome To The New World", "There Can Be Only One" y "Silver Bullet" ejercen un triunvirato triunfal en el que la banda germana demuestra que, a pesar de encontrarse en la antesala de su vigésimo quinto aniversario, todavía son capaces de facturar muy buenas composiciones.

Desafortunadamente, en la segunda mitad de "Skycrest" es donde nos topamos con algunos cortes menos inspirados y más funcionales como son "Raise The Flag" y "End Of The Rainbow". A pesar de esto, la banda sabe corregir justo a tiempo de la mano de "Ease Your Pain", una sentida balada en la que Piet le cede el micro a Jan y este nos deleita con unos tonos bajos que me recuerdan a los de Michael Kiske, cuando usa esa tesitura vocal más profunda que la aguda a la cual nos tiene más acostumbrados.

IRON SAVIOR iza la bandera del positivismo con "Skycrest"

IRON SAVIOR cierra "Skycrest" con "Ode To The Brave", un corte veloz, que desprende un gran halo de energía positiva y que funciona a la perfección a modo de resumen del disco. "Skycrest" es un álbum impregnado de positivismo y alejado completamente del estado de ánimo cada vez más decaído y deprimente al que la pandemia del COVID-19 nos está empujando. No todo iba a ser malo en este nefasto 2020 y afortunadamente, la banda germana esta de vuelta para insuflarnos una buena dosis de Metal alemán cargado de buenas vibraciones.


Discográfica: AFM Records

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

Reseña
Nota
7
Artículo anteriorTHUNDERMOTHER: Vídeo de "Into The Mud"
Artículo siguienteCrítica de Jeff Scott Soto - "Wide Awake (In My Dreamland)"
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí