Crónica de PLINI, DISPERSE y DAVID MAXIM MICIC en Madrid

0
Plini - Concierto Madrid

Conciertos de PLINI, DISPERSE y DAVID MAXIM MICIC – 6 de abril de 2017, Madrid (sala Copérnico)

La expectación que generan los nuevos jóvenes aunque sobradamente preparados que se decía en mi época, es asombrosa. PLINI ya estuvo en España como telonero de ANIMALS AS LEADERS y guitarrista en INTERVALS en agosto de 2016. En su haber tiene un puñado de EPs y singles y sólo un disco completo, “Handmade Cities”. Todo esto con una juventud insultante.

Sin embargo, parece que lleve una trayectoria de décadas, pues en Madrid inicialmente estuvo programado en la sala Lemon, pero tras el cambio de política de este recinto en torno a los fumadores, se cambió el concierto a Copérnico y viendo la entrada conseguida finalmente (unas 250 personas en el momento de más afluencia) casi diría que vino bien el cambio. Y entre el público gente de todo tipo, edad y condición musical. En definitiva. Sorprendido estaba, incluso del hecho de ver ya una cola de entrada considerable antes de las 7 de la tarde de un día laborable…

Junto al músico australiano, otro talento en crecimiento, el serbio DAVID MAXIM MICIC y los polacos ya establecidos DISPERSE. Eso sí, me ha llamado la atención el tipo de público y la propia forma de actuar de los músicos.

DISPERSE es una banda en un sentido más tradicional, auspiciada por el ecléctico sello francés Season Of Mist, y por tanto su merchandising era más “normal”. Sin embargo tanto PLINI como DAVID MAXIM MICIC (y ya pasó igual en el concierto de ANIMALS AS LEADERS) venían con unas pocas camisetas y como elemento “físico” un pen drive en el caso de PLINI y nada en el caso de DAVID MAXIM… esto me lleva a la reflexión de que o bien la generación del público de ambos no es consumidora de música física o bien los propios músicos están más interesados en otras cosas. Para los que somos coleccionistas esto nos repatea un poco la verdad, pero bueno.

DAVID MAXIM MICIC

David Maxim Micic - Concierto MadridEl concierto empezó con bastante retraso a lo previsto (si bien fue recuperado por otra circunstancia excepcional), debido a que una hilera de focos de la sala Copérnico tuvo que ser reparada antes de empezar. Esto retrasó la salida de DAVID MAXIM MICIC un cuarto de hora, hasta que a las 19:30 el músico serbio acompañado por Simon Grove, bajista de PLINI, y Jakub Żytecki, el guitarrista de DISPERSE, salió a escena y comenzaron con uno de los temas de “Who Bit The Moon”, el último disco del músico y al que pertenecerían casi todos los cortes de la noche.

David Maxim Micic - Concierto Madrid La apertura escogida fue “Living Room”, uno de los cortes más pegadizos y con mejores melodías. Todos nos sorprendimos al ver que empezaban, había batería sonando y sin embargo no había nadie detrás de ninguno de los dos sets de batería que estaban desplegados en el escenario. Fue el propio David el que nos sacó de dudas al acabar el primer tema. Mike Malyan, el batería habitual de DISPERSE, que había tocado con él en el resto de la gira, tuvo que volver a Polonia porque (esto lo supimos después por los propios miembros de DISPERSE) se había muerto su madre. En lugar de no salir a tocar, optaron por hacerlo con la batería pregrabada.

David Maxim Micic - Concierto Madrid Esto restó espectacularidad y naturalidad a la descarga de David Maxim, pero añadió un mayor protagonismo sobre él. Además el sonido era excelso. Como casi toda la noche. Y no tenía técnico propio, fue todo ecualizado por los responsables técnicos de la sala, lo que me da la razón una vez más que los principales culpables de que un concierto suene bien o mal son los técnicos y los propios músicos, no la sala donde se toque… Por otro lado la ausencia de batería agilizó el cambio de escenario entre DAVID y DISPERSE, con lo que el retraso inicial se recuperó rápidamente.

David Maxim Micic - Concierto Madrid El programa siguió con los punteos de “Someone Else’s Hat”, así como el más enrevesado “Damar”, en la que el guitarrista de pelo super enmarañado y ropa de andar por casa (parecía que se acababa de levantar de la cama), se despachó a gusto en escalas y cambios, y armonías de inspiración jazzista. En “687 Days” se cedió el protagonismo a Jakub, interpretando un extenso y fogoso solo, menos virtuoso que los de DAVID pero mucho más efectista. La única referencia previa (al año 2011 como nos dijo DAVID) fue “Bilo I”, en donde Jakub volvió a tener protagonismo y fue ovacionado por el respetable en su intenso final. El punto y final lo pondría la propia “Who Bit The Moon”, en la que David nos alentó diciendo que no llorásemos porque habría más música esa noche.

David Maxim Micic - Concierto Madrid La impresión que me dio David Maxim fue muy buena. De los tres de la noche era el más avanzado armónicamente y el menos metálico y aunque la ausencia de batería restó mucha fuerza visual a su actuación, el público (que entonces aún era de unas 150 personas) salió contento con su descarga de casi 40 minutos.

DISPERSE

Disperse - Concierto MadridTenía yo muchas ganas de ver a DISPERSE. Su último trabajo “Foreword” me parece la perfecta combinación entre ambientes, armonías amables y sonidos contundentes, todo con la mágica voz de Rafał Biernacki, que por cierto está girando sin su teclado, con lo que todos los efectos no guitarreros de DISPERSE estaban enlatados y el propio vocalista abusó de movimientos e histrionismo porque, como confesó, se sentía raro sin tener un teclado bajo sus manos. La pena fue que tuvieron el mismo problema que DAVID MAXIM y es que su batería, Mike no estaba presente. Optaron por tirar de amigo y se puso detrás del set de batería Józef Rusinowski que se tuvo que aprender los temas en una sola noche y viendo los resultados la verdad lo hizo muy bien.

Disperse - Concierto Madrid
Disperse - Concierto MadridSalieron a las 20:30 después de un rápido cambio de escenario, aún sin el vocalista presente, sólo Jakub, Jozef y el cuarto en discordia, Bartosz Wilk, que fue el más ausente del concierto, no como Jakub y el propio Rafal que no pararon en toda la noche. Atacaron “Foreword” a modo de introducción y rápidamente, a la vez que salía Rafal, siguieron con “Bubbles”, con esos coros y teclado infantiles iniciales que, obviamente, sonaron enlatados. Era la mejor forma de comenzar. Relajados y etéreos, envolviéndonos con esos ambientes tan Pop y al mismo momento tan intensos del grupo polaco. De nuevo el sonido fue perfecto, sobre todo la voz, siendo Rafal un maestro de la vocalización. Se le entendía todo. En “Gabriel” su chorro vocal fue mayor, al igual que los contrastes entre atmósfera, punteos jazzy y guitarrazos djent.

Disperse - Concierto MadridDisperse - Concierto Madrid Miraron a su trabajo previo “Living Mirrors”, por partida doble, con “Dancing With Endless Love” y “Enigma Of Adobe”, intercalando entre ambas un interludio pregrabado, a la vez que Rafal explicaba por qué no estaba Mike con ellos y decía que le encantaba ver caras sonrientes entre el público cansado de la frialdad centroeuropea. El músico polaco demostró tener mucho carisma, no sólo por sus intensos gestos, sino por cómo se movía en escena y como cedía el protagonismo al resto cuando correspondía (sentándose en la batería mientras Jakub hacía sus solos por ejemplo).

Disperse - Concierto MadridA “Foreword” volvieron con la genial “Tether”, uno de los singles potenciales de DISPERSE, por su estribillo coreable, siguiendo con “Stay”, en donde Jakub cambió de guitarra y sacó la típica Steinberg sin clavijero que luego PLINI y su compañero Simon harían las protagonistas de la noche. Y para acabar atacaron otra de “Living Mirrors”, “Message From Atlantis”, otra de las más intensas musicalmente hablando de la noche donde Rafal tocó en varias ocasiones un teclado imaginario y que puso punto y final a menos de 35 minutos de concierto, menos que DAVID MAXIM lo cual me sorprendió, aunque de esta manera lograron recuperar el resto del retraso acumulado. No obstante no fue algo circunstancial, es lo que venían tocando en el resto de la gira. Será que son adalides de aquello de que lo bueno si breve…

PLINI

Plini - Concierto MadridLa última vez que vi a PLINI como primer telonero de ANIMALS AS LEADERS y con el guitarrista de INTERVALS, Aaron Marshall, como principal valedor del músico australiano, me dejó muy gratamente sorprendido. Eso sí, el chico tenía menos carisma y se movía menos que los ojos de Espinete, lo que hizo que su concierto al final resultase, musicalmente perfecto, pero algo monótono. Por eso al saber que se atrevía a liderar su propio tour, no me lo pensé mucho. Tenía curiosidad por saber si le quedaba grande aún el escenario o si había asumido el rol de frontman. Pues bien. Definitivamente Plini no será contratado para un programa de debate, pero ha ganado muchas tablas y ahora controla mucho y muy bien el espacio escénico, asume el protagonismo que debe e interactúa bien con público y el resto de músicos.

Plini - Concierto Madrid Ahora sí con el retraso recuperado, salieron Simon Grove (con la misma ropa que había salido con David Maxim, es decir una camiseta de manga larga de BEHEMOTH), ya sí con su bajo Steinberg sin clavijas, el enorme musical y físicamente Troy Wright detrás de los parches, al que es un gustazo ver (y le dejo hacer solos si quiere) y como segundo guitarrista, Jake Howsam, con pinta de estar en un grupo de Metal sureño. Plini fue el último y el más ovacionado, sobre todo cuando atacó el punteo inicial de “Electric Sunrise” primera referencia a su debut en largo “Handmade Cities”.

El sonido fue perfecto e incluso mejor en volumen. Eso sí, todos lo sufriríamos a lo largo del concierto, pero especialmente los fotógrafos. El músico optó por generar atmósfera a base de contraluces y mucho, excesivo, humo. A veces costaba intuir donde estaba el guitarrista. No se le distinguía.

Plini - Concierto Madrid Cuando avanzaba al frontal del escenario, Plini parecía un adolescente tímido con su largo jersey de punto hasta las rodillas y su sonrisa huidiza, pero ahora se movía de un lado a otro, hacía gestos, interactuaba con el resto de músicos, pedía palmas al público (al que no hacía falta pedir mucho pues lo daba solo)… Un auténtico frontman de este tipo de grupos. Con lo que al contrario que con ANIMALS AS LEADERS y como el mismo PLINI reconoció al presentarse recordando aquella fecha (los mismos tres y otro nuevo… en referencia a Jake), el músico se lo pasaba en grande y nosotros también, sabiendo llevar muy bien el tiempo del concierto.

La trilogía de EPs y singles previa a “Handmade Cities” fue representada ampliamente por “Moonflower”, con su cañero y contundente inicio y Troy demostrando su poderío detrás de la batería en el intercambio de solos final; “The End Of Everything”, con menos humo en escena, pudiendo recrearnos en la forma de tocar de todos; y “Selenium Forest”, con su intro grabada y dando paso a uno de los momentos más jazzy de la noche. Volvieron a su último trabajo con la propia “Handmade Cities”, muy coreada. De hecho yo creo que la gente vino sobre todo por escuchar los temas de este trabajo, porque eran los cortes con los que mejor reaccionaba el respetable. Este tema además tuvo la anécdota musical con Troy que en plena efusividad solista tiró abajo uno de los platos de su batería, debiendo ser recolocado cuando acabó deprisa y corriendo, a la vez que buscaba un ventilador para poder respirar un poco en su contundencia sonora.

Plini - Concierto MadridTambién interpretaron del último “Inhale”, menos reconocida que las anteriores, cuando Plini dijo sus primeras palabras en castellano. Simplemente “gracias”. Con “Heart” volvieron al pasado y Plini aprovechó para relajar el ambiente en un intercambio de solos interesante con Jake sin acompañamiento de ningún tipo. Se entretenían en intercambiar armonía de uno, con solo del otro, haciendo una lucha de a ver quién lo enrevesaba más, hasta que Plini se ganó al público al dar la contestación a su compañero con el riff de “Sweet Child O’ Mine” de GUNS N ROSES. Acabado el intercambio atacaron “Heart” y sin entretenerse “Cascade”, de nuevo volviendo al último trabajo.

Plini - Concierto Madrid Tras este corte Plini anunció un último tema, entre las quejas del público. Él mismo sonrió y diciendo que le encantaba el sonido del desacuerdo, nos confesó que efectivamente, harían también un bis, pero que en vez de hacer la tontería de siempre de salir para volver, lo tocarían seguido y nos darían una sorpresa. Así atacaron “Away”, en el que Plini nos hizo tararear la melodía y cuando ya estaban acabando hizo salir al resto de guitarristas de la noche, Jakub de DISPERSE y David Maxim, para marcarse una jam session, bastante entretenida en la que fueron intercambiando solos y diversos gestos de complicidad, ante la pasividad de Simon que estaba en un segundo plano y Troy que se limitaba a acompañar.

Plini - Concierto MadridAhora sí solo faltaba un tema, y Plini no hacía más que intentar hablar para anunciarlo pero no le dejaba ni Troy, ni Simon, ni el propio ingeniero de luces y sonido que no le hacían más que interrumpirle de broma (hasta le distorsionaron el micro en un momento para la risa de todos los demás). Así sin más empezaron todos a tocar y el público a cantar pues tocaron un pequeño fragmento de “I’ll Be There For You” de los REMBRANDTS, famoso por ser la sintonía de cabecera de la serie “Friends”. Ahora sí era el final y el honor recayó en “Paper Moon”, acabando después de 75 minutos de música y buen ambiente.

Plini - Concierto MadridPlini ha dado un paso adelante. A su talento innato ha añadido una capacidad sobre las tablas que hace que sus conciertos sean más entretenidos y se pasen volando. Mejorando el hecho de que haya que intuirle entre tanto humo… la verdad es que salimos todos muy satisfechos.


Crónica: Raúl Ureña

Fotos: Laura Ruiz

Promotora: Madness Live! Prods

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here