CRONÓMETROBUDÚ - Ama Gi

0

Atrevido disco el que se han marcado los burgaleses CRONÓMETROBUDÚ con este “Ama Gi”, título en sumerio que significa "libertad". Este quinteto lleva desde el comienzo de su carrera reinventándose a sí mismo y toca todos los palos posibles para hacernos llegar la música que les gusta sin pararse a tener una etiqueta. Es esta mezcolanza la mayor virtud y a la vez la mayor losa de “Ama Gi” pero veamos las canciones una a una.

Comenzando con la típica intro llamada "Niribu" pasamos enseguida al corte que da nombre al disco, “Ama-Gi”, que abre de manera contundente con la batería de Roberto de Vega y los siempre notables violines eléctricos de Óscar Calvo. La letra cargada de contenido histórico es una declaración de intenciones que, a pesar de empezar francamente bien, se pierde un poco en unos cambios de ritmo que pasan a un estribillo muy popero mezclado con unos buenos riffs… Muchas cosas para un solo tema. No obstante, Javier Castro – vocalista – capitanea un buen corte en términos generales.

 

“De Cero” es uno de las mejores canciones de “Ama Gi”, tiene mucho ritmo  y un buen guitarreo de David Sendido, va ganando en intensidad hasta que de nuevo nos descoloca con sus estribillos, que al menos son bastante pegadizos, y Óscar Calvo samplea con el violín algunas piezas de música clásica consiguiendo un más que decente acabado. Me ha gustado especialmente “Codo A Codo” que es la más cañera de todas, con un ritmo in crescendo y una gran labor a las cuerdas de David Sendido y Pablo González al bajo.

“Soy Yo, David” es el corte más largo del álbum, que comienza con una genial introducción a violín que va incorporando al resto de instrumentos para confeccionar este medio tiempo (al menos durante su primera mitad) con mucho gancho en sus letras que hacen referencia siempre a temas literarios o religiosos pero sin resultar obvios por lo que la originalidad en cierta medida está asegurada.

Son los tres temas mencionados el grueso “duro” de “Ama-Gi”. Un disco fiel al significado de la palabra sumeria que les da nombre, pero que queda cojo en su conjunto por la gran diferencia de unos temas a otros en cuestión de ritmo, calidad…

Continuamos con “Tú y Yo”, lo más parecido que hay a una balada, una composición algo pesada donde únicamente destacaría el gran solo de guitarra de David Sendino. “Bajo Tu Piel” sigue prácticamente el mismo esquema, al igual que “En Tu Lecho” que al menos mejora en cuestión de ritmo. Pero como mencionaba en el anterior párrafo la segunda mitad supone un bajón considerable y es que para un servidor el orden en que los temas están puestos en un LP es algo muy importante y que puede condicionar la sensación general una vez terminada la escucha.

A ritmo de guitarra española – muy bien tocada por Amir John Haddad – junto con riffs con cierto toque de Blues llega un verdadero coitus interruptus cuando Javier Castro se pone a rapear la letra para volver a sorprendernos con un cambio de ritmo y ciertos aires árabes. Desde luego es un tema osado pero no me acaba de gustar. Antes de terminar hay que detenerse con “Reisan (3)”, un corte cantado íntegramente en japonés que es muy pegadizo la verdad y que supongo que está realizado con vistas de abrir mercado asiático.

Estaré atento a la evolución de CRONÓMETROBUDÚ porque se esté en consonancia con su estilo o no hay que reconocerle el esfuerzo, la originalidad y las ganas que le ponen.

 

Txema Sáez

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here