EPYSODE – Obsessions

0
Leyenda

EPYSODE es una densa gota cayendo en el silencio de una solitaria habitación bajo enfermizas luces fluorescentes. Es una mente perdida dentro de un laberinto de sonidos técnicos, melódicos y oscuros, que como invisibles presencias, nos introducen en este universo de extraños casos paranormales.

Así, con este aire un poco a lo “Expediente X”, EPYSODE se estrena con este debut y bajo el nombre “Obsessions” nos revela lo que la mente de su creador y mentor Samuel Arkan esconde y maquina más allá de su propio proyecto musical más conocido, como es el caso de VIRUS IV. De este modo EPYSODE nos presenta un conjunto de catorce canciones que, como expedientes clasificados, van sacando a la luz una intrigante historia conceptual que va desde insólitos crímenes a niños desaparecidos en extrañas circunstancias, hasta fantasmas atormentados que nos vigilan desde una desconocida dimensión paralela. Y todo con invitados de lujo entre los que cuentan Oddler Stensland (COMMUNIC) , Kelly Sundown (BEYOND TWILIGHT, OUTWORLD), Rick Altzi (AT VANCE), Kristoffer Gildenlöw y Léo Margarit (PAIN OF SALVATION) o Magali Luyten (VIRUS IV, BEAUTIFUL SIN, AYREON).

Como una sensación de gelidez misteriosa, se inicia el tema que abre el disco “File 41807” donde macabras risas infantiles empiezan a rodearnos. Y la intriga no ha hecho más que comenzar, pues le sigue a la zaga “Silences Of Dawn (Poetry)” una hermosa melodía apoyada en un clásico piano sobre el que se desliza una voz femenina que da pie a “First Blood”, tema encadenado a su predecesor en el que los riffs de guitarra cortantes y la dualidad de voces líricas/graves se entremezclan como hélices de ADN.

Pero la oscuridad técnica continúa y lo hace de la mano de un sobresaliente corte como es el homónimo “Obsessions”, una pieza musical con fuertes riffs de guitarra, sintetizadores y potentes melodías vocales, en el que también se pueden discernir varios duelos de voces. No obstante no es la única que destaca, pues “Invisible Nations” no se queda atrás en una canción fuertemente melódica en la que hasta tres gargantas, conforman un pegadizo estribillo colocando todas sus ganas y talento para inundar la pieza de pura calidad musical.

Llegados a este punto toca el turno de las comparaciones, algo que en este caso me niego a realizar con una labor de redacción tan obvia, ya que si el lector sabe leer entre líneas ya habrá divisado ese inevitable halo AYREON que emanan todos los temas de EPYSODE. Algo irremediable por otro lado si tenemos en cuenta las influencias de este músico- compositor y de sus “cósmicos” invitados. Algo que queda muy claro en uno de los temas que más influencia parece tener del rubio compositor holandés de la ciencia ficción, como es la hermosa y tranquila “Gemini Syndrom”.

Ya traspasado el ecuador del plástico y metidos de lleno en esta intrigante historia, parece que los crímenes siguen sin resolverse, es por ello que prestamos más atención que nunca en los minutos que conforman los temas de “The Other Side” y “Season Of Redemption”, una canción, ésta última, repleta de feeling, guitarras poderosas y melodías vocales que siguen con esta tendencia a flotar sobre valles de teclas y sintetizadores.

Algo más oscura se presenta “Shadow Lord”, un tema me gusta especialmente por la dureza de las guitarras y las voces, un corte que en las partes vocales masculinas se apuntan -en mi opinión- un tanto, ya que resulta extremadamente parecida al estilo de los últimos SHYMPONY X. Un toque oscuro y progresivo del que no logran librarse ni en los últimos coletazos del álbum, con temas de protagonista femenina como es el caso de “Divine Whispers”, una canción poseedora de un marcadísimo parecido con los españoles EBONY ARK.

Y así, los fantasmas resultan ser nuestros acompañantes para cerrar el disco en “March Of The Ghosts”, junto a la emotiva “Last Sunset” que casi como en una ópera nos relata el final de esta extraordinaria historia. Una narración larga, que se tarda en digerir, no lo niego, pero que hay que paladear despacio, observando en la oscuridad de la habitación muy atentamente esa gota que cae, sus matices, sus sonidos, en un ejercicio musical que se traduce en un disco elegante, melódico, poderoso y muy elaborado. Impecable.

 

Jessica Tornos-Ybes

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here