Valfar de WINDIR, el pilar de la banda de Black Metal que falleció hace 20 años

Valfar, líder de la banda de Black Metal Windir
Valfar, líder de la banda de Black Metal Windir

Celebrando la gloria del guerrero Valfar tras su descanso final entre la nieve

WINDIR fue una de las bandas más relevantes y apreciadas del Black Metal noruego fuera del ámbito del movimiento más visible en Oslo, y Terje Bakken, alias Valfar, su mayor representante como creador del proyecto en 1994 y principal cabeza pensante detrás del mismo, aún cuando dejó de ser un proyecto en solitario. Tal día como hoy se celebra una luctuosa efeméride relacionada con la banda, y que ha dado pie a este artículo sobre la música de la banda.

Hoy se cumplen 20 años de una tormenta en el interior de Noruega. Hasta ahí, no sería nada anormal, un fenómeno climatológico totalmente natural y habitual para esa zona y estas fechas que pasaría desapercibido en un país tan al norte de Europa; una tormenta como tantas otras que han azotado esas tierras. Y así seguirá siendo, esperemos. Sin embargo, esa ventisca de nieve del 14 de enero de 2004 en los alrededores de Sogndal no fue un evento climatológico adverso sin más, ya que nos dejó para la posteridad uno de los episodios más trágicos y tristes para el Black Metal.

El fallecimiento de Valfar

Bien es sabido el gusto que los nórdicos tienen por el aire libre y el senderismo. Aquel día, Terje Bakken, alias Valfar, creador de WINDIR, hizo su viaje final en lo que debía ser un día cualquiera en una caminata cualquiera. La tormenta de nieve le cogió desprevenido en mitad de una ruta a pie desde su granja (supuestamente la granja Kvåle, a las afueras de Sogndal) hacia una cabaña o casa de campo familiar en un lugar relativamente aislado del núcleo urbano y de la zona de granjas llamado Fagreggi, que parece estar a las orillas del pequeño lago Fagreggjevatnet. Durante su trayecto, una imprevista nevada le desorientó y le hizo perderse, muriendo finalmente por hipotermia.


Mapa de Sogndal y sus alrededores: Fagreggi, Reppastølen, granja Kvåle, iglesia Stedje (Mapcarta)
Mapa de Sogndal y sus alrededores: Fagreggi, Reppastølen, granja Kvåle, iglesia Stedje (Mapcarta)

Tras encontrarse tres días después su cuerpo sin vida en otra ubicación próxima, Reppastølen, se concluyó que Valfar estaba tratando de volver sobre sus pasos, viendo que no llegaría a la cabaña con las condiciones de viento, frío y nieve, para evitar morir en la tormenta, pero todo su esfuerzo fue en vano. Terje nos dejó cuando tenía tan solo 25 años de edad, y desde entonces sus restos descansan en la iglesia Stedje de Sogndal.

Pocos detalles más han trascendido sobre su fallecimiento, y el resto que se aporte son elucubraciones. Probablemente su ruta en algún momento tomaba senderos y acabó desorientado por la escasa visibilidad debido a la nieve, ya que si hubiera seguido la carretera que más le aproximaba a Fagreggi podría haber vuelto a un lugar seguro con éxito. Quizá sí siguió la carretera y simplemente los efectos neurológicos de la hipotermia (confusión, alucinaciones) acabaron por desorientarle incluso en lugares bien señalizados y conocidos por él.

Lápida de Terje Bakken, alias Valfar, creador de WINDIR en el cementerio de la iglesia Stedje de Sogndal
Lápida de Terje Bakken, alias Valfar, creador de WINDIR

Los restantes miembros que compartían con Valfar su proyecto, que para entonces ya se entendía como una banda, anunciaban a los seguidores de WINDIR en su página web el 28 de enero de 2004 el suceso. Os dejamos la traducción del texto, en la cuál se decía que había fallecido de hipertermia (y no de hipotermia) y se refieren a Fagereggi (y no a Fagreggi) como el lugar donde se encontraba la cabaña:


"Tristemente tenemos que informaros de que Terje 'Valfar' Bakken ha sido hallado muerto el sábado 17 de enero de 2004.

Terje dejó su casa el miércoles 14 de enero, y cuando no regresó su familia se preocupó y llamó a la policía. El sábado 17 de enero nuestro mayor miedo se confirmó. Terje fue hallado sin vida en Reppastølen, en el valle de Sogndal. Parece como si Terje estuviera de camino a la cabaña de la familia en Fagereggi. Debido al clima frío y la profunda nieve el viaje se volvió mucho más duro de lo que Terje esperaba. Cuando se dio cuenta de que no podría llegar a la cabaña, trató de volver sobre sus pasos. Desafortunadamente no lo hizo. Encontraron a Terje justo arriba de Reppastølen. Las evidencias forenses dicen que Terje murió de hipertermia. Este trágico accidente ha hecho estos momentos extremadamente duros para su familia, miembros del grupo y amigos.

Terje fue enterrado en la iglesia Stedje el martes 27 de enero.

Esperamos que respetéis su memoria y permitáis a Terje descansar en paz.


Un gran hombre ha muerto, pero su música vive para siempre.

Hváll, Steingrim, Sture, Strom & Righ".

El 4 de marzo de 2004 los restantes miembros de WINDIR anunciaban que la banda llegaba a su fin, pues seguir sin Valfar no tenía sentido, ya que había sido su creación, no sin antes lanzar la recopilación homenaje a su amigo "Valfar, Ein Windir", que finalmente se lanzaría en septiembre de ese mismo año.

A pesar de su juventud, ya había dejado un legado musical muy importante tras crear con WINDIR una de las formaciones de Pagan Black Metal más brillantes y desde luego, inigualable e irrepetible, por muchos motivos que intentaremos exponer.


El Sognametal, la versión personal del Pagan Black Metal de un artista influenciado por su región hasta el extremo

Conocí la música WINDIR gracias a nuestro compañero redactor Juanma Rubio. Debía ser una noche, alrededor de 2006 ó 2007, cuando en un concilio metálico se estaba reproduciendo un DVD con el concierto de recuerdo a Terje Bakken. En este DVD su hermano, Vegard Bakken, tomaba el micrófono (sin haber cantado en ningún grupo anteriormente) y sus excompañeros, ahora en VREID, interpretaban en directo el material de WINDIR para publicarlo posteriormente en 2005.

Lo que de entrada me causó bastante gracia por el gigantesco y musculado cuerpo de Vegard, poco a poco se tornó en una curiosidad al apreciar ese algo especial que algunas bandas tienen y las convierte en únicas. Esa pequeña semilla de inquietud despertada, años después, floreció y acabó ocupando no solamente sitio en la estantería de mi habitación, si no un hueco en mi alma. Aquel DVD grabado en Oslo fue el primer contacto con la música de WINDIR. Titulado apropiadamente “Sognametal”, ese lanzamiento concentraba de algún modo el fundamento de todo lo que pensaba Valfar en vida y dejó plasmado tras su muerte, aunque esto lo explicaré más adelante.

Cuando posteriormente pude visitar Noruega con cierta profundidad hace unos años, y en concreto el fiordo de Sogndal y sus localidades, entre otras Kaupanger o la propia Sogndal, fui consciente que la música que nos llega de muchas de sus bandas emana de elementos propios del lugar. Una naturaleza pura, casi única en sus paisajes, jalonados por la niebla en las cumbres, sus vastos bosques y senderos, así como las granjas que marcaron toda la idiosincrasia de Valfar. Todo ello está presente de algún modo en su sonido. Sus vecinos y amigos, también habitantes de las granjas de la región, se le unieron en el camino que él inició como compañeros en WINDIR, e incluso después siguieron y siguen de algún modo su legado en VREID.

En el caso de WINDIR, estos elementos circundantes que influenciaron de manera definitiva su sonido son más que ciertos, porque además de la música emotiva y evocadora que se alimenta de esos parajes y toma los sonidos de su folklore tradicional, hay un contexto lírico en paralelo, con multitud de referencias en las letras a acontecimientos históricos de la región y sus personajes, como reyes y guerreros, algunos relevantes para la historia de Noruega. Esta temática, que fue constante en toda su carrera, nació en el fiordo y del fiordo de Sogndal, pero gracias a Valfar nunca se quedó solamente allí.

WINDIR y la visión de Valfar

Terje Bakken nació el 3 de septiembre de 1978. Su forma de vida fue la de un granjero orgulloso (que incluso fabricaba su propio alcohol, según han contado en alguna entrevista los miembros de WINDIR) primero como habitante de Sognal, y después noruego. Despreciaba el modo moderno de vida de las ciudades y el acomodamiento general de sus compatriotas. Así, además de defender con música su cultura ancestral, utilizando incluso para las letras un dialecto propio como el sognamaol (uno de los precursores del noruego moderno) despreciaba como pagano no solamente las religiones, si no el modo de vida actual alejado del mundo rural. Así lo atestiguaban las estrofas de la canción “Kampen”:

“La primera vez que vinieron fue con Jesucristo y las cruces
muchos de nosotros nos negamos aceptar a este dios débil
otros nos traicionaron, a cambio de tierra e influencia,
reemplazando las costumbres paganas

Ahora tenemos que unirnos, una batalla contra los bastardos cristianos

La segunda vez que vinieron, eran unos sabelotodo con lo que ellos llaman conocimiento
muchos de nosotros nos negamos a ser como los urbanitas
algunos nos traicionaron, a cambio de estatus y presencia,
en vez del auténtico sentido común

Ahora tenemos que unirnos, una batalla contra los bastardos urbanitas”

Valfar de WINDIR en su granja con su tractor al fondo
Valfar de WINDIR en su granja con su tractor al fondo

La música que necesitaba hacer Valfar era solamente una, y solamente él entendía del modo que debía hacerse. Así siempre intervino en la producción de los cuatro discos publicados por WINDIR. Quizá por no haber recibido presiones o puntos de vista externos, hay detalles en los que el sonido está penado en algún punto, con fallos en la ejecución (por ejemplo, en la última canción de “Sóknardalr”) pero como digo, el que no hubiera injerencias era el único modo para que WINDIR fuera WINDIR y no otra cosa.

Afortunadamente, WINDIR fue su creación, a pesar de las contribuciones posteriores, que no diluyeron su encanto. La clave de por qué la música de Valfar es tan apreciada diría que es por su elevado grado de emotividad, que en algunos momentos llega a sobrecoger. Esa magia que solamente algunos músicos atesoran, él la tenía y la plasmaba en sus creaciones, y estaba quizá más acentuada precisamente por hacer prácticamente todo por cuenta propia.

Fallecido el mismo año que otro mito como Quorthon de BATHORY, solamente puedo lamentar que en mis dos visitas a la península escandinava no me acerqué a recordar a ambos visitando los lugares de su descanso físico. Si bien es algo que tengo pendiente en una futura visita, si el destino así lo quiere, claramente su esencia descansa en muchos otros lugares de todo el mundo, ya sean lugares físicos como la comarca de Valfar, o intangibles como los recuerdos conscientes de quienes le conocieron personalmente o los que le conocimos a través de su legado musical.

Años 90: Los primeros pasos de Valfar con las maquetas “Sogneriket” y “Det Gamle Riket“

Su andadura comenzó como WINDIR con dos demos en 1994 y 1995, que fueron "Sogneriket" y "Det Gamle Riket", en las que aún buscaba el sonido particular que haría grande su nombre. Aún así, al escucharlas se percibe ya una intención de hacia dónde ir, cómo tocar… Valfar no estaba perdido y su talento se puede apreciar incluso en estas grabaciones rudimentarias iniciales.

En "Sogneriket", casi con todo por perfilar, hay un cúmulo de elementos bastante precarios, en varios sentidos. Para empezar, el sonido obtenido era crudo y muy pobre, hasta apreciándose subidas y bajadas de volumen de lo que podría ser, aparentemente, el movimiento de las bobinas de una grabadora de cintas magnéticas.

Primera demo de WINDIR "Sogneriket" de 1994
Primera demo de WINDIR "Sogneriket" de 1994

El logotipo afortunadamente evolucionaría a posteriori. Se partía de algo realmente básico e inocente, pero al menos fácilmente legible. En cuanto a la ilustración de la portada, parece estar altamente influenciada (siendo generosos, por no decir que se trata de una adaptación) por el arte que hizo Ken Kelly para el “Kings Of Metal” de MANOWAR. La posición del guerrero, su espada, el astro que figura en el cielo cerca de su puño alzado… haced la comparativa y decidid vosotros mismos. Una inocencia encandiladora, sin duda, que a buen seguro os hará esbozar una sonrisa.

Sin embargo, a pesar de esos lastres técnicos del sonido y visuales en la presentación de la portada, en la composición se aprecia ya bastante gracia en el manejo de las melodías de guitarra, algo más sencillas que las desarrolladas a posteriori, y en los coros.

En la segunda de ellas, "Det Gamle Riket", hay un salto importante hacia la obtención de una personalidad propia en cuanto al apartado visual, ya sea en el arte de la portada como en el logo, que se empieza a parecer al que sería el definitivo, pero todavía con cierta inocencia en las formas redondeadas de las letras.

Segunda demo de WINDIR "Det Gamle Riket" de 1995
Segunda demo de WINDIR "Det Gamle Riket" de 1995

La cuestión técnica del sonido mejora notablemente en esta segunda maqueta, donde la calidad se supera con una mayor claridad y brillo, y con más volumen en la mezcla. Se acerca a lo que sería el primer álbum.

“Sóknardalr” (1997), el primer álbum de WINDIR

Portada del álbum de WINDIR "Sóknardalr"
Portada del álbum de WINDIR "Sóknardalr"

Valfar daba un paso más al firmar en 1996 un contrato por dos discos con el sello Head Not Found, perdía ya cualquier atisbo de inocencia al dejar atrás las maquetas para lanzar su primer disco con el sello Head Not Found - Voices Of Wonder. Solamente recibió ayuda para grabar las pistas de batería de Jørn Holen, posteriormente en VREID (y quien también haría de músico de sesión para KELDIAN años después) y una colaboración en las voces de alguien llamado Steinarson, que repetiría en “Arntor”.

Visualmente es el más diferente a los demás con una portada en la que una foto de no demasiada calidad se puede ver el perfil al horizonte de unas cumbres, tomada en la zona del fiordo de Sogndal por el mismo Terje Bakken.

El arte del interior del libreto y contraportada aparecen otras ilustraciones y elementos que se vinculan a la idea que Valfar tenía sobre el concepto de WINDIR: escudo, espada, casco… y un elemento heráldico de la zona de Sognal, que simboliza el agua y una popa de embarcación típica noruega. También aparece una foto de Terje Bakken, posando a las orillas del fiordo de Sogndal.

Aquí tenemos ya todo lo mejor que WINDIR podía ofrecer al Black Metal, con un álbum donde se crean ambientes siempre bellos, que se mueven desde la alegría a la tristeza, siempre con un tono melancólico que no dejaría de figurar jamás en sus creaciones. El uso de una voz rasgadas junto con los coros limpios y profundos, como en “Mørket Sin Fyrste”, o la exquisitez de las melodías en “I Ei Krystallnatt”, son capaces de transportarte a otro momento y estado de ánimo.

“Likbor” y “Sóknardalr” cierran el álbum y lo resumen perfectamente de una manera maravillosa, siendo capaz de abstraerte y ponerte en situación, facilitando la tarea de imaginar que estás allí, en el entorno en el que Valfar se crio.

En cuanto a las letras, ya están presentes las referencias históricas sobre la región de Sogndal y sus disputas como en "Sognariket Sine Krigarar", el mundo de los guerreros y las afrentas y traiciones sufridas en "Mørket Sin Fyrste" junto a otras referencias a la sexualidad y la procreación como en "I Ei Krystallnatt".

“Arntor” (1999), la consolidación de WINDIR

Portada del disco de WINDIR "Arntor"
Portada del disco de WINDIR "Arntor"

En esta segunda obra, Valfar logró un sonido más pulido y con mayor uso de elementos diferenciales para enriquecer la música, como sintetizadores o su acordeón. Hubo tres invitados para grabar algunas guitarras y teclados (I.R. Årøy, B.T. Årøy y Harjar) pero otra vez Valfar se encarga prácticamente todo, excepto la batería, de nuevo con Jørn Holen a la batería y Steinarson haciendo las voces limpias.

Usar el acordeón de una manera tan evidente y a la vez poco estridente le hizo también superar una barrera de riesgo en este segundo disco, aunque esa parte Folk de WINDIR precisamente le diera licencia para hacerlo sin demasiado miedo en la introducción “Byrjing”, que da paso a una de las canciones más memorables de su historia, “Arntor, Ein Windir”, rica en tempos y elementos diferentes.

En cuanto a referencias en sus letras, hay temas de varios tipos como la vida rural ("Ending") o los constantes y notorios eventos históricos relativos a Sogndal, como por ejemplo “Arntor, Ein Windir”. Aquí Valfar relata el alzamiento de Arntor y otros guerreros a finales de 1183 contra los gobernadores de Sogndal, que abusaban de los impuestos y que colmaron la paciencia de los habitantes de la zona tras incrementar su recaudación para la celebración de las Navidad de aquel año. Los gobernadores, que estaban alineados con Sverre Sigurdsson, un pretendiente al trono de Noruega, fueron finalmente aniquilados por Arntor y otros en esas fechas, llenos de ira por los abusos sufridos.

Arntor y las gentes de Songdal apoyaban al rey Magnus Erlingsson (curiosamente, también apoyado por la iglesia católica) que era rival de Sverre. Magnus fallecería en la batalla de Fimreite, librada precisamente en el fiordo de Songdal al año siguiente, 1184, dejando así el poder al odiado Sverre Sigurdsson, tras varios años de disputas sobre el derecho a la corona del país.

Aquel fue un año clave en la historia de Noruega, y daría título a su siguiente álbum. Lo relatado a nivel histórico por WINDIR en sus letras da una visión de la importancia de la zona de Sogndal en el desarrollo de la historia del país.

En cuanto al arte de la portada, este pertenece a un ilustrador y publicista, Harald Damsleth, que realizó entre otras cosas cartelería para el partido nacional socialista de Noruega durante la ocupación nazi del país, además de diseños para sellos noruegos en los años 40. Más allá de cualquier connotación política, la imagen representa otro paisaje propio del entorno bucólico en el que Valfar se crió, y además con referencias a los guerreros, con esa espada sujetando la puerta. En el interior del álbum podemos encontrar una de las fotos más recordadas de WINDIR, con Valfar a contraluz en un primer plano y su tractor en el fondo. El entorno de su granja, presente como siempre.

“1184” (2001), nuevos vientos con nuevos miembros en WINDIR

Portada del disco de WINDIR "1184"
Portada del disco de WINDIR "1184"

WINDIR dejó de ser un proyecto personal de Valfar con colaboradores a parecerse más a un grupo completo para preparar “1184”. Aquí ya estaba conformado pues como una banda, capaz de llevar al directo su música, tras las adiciones de otros músicos de su entorno próximo a la formación. Así Sture Dingsøyr, Stian Bakketeig, Jørn Holen (que ya había grabado las baterías de los discos anteriors) y Jarle Kvåle, posteriormente miembros de VREID y Gaute Refsnes, de COR SCORPII, ayudaron a Valfar a sacar el disco adelante.

Como habéis leído en “Arntor”, el título del disco es una fecha en referencia a un año clave en la historia del país, una batalla que aconteció entre las huestes del entonces rey Magnus Erlingsson y el aspirante al trono Sverre Sigurdsson, a la postre vencedor y nuevo rey de Noruega desde 1184 hasta 1202.

Es curioso cómo Valfar, supuestamente un confeso anticristiano (aunque tomara referencias musicales de música "sacra" noruega, que probablemente a su vez las había heredado y conservado de tiempos pretéritos paganos) si atendemos a sus letras como la de la canción "Kampen" ya comentada previamente, se declara enemigo del usurpador ilegítimo del trono Sverre (pues todo parece indicar que no tenía derecho de sangre para reclamar el trono de Noruega) que estaba entonces enfrentado a la Iglesia Católica, que apoyaba a Magnus y apoyó a otras facciones católicas posteriormente contra Sverre siendo ya Rey.

Pesaba más para Valfar el rechazo que había provocado Sverre en las gentes del fiordo de Songdal durante generaciones que la supuesta animadversión hacia la Iglesia Católica, algo en lo que podrían coincidir. Desde luego para Sverre la  animadversión hacia la iglesia tampoco era tal… un simple juego de poder, pues necesitaba el reconocimiento de la misma para ser aceptado plenamente como monarca, y nunca lo tuvo, con conflictos durante todo su reinado. Así, a su muerte, Sverre recomendó a su hijo y heredero del trono Haakon que se reconciliara con la Iglesia Católica.

Volviendo a la propia música del álbum, WINDIR empezó a incluir canciones con letras en inglés y no solamente en el dialecto noruego sognamaol, quizá en un intento de abrir su música al mundo.

El álbum comienza con un sonido que sugiere un ambiente frío a la par que melancólico gracias a las melodías Folk que inundan “Todeswalzer”, cargado de sintetizadores y un poco de acordeón. Estos elementos que agregan buena parte de la atmósfera a la música del grupo son notables, como siempre, a lo largo de los distintos temas, al punto de coquetear con la música electrónica ambiental por momentos.

Valfar de WINDIR con su sintetizador
Valfar de WINDIR con su sintetizador

Hay referencias de Valfar a su propia muerte (un tema recurrente en su discografía) en “Todeswalzer”, tal y como contaba en una entrevista Hvall (Jarle Kvåle), por ejemplo con esta última estrofa que curiosamente Valfar cantaba en alemán:

“Cuando esté muerto, iré más lejos, más lejos que nadie
Para ganar fuerza y sabiduría como un dios desde el otro extremo”

Las contribuciones de los nuevos músicos a WINDIR fueron aparentemente pocas, o al menos las hicieron amoldándose al espíritu conformado en los dos discos anteriores por Valfar. Solamente se salen fuera de las formas habituales que había tenido su música en algún momento como “The Spiritlord” o “Destroy”, donde los riffs de guitarra crean un sonido más seco y directo, más próximo a lo que después harían en VREID que al sonido tradicional de WINDIR. Igualmente, de la mitad del tema hacia delante los sintetizadores vuelven a dotar de ese sentimiento especial a la canción.

De especial importancia en este álbum es la canción que lo cierra, “Journey To The End”, una de las mejores composiciones del grupo. Además, gracias a su última estrofa se interpreta como otra especie de revelación de lo que sería la propia muerte de Valfar (de nuevo) en plena juventud, tres años antes de que esta aconteciera, y como si él mismo nos la estuviera anticipando.

“Abracé mi visión, tal y como era normal en mi
Un sino, un destino, una muerte temprana inevitable
Finalmente estoy muerto
Y la visión ha sido revelada a todos los demás”

La portada de “1184” es una obra pictórica de Johann Christian Dahl, titulada “Invierno En El Sognefjord”, capturando en la misma una ubicación real del lugar donde se alza el monolito en memoria de la batalla de Fimreite. En la contraportada figura el mismo monolito pero con una marca de agua de un guerrero alzando la mirada hacia el cielo. De nuevo, los elementos visuales eran acordes a la narrativa sobre la historia de su hogar.

"Likferd" (2003), el último disco de estudio de WINDIR

Portada del disco de WINDIR "Likferd"
Portada del disco de WINDIR "Likferd"

Siempre he considerado este disco como el más estándar dentro del Black Metal de WINDIR, quizá por contar con el resto de miembros ya más integrados, al pasar más tiempo junto a Valfar como músicos. Antes de lanzar “Likferd”, a la postre último álbum de estudio del ya entonces grupo, juntos habían realizado conciertos entre noviembre de 2001 y septiembre de 2003, pasando por Alemania, Suiza, Austria, Francia, Países Bajos…y una parada en Estados Unidos. Su última actuación, según Setlist.fm, sería el ofrecido en la sala John Dee de Oslo el 26 de septiembre de 2003.

Ese tipo de actividad en vivo, compartiendo escenario, acaba por ofrecer ciertos cambios. En cualquier caso, a futuro esos cambios o la profundidad de los mismos son simples especulaciones, ya que aquí acabó su trayectoria en estudio. No hubo tiempo para más evolución, que tampoco había sido rompedora si no más bien continuista, no dando saltos al vacío entre disco y disco. La continuidad es bastante evidente, con esos elementos diferenciadores en la música de WINDIR presentes de nuevo en “Likferd”: melodías tradicionales, sintetizadores, voces limpias ocasionales… todo ello para ofrecer más detalle a su Black Metal, llevándolo a la categorización de Sognametal, si queréis.

Las letras de este álbum, en inglés y noruego, se mueven desde la felicidad del modo de vida en soledad (“Resurrection Of The Wild”), la muerte vista por el propio fallecido (“Martyrium”, “Dauden”), la opresión del tirano (“Despot”) o de nuevo temas históricos sobre Sogndal: la lucha del guerrero Arntor y otras generaciones que vivieron en la granja Kvåle (“Blodssvik”, “Ætti Mørkna”) y el conflicto con Sverre (“Fagning”).

Para la portada, se eligió otra vez una obra vinculada al fiordo de Sogndal, “Likferd på Sognefjorden” (“Entierro En El Fiordo De Sogndal”) y a la misma corriente artística a la que pertenecía su anterior arte para “1184”. Adolph Tidemand, pintor del movimiento romántico noruego, lo pintó junto a Hans Gude, otro artista noruego perteneciente al mismo movimiento pictórico que exaltaba el pasado, con constantes referencias a paisajes y escenas cotidianas y costumbristas. Existen pues dos versiones de este cuadro, con pequeñas variaciones entre ambos, dos visiones del mismo entierro.

Este episodio final, con las referencias varias a la muerte vista desde el punto de vista de aquel que fenece, cierra la vida discográfica de Valfar, aunque aún recibiría un homenaje póstumo en forma de recopilatorio y otro lanzamiento audiovisual por parte de sus compañeros, que se presentaron por última vez bajo el nombre de WINDIR.

"Valfar, Ein Windir" (2004), la despedida de su familia

Portada del disco de WINDIR "Valfar, Ein Windir"
Portada del disco de WINDIR "Valfar, Ein Windir"

Ya con Valfar fallecido, sus compañeros por expreso deseo de la familia lanzaron un álbum doble recopilatorio de WINDIR titulado "Valfar, Ein Windir". Aprovecharon la ocasión para concluir con la banda, y lo anunciaron del siguiente modo:

"La pérdida de nuestro mejor amigo y fundador de WINDIR ha hecho de estos últimos meses un momento extremadamente duro. Hemos decidido que WINDIR no seguirá adelante. Valfar creó WINDIR, y sentimos que WINDIR no sería WINDIR sin él.

Tras el ánimo de la familia de Valfar, hemos decidido lanzar un último disco de WINDIR. Será un CD en honor a Valfar. Será doble. El primer CD traerá material nuevo, inédito, versiones de otros grupos y tomas en directo. El segundo será una recopilación de la gran música hecha por Valfar. Incluirá temas de la primera demo 'Sognariket' hasta el último disco 'Likferd'. Tabu Records lo lanzará en agosto o septiembre de 2004. Hemos decidido que toda la ganancia del disco vaya directamente a la familia de Valfar.

Queremos también agradecer a los amigos, seguidores, grupos, sellos y prensa que nos ha apoyado en estos momentos de dificultad. La información de los futuros proyectos musicales de los miembros de WINDIR se anunciará más adelante.

¡La música de WINDIR aún sigue viva!

Hváll, Steingrim, Sture, Strom & Righ"

“Sognametal” (2005), primer DVD y último lanzamiento de WINDIR

Portada del DVD de WINDIR "Sognametal"
Portada del DVD de WINDIR "Sognametal"

Cuando comentaba al principio del artículo que el DVD “Sognametal” fue totalmente influyente y definitivo en desarrollar el comienzo de mi admiración por el grupo, es porque se reúnen en él elementos no baladíes que explican su importancia, aunque entonces no era consciente de ello.

Para empezar, el título del DVD es la definición de un subgénero tal cuál lo entendía el propio Valfar. Él se refirió a su propia música de ese modo, el “Metal de Sogndal”, aunque fríamente hablando sea Black Metal pagano y folklórico. Desde luego mucha gente puede hablar de la cultura íbera, celta o vikinga, por poner tres ejemplos propios o próximos a nuestro país, incluso estudiarlas, pero llegar al nivel de detalle en que lo hizo Valfar es tremendamente complicado, y en cualquier caso ya sería un contenido lírico referido a otro lugar y no a Sogndal.

Así, lo que plasma Valfar en WINDIR es un folklore tan propio y vinculado a su vida, tan acotado a una zona y respirado en el día a día de su vida por haberse criado allí y haberse embebido del legado de tradiciones e historia del fiordo, que sin duda alguna sí podemos concederle (aunque sea de manera simbólica) la creación de un subgénero dentro del subgénero. Que alguien me perdone si posteriormente han salido más bandas de la zona sonando igual y hablando de lo mismo, pero podríamos decir, rizando el rizo, que WINDIR ha sido la única banda que jamás ha tocado el estilo (si se nos permite llegar a la fragmentación mínima del término estilo) Sognametal.

En segundo lugar, la portada es un cuadro de nuevo de Adolph Tidemand, la tónica presente de los anteriores discos, en los que los pintores del romanticismo noruego tenían que estar para dar aún más trasfondo al contenido musical y lírico de WINDIR, en varios casos con pinturas relacionadas de manera directa con Sogndal, y por lo tanto con la banda.

Por ello también es relevante su arte, para nada escogido al azar, en el que además se muestra cómo atienden a un herido y se respira una atmósfera bastante dura, con rostros de ancianos apesadumbrados y niños llorando. Tras visitar la página web del Museo Nacional de Arte de Noruega y no encontrar la obra concreta de Adolph Tidemand utilizada, me puse en contacto con el personal del museo para obtener más información, que rápidamente me contestaron:

"Querido Carlos, gracias por tu pregunta.

He estado en contacto con la Comisaria Senior de Exposición Mai Britt Guleng, y esta es su respuesta.

'La pintura es una de las obras principales de Adolph Tidemand, de 1864 y titulada 'Lucha En Una Boda Del Campo Noruego'. Es una enorme pintura (172 x 241 cm) y está en manos de un coleccionista privado. La ilustración que me muestras es solamente un detalle, y el detalle está en modo espejo. En el trabajo original, la viuda y el niño están colocados en el lado izquierdo'.

El Museo Nacional tiene algunos dibujos preparatorios para el cuadro:

www.nasjonalmuseet.no

Espero que esto haya sido de ayuda. ¡Buena suerte con el artículo!

Un cordial saludo.

Birgitte, Asesora de Comunicaciones."

Por eso, tener aquel DVD en las manos y ver su arte también tenía un trasfondo relevante, porque lo que representaban estos artistas pictóricos como Tidemand era algo más que una serie de bellas pinturas para Terje Bakken (o en el caso de "Sognametal", para los que habían sido sus compañeros) aunque como digo, entonces desconocía los motivos históricos y de contexto para elegir este tipo de arte en concreto. Supongo que el cuadro en algún momento estuvo expuesto en el museo (tal y como indica la contraportada del DVD, se obtuvo de allí) o se recogió en algún catálogo de pinturas de Tidemand. Tal y como nos indicaron desde la institución, esta obra está en manos de un coleccionista privado, y en cualquier caso, refleja de algún modo el dolor por la pérdida de Valfar.

El vídeo del concierto se filmó el 26 de septiembre de 2004, en un show en el que los restantes miembros de WINDIR estuvieron acompañados por otras tres bandas (ENSLAVED, FINNTROLL y MINDGRINDER) para recordar al fallecido Valfar. En ese día, Terje Bakken hubiera celebrado su 26 cumpleaños.

Muy bien grabado, con un gran sonido y buena puesta en escena por parte de la banda, el DVD incluye un concierto completo y material visual variado, como galerías de fotos, apariciones en televisión y grabaciones en vivo de conciertos con Valfar aún en vida. Para reemplazar su voz, el guitarrista Sture, Vegard Bakken (el hermano de Valfar, que jamás había estado en una banda antes) y Cosmocrator (de MINDGRINDER) se repartieron las tareas vocales.

La publicación de este concierto ya sí cerraba de manera definitiva un capítulo tan bello como triste, al menos en cuanto a lanzamientos sin incluir reediciones (que si han habido varias) bajo el nombre de WINDIR. Las últimas reediciones de 2021 fueron versiones en vinilo (y cassette) de los cuatro álbumes recogidas en una caja de madera muy limitada, además de otras variantes limitadas ya sin la caja, todas ellas por el sello Season Of Mist.

VREID, vida después de WINDIR para el resto de compañeros de Valfar

Tras la muerte de Valfar y la consecuente muerte de WINDIR como banda en activo, el resto de miembros decidieron seguir su camino juntos, desde un prisma un tanto diferente en cuanto a Black Metal se refiere: VREID.

Os recordamos las críticas de los discos de VREID “Lifehunger” y “Wild North West”, que aunque no sea WINDIR, aún podrá gustar en parte a los seguidores de Valfar, ya que un poquito de su esencia está repartida por algunas canciones de los discos, aunque el núcleo de la música tiene un espíritu diferente.

Foto de VREID en 2018
Foto de VREID en 2018

También la crónica de su paso por Madrid en la sala Caracol en 2014, una gira en la que estaban interpretando las canciones de WINDIR en uno de los otros homenajes póstumos en directo, cuando se cumplían los diez años de la muerte de Valfar, y en la que participó de nuevo Vegard… algo que parece ser repetirán este 2024.

Desde aquí os recomendamos, para los que queráis consultar más información y en mayor profundidad, así como las opiniones del legado de WINDIR, el especial dedicado en el canal de YouTube Musicografía y un artículo de Hyacinto Sol (que participa en ese especial de Musicografía) detallado hasta la extenuación sobre las influencias sociales, terrotoriales y culturales que tuvieron influencia en la mente creativa de Terje Bakken.

El recuerdo merecido a WINDIR por transmitir emociones de un modo tan claro

Espero haber podido captar en estas palabras un poco de la grandeza de WINDIR, ayudar a recordarla o hacerla si pudiera ser aún mayor. Su trágico final marcó también ese halo de cariño hacia su figura, pero no solo por ello: nos dejó un legado breve pero tan perfecto en cuanto a componer de un modo tan emocional que es imposible no respetarle, admirarle y quererle como artista.

Valfar de WINDIR. Fotografía del libro de Peter Beste True Norwegian Black Metal.
Valfar de WINDIR. Fotografía del libro de Peter Beste True Norwegian Black Metal.

Por rescatar el folklore e historia de una región tan concreta de la Noruega profunda, Valfar siempre será recordado en su comunidad. Por su capacidad para transmitir tan claramente todos esos sentimientos mezclados de añoranza y melancolía con su música (cualidad intangible que hace de algunos músicos algo único) siempre le tendremos respeto y cariño, y le consideraremos como la leyenda del Black Metal que es.

Veinte años después, descansa eternamente allá en tu fiordo natal, y vive por siempre en nuestro recuerdo.

Artículo anteriorPARADOX lanzará "Mysterium", un disco dedicado a su batería fallecido
Artículo siguienteWITHERFALL estrena su power ballad: "un cruce entre NEVERMORE y SCORPIONS"
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal Extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí