Crítica de NOTHGARD – Malady X

0
Nothgard Malady X

¡Gente! ¡Que los alemanes NOTHGARD han regresado con un nuevo álbum, “Malady X”! Hace ya siete años desde que se nos presentaron con el larga duración “Warhorns Of Midgard”, y lo cierto es que desde entonces su progresión ha ido en ascenso (y esperemos que no pare).

“Malady X” es un álbum más directo

El disco es un compendio de Death Metal Melódico de calidad, con una producción cuidada, lleno de fuerza y de fórmulas que quizás a veces pueden sonar típicas, pero se encuentran tan bien trabajadas que ello no le resta calidad en absoluto. En este caso, estamos ante un álbum en el que los elementos orquestales se usan ya de forma esporádica y selectiva (al contrario que en su anterior disco), lo que nos ofrece un álbum más puramente Death, más directo y duro que su predecesor.

El álbum se abre con “Voyage To Decay”, una intro siniestra, decadente, y, sobre todo épica, donde incluso se puede oír a una mosca de fondo (escuchadla bien), para continuar con el tema que da título al disco, “Malady X”, que entra como un cañón, con riffs casi más propios del Power, aunque combinados con las voces guturales de Dom R. Crey, y guitarras más pesadas, con cambios de ritmo constantes que te atrapan desde el principio.

“Shades Of War”, como tercer corte, comienza con fuerza, ya con riffs propios del Death, aunque pronto se abandonan a melodías más estándar y comunes, que hacen que, probablemente, este sea, junto con el siguiente, “Guardians Of Sanity”, los temas más flojos del disco, puesto que resultan más comerciales.

“Epitaph” cambia de tercio y se convierte en una canción cañera, con riffs contundentes, que se ralentizan en la estrofa con un ritmo más marcado y pesado, lo que entra en contraposición con “Deamonium I”, en la que la épica vuelve a hacerse presente, pues se inicia con un solo de guitarra muy sentido, siendo un corte muy siniestro y pesado en su ejecución, incluyendo voces femeninas de fondo que le dan un toque desgarrador. Es quizás uno de los mejores del disco, al igual que ocurre con “Serpent Hollow”, que es probablemente el tema más cañero, pues no da respiro, es intenso, fuerte y rápido, a la par que se hace contundente a golpe de guitarra.

Por su parte, “Devil Will Know”, a base de riffs y batería nos devuelve a la épica más clásica, ya que tiene también, sobre todo al inicio, un ligero toque Power, aunque pronto se abandona en beneficio de los otros aportes secos y contundentes. Del mismo modo, “Fall Of An Empire” es directo, machacón y desprende una fuerza tremenda.

Y ya para terminar, “Herald Of Death”, con teclado de fondo, que propone un ambiente más festivo, nos muestra de nuevo los elementos propios de la banda: ritmos áridos, ambiente en ocasiones épico y, en este caso, muy sentido, sobre todo en el estribillo. Como fin de fiesta solo nos queda “Black Horizon”, tema instrumental siniestro, grandilocuente, de ritmo constante y marcado, con ciertos rasgos operísticos, sobre todo con las voces líricas de fondo, dando un cierto toque de simetría al álbum, ya que comienza y acaba con un tema instrumental.

NOTHGARD deja un poco atrás la épica

NOTHGARD factura un disco potente, más cercano de Death Melodico, abandonando en parte los elementos épicos. Ahora solo resta ver cómo lo defienden en directo. Recordemos que en noviembre vienen abriendo para OMNIUM GATHERUM y WOLFHEART, así que es una buena ocasión para comprobarlo.


 

Discográfica: Metalblade Records

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here