Crítica de ROYAL THUNDER – Wick

0
Royal Thunder - Wick

Los grupos de sonido revival son cada vez más numerosos. De Blues Rock, de Rock sureño, de Rock setentero… y también de Rock psicodélico. A este último grupo, con influencias leves del resto de lo indicado, pertenecen los americanos ROYAL THUNDER, cuyo anterior trabajo, aún bajo Relapse, “Crooked Doors”, llamó mi atención para bien. Ahora le dan continuidad con “Wick”, ya en el seno de una multinacional. Que no se me malinterprete el resaltar este dato, pero está claro que más medios no es sinónimo de mejoría y quizás ese sea el fallo de “Wick”. ROYAL THUNDER ha debido de contar con más dinero para producir su música y en el camino ha perdido algo del “feeling” que tenía.

La música de la que parte ROYAL THUNDER tiene más que ver con las raíces del psicodélico con un punto Folk, que con la mayoría de las raíces setenteras de este tipo de grupos. Suenan a 13th FLOOR ELEVATORS, COUNTRY JOE & THE FISH o LOVE… aunque pasados por un aire un poco Folk con predominio de partes acústicas y algún toque más duro en las guitarras en otros pasajes. Los desarrollos son bastante circulares, buscando el trance musical y la hipnosis, antes que el fuego de artificio, lo que también les da un toque progresivo en cierta medida. Pero sobre todo destaca la voz de Mlny Parsonz, que añade un aura oscurantista al asunto, sin meterse en rollos pseudo COVEN del todo, pero rondándolos.

 

El problema en “Wick” de ROYAL THUNDER, que ya se dejaba entrever en “Crooked Doors” es que aunque la base musical es muy buena, la producción es demasiado refinada. La voz de Parsonz es rota y quebrada, no llega a ser una Janis Joplin de la vida, pero se acerca. Sin embargo la delicada producción de este disco, que busca el matiz de la guitarra y coros y ecos entorno a la voz, dulcifica en exceso la propuesta generando una sensación un tanto aséptica y continua según va avanzando el trabajo, que además es bastante largo, no tanto en duración de las composiciones como en el número de ellas, sin grandes diferencias realmente.

 

Son ejemplos los dos temas de partida, que son de lo más oscuro que podremos encontrar en el disco, “Burning Tree” y “April Showers”, en especial la segunda de ellas, muy hipnótica. Sin embargo la producción los despoja de este aura sepulcral y le añade muchos efectos adicionales (algo que culmina en la tercera en discordia, “Tied”) lo que hace que perdamos naturalidad. Seguimos estando en todo caso ante un disco y un grupo muy notable y agradable de escuchar, sólo que puede que el tedio aparezca en nuestra cara según avanzan los minutos, salvo por temas como “The Sinking Chair”, con unas guitarras más endurecidas o el aire bluesy con pianos y slides guitars de “Push”, que se desmarca un poco del resto.

En cualquier caso ROYAL THUNDER aunque no transmite tanto como debiera dada su propuesta con “Wick”, sí tiene una gran calidad en sus surcos. Las referencias retro de las que parten, trasladadas a nuestros días suenan frescas e ingenuas, lo cual demuestra una vez más que poco se ha inventado en la música en las últimas dos décadas. Un viaje circular al pasado, sin salirnos del presente, que resulta agradable de escuchar, aunque se eche de menos algo más de ceniza.


Discográfica: Spinefarm Records
Reseña Panorama
Nota
7.5
Compartir
Artículo anteriorSKYFIRE vuelve con el EP “Liberation In Death”
Artículo siguienteCrítica de FIRESPAWN – The Reprobate
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here