Crítica de SIN – Sin

0
Sin

Samu Ortiga es un joven de 19 años que así de primeras, no muchos conocerán. Al igual que su hijo musicalmente hablando, que encima es difícil de buscar por las redes por su nombre tan habitual y relacionado también con otros menesteres. Pero si por fin consigues alcanzar el mundo de este chico te darás de bruces con un artista con mayúsculas que ha bebido mucha música a lo largo de su vida y encima tiene un aire chulesco más propio de otras épocas, dando como resultado un debut homónimo que tiene todas las papeletas de oírse hablar de él bastante. Rock con mayúsculas que no entiende de épocas. Sin más.

Samu se lo guisa todo él solito, aunque en directo cuenta con músicos que le asisten. Esto añade aún más mérito a un trabajo como “Sin”, del que resalta desde el principio su grandísimo sonido y sus buenas ideas. SIN tiene formas noventeras, raíces setenteras y actitud ochentera. Todo eso es SIN. AC/DC, BLACK SABBATH, KISS, QUEENS OF STONE AGE, PEARL JAM y SOUNDGARDEN. Algo del recientemente desaparecido Cornell tiene Samu en su voz y en su forma de componer (y hacer solos). También mucho de Iommi y compañía, pasado por los aires stonerizados de los noventa y luego sobre todo tiene actitud rockera de vieja guardia. Tanto en la sencillez de los temas (herencia de los Young) como en la actitud políticamente incorrecta (como se puede ver en el vídeo de su primer sencillo, “Hoochie Koochie Woman”, o en la portada y contraportada de su CD (un seno en primer plano con todo lujo de detalles…).

 

“Sin” entra como un tiro. No hay espacio para el relleno, entre otras cosas porque la duración del trabajo es corta, pero suficiente. De partida tenemos tres cortes impresionantes que ponen sobre la mesa todas las influencias de SIN: “Blow Your Socks Off”, que tiene unos riffs gruesos y pedregosos, puramente Stoner, pero con estructuras más clásicas, “Money Spinner” que es puro BLACK SABBATH pero con aires Grunge y la ya citada “Hoochie Koochie Woman” que es rockera a más no poder. También hay espacio para baladas en acústico, siendo la primera “Essence”, donde lo que brilla es la voz de Samu, muy versátil y completa incluso en los falsetes al borde del abismo de la afinación o “She Don’t Speak Words”, aún más arriesgada si cabe por el uso de tonos agudos y susurrantes en toda su extensión.

También hay juegos como “F.U.C.K.”, que sirve de interludio entre las dos baladas acústicas citadas y que es un tributo al bajo Funk: una simple línea de bajo como un ritmo constante de batería detrás y tira millas, pero se contagia. O “Noelita” que es otro tema en solitario (todo el disco lo es, pero en aquí y en los acústicos más aún…) con Samu tocando un bonito solo-melodía con su guitarra eléctrica. Y para terminar de redondear “Rock And Roll Heart”, puro clasicismo vacilón; “The True Colors”, corte más oscuro y emotivo que me suena mucho a PEARL JAM; y “Nebula”, que también tiene mucho Grunge en sus venas, pero desde unas formas más poderosas y con muchos giros inesperados de tiempo.

“Sin” es un disco muy completo. Si le tuviera que sacar un pero es que una vez que pasan esos tres primeros y tan excitantes temas, el resto no llama tanto la atención por navegar de manera más descarada entre distintas aguas. Es decir que el disco necesita un poco más de homogeneidad en su segunda mitad, pero esto no le resta brillo y capacidad de sorpresa para un músico tan joven como Samu. Desde luego todo un descubrimiento este debut de SIN.


Discográfica: Crazy Sandwich

Más información en el Facebook de la banda.

Reseña Panorama
Nota
8
Compartir
Artículo anteriorRAVEN’S GATE: Vídeo de “The New Wave”
Artículo siguienteCrítica de WINTERCROWN – Frozen Realm
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here