Crítica de DREAM THEATER - "Distance Over Time"

0
DREAM THEATER - Distance Over Time

"Distance Over Time" se ha convertido en el decimocuarto trabajo de estudio de DREAM THEATER. Llega tres años después de que publicaran "The Astonishing", un trabajo doble compuesto por más de dos horas de música que a más de uno, entre los que un servidor se incluye, se le atragantó. El sabor amargo que me dejó aquel último y excesivamente ambicioso disco de los neoyorquinos ha provocado que tuviera bastantes reticencias a la hora de pinchar y afrontar este nuevo redondo. Finalmente, me armé de valor y decidí enfrentarme a esta nueva escucha como si "The Atonishing" nunca jamás hubiese existido.

"Distance Over Time" de DREAM THEATER, un trabajo directo pero complejo

El disco se abre con una trilogía de canciones formada por "Untethered Angel", "Paralyzed" y "Fall Into The Light", donde se aprecia de primeras que la intención principal de la banda no ha sido el de crear composiciones demasiado enrevesadas, han ido bastante al grano, sin necesidad alguna de crear aquellas megacomposiciones de antaño. La guitarra de John Petrucci suena gruesa y densa en estos temas, a través de unos riffs parsimoniosos y pesados, acompañados por una potente base rítmica y unas melodías vocales marca de la casa por parte de un James LaBrie comedido que cumple con sus funciones correctamente, obviando los grandes alardes vocales del pasado.

La calidez y delicadeza de "Barstool Warrior", evoca a los DREAM THEATER más clásicos, donde Petrucci sobresale con unos solos melódicos rebosantes de sentimiento, jugando en contraposición con la cañera "Room 137", la cual atesora uno de los riffs más duros del redondo, dando forma a una canción que posee algunos fragmentos realmente adictivos junto con otros más bien anodinos. Este corte me hace rememorar algunos de los pasajes de "Train Of Thought", seguramente el disco más Heavy de la amplia discografía de DREAM THEATER.

En "S2N" y "At Wit’s End" la formación presume de unas melodías vocales muy trabajadas que son omnipresentes a lo largo y ancho del trabajo. Me gustaría destacar que los dedos de Jordan Rudess vuelven a proyectar sonidos cercanos a los de unos teclados de banda de Rock de toda la vida, alejándose así de la experimentación a base de sonidos altamente rimbombantes que nunca terminaron por convencerme.

Tras los minutos de calma aportados con "Out Of Reach", sobresalen los cortes que cierran este nuevo trabajo de estudio. El primero de ellos es "Pale Blue Dot", en la que prepondera una tesitura un tanto oscura que le sienta de maravilla a una composición que se puede clasificar como una de las más progresivas del redondo. Mientras que el segundo de ellos es "Viper King", el bonus track, donde dan rienda suelta a sus influencias del Hard Rock setentero pasadas por el filtro de los progresivos neoyorquinos, con un teclado acercándose al más puro estilo de DEEP PURPLE y unas líneas vocales que parece que busquen la respuesta inmediata del riff de Petrucci, que suena clásico y a la vez rebosante de Groove.

Me ha costado trabajo y muchas escuchas sacar mi veredicto acerca este álbum. Se trata de un disco liviano, para lo que suele ser DREAM THEATER, pero aun así me ha costado sentirme cómodo al escucharlo. Finalmente lo he conseguido, he logrado profundizar en él y en estos momentos sigo disfrutándolo cada vez que lo escucho. No se va a convertir en un nuevo clásico de la banda, pero han sacado un disco notable, que a estas alturas pocos se esperaban. Después de un trabajo complicado como fue "The Astonishing" han sabido mirar hacía delante y buscar nuevas sonoridades para la banda, menos complejas pero muy efectivas, primando la melodía y las composiciones en sí por encima del derroche técnico sin más.

Os recordamos que DREAM THEATER acturará en la próxima edición del Rock Fest Barcelona.


 

Discográfica: Inside Out Music/Sony Music

Más información de DREAM THEATER en su página de Facebook.

Reseña Panorama
Nota
6.5
Compartir
Artículo anteriorIMMOLATION: Vídeo de "The Distorting Light"
Artículo siguienteRegalamos 1 abono doble VIP para Download Festival Madrid 2019
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here