Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (VIII)

0
mitochondrion

 

10. AZARATH - “Blasphemers' Maledictions”

azarath-Blasphemers-Maledictions

Volvía a escuchar este disco mientras elaboraba esta lista en la que no estaba y finalmente le hice un hueco por puro impulso. Este escuadrón terrorista polaco ha puesto en circulación su trabajo más bestial, rotundo, maduro y afilado en lo técnico y lo compositivo. El que, si se quiere, le mete de lleno en la Primera División y uno de los mejores discos de Death/Black Metal del año. Salvaje e infernal, de una intensidad que corta la respiración y cargado de una brutalidad épica e insaciable. Una carga en el campo de batalla en el que cruzan espadas el bien y el mal y uno de los mayores y para mí más sorprendentes y gratificantes triunfos de este año 2011.

9. THE WOUNDED KINGS - “In the Chapel Of The Black Hand”

the-wounded-kings-in-the-chapel-of-the-black-hand

Desde Inglaterra, seguramente el mejor disco del año de Doom Metal si tomamos el género a partir de su punto de vista más purista y canónico. Al brillante “The Shadow Over Atlantis” le sigue un ritual aún mejor y mayor, más de cuarenta minutos de oscuridad viscosa concentrados en cuatro canciones hipnóticas, un trance de ocultismo y magia negra sobre que el que sobrevuela la voz de la recién llegada Sharie Neyland. Un mórbido festín de riffs, un tétrico ejercico sabbathico de Doom Metal puro, absolutamente puro y tremendista. Quizá sea un menú apto sólo para gourmets del estilo pero, como un veneno perfectamente depurado, resulta absolutamente idóneo para ellos.

8. DISMA - Towards The Megalith

disma-towards-the-megalith

En una época en la que tantos grupos vuelven la vista con reverencia al sonido ocultista y tenebroso de INCANTATION, pocos podían recrear un miasma de Death Metal tan atroz y cavernoso como aquel en el que canta Craig Pillard, el que puso voz a clásicos superlativos como “Onward To Golgotha” o “Mortal Throne Of Nazarene”. DISMA es un equipo musical experto que apabulla a golpe de riffs de máxima penetración, atmósferas subterráneas y ritmos pulverizadores extraídos de las inagotables minas de la vieja escuela. Denso y masivo, “Towards The Megalith” pertenece a ese tipo de Death Metal de marcado influjo Doom que consume los nervios y hace crujir los huesos.

7. OBSCURA - “Omnivium”

obscura-omnivium

Death Metal empapado de ciencia-ficción, la corriente técnica del estilo llevada a un grado mayúsculo de expresividad y con un esmero definitivo en la composición -algo que tantos grupos de Tech-Death Metal olvidan-, la melodía y la atmósfera. Un disco más completo y con un rango de influencias mayor que su magnífico “Cosmogenesis”, “Omnivium” es más refinado y expansivo (en la composición, la instrumentación e incluso en el rango vocal) pero también más compacto y maduro.  Mucho más que un remiendo de ATHEIST y CYNIC, este grupo alemán se merece un lugar, “Omnivium” lo acredita, entre los grupos más interesantes del Death Metal técnico actual.

6. BLUT AUS NORD - “777”

blut-aus-nord-777

2011 ha dejado dos partes del tríptico “777”. Si la segunda “The Desanctification” funciona como continuación expresiva y misteriosa, la primera “Sect(s)” es quizá el disco más importante de Black Metal de estos doce meses. Vindsval depura la fórmula, construye y destruye. Ha reorganizado el universo de BLUT AUS NORD  etomando sus propias formulaciones y viajando hacia el límite de su sonido: más compacto, más obsesivo, más quimérico y nihilista. Música, o lo que queda de ella, malsana, retorcida y gélida. De una expresividad hermética y al mismo tiempo desconcertante. Un desafío que se mete debajo de la piel y revuelve la mente en bucles de pesadilla.

5. VOMITORY - “Opus Mortis VIII”

vomitory-opus-mortis-VIII

Va por la vieja guardia que sigue en pie pero va sobre todo por VOMITORY, un grupo tal vez infravalorado que merece un lugar indiscutible entre la realeza del género. Con su fórmula definida y perfeccionada, “Opus Mortis VIII” es un clásico de segunda generación, un disco apabullante en el que esta leyenda sueca encuentra el nicho idóneo entre la bestialidad del Brutal Death y el carisma del Death Metal clásico, entre la melodía de su Suecia natal y el groove de la escuela americana. Una apisonadora bestial con algunas de las mejores canciones que VOMITORY jamás haya creado. El que dude que pregunte, por ejemplo y si se atreve, por “They Will Burn”.

4. MORTAL SIN - “Psychology Of Death”

mortal-sin-psychology-of-death

De repente, en 2011, un clásico del Thrash Metal se reencuentra en lo mejor de su sonido explotado con las posibilidades del nuevo siglo. 25 años después de “Mayhemic Destruction”, MORTAL SIN lanza un disco que mira directamente a los ojos a aquel gran clásico, quizá le supera y por el camino deja literalmente en cueros a la competencia, parte de la vieja guardia y tantos y tantos grupos de nuevo cuño. Esto es Thrash Metal de ayer y de siempre con sonido de hoy, una andanada metálica llena de riffs adictivos, ritmos apabullantes y estribillos orgullosos. Como siempre ha sido y como nunca dejará de ser. Puro Metal de primera categoría.

3. ULCERATE - “The Destroyers Of All”

ulcerate-the-destroyers-of-all

El fenómeno neozelandés ULCERATE se confirma como referencia del pensamiento avanzando en el Metal Extremo. “The Destroyers Of All” es un ejercicio de control del caos que marca un nuevo comienzo con una recién descubierta madurez que le permite abundar en unas atmósferas descomunales y una técnica más matemática a partir de una base de ritmo incomparable. Como los GORGUTS del nuevo siglo o como una especie de DEATHSPELL OMEGA o ISIS del Death Metal, ULCERATE ha creado un disco abrasivo en lo musical, intelectual y preciso pero a la vez devastador en lo emocional, una pieza de arte rara y por lo tanto única en la escena actual.

2. SOLSTAFIR - “Svartir Sandar”

solstafir-Svartir-Sandar

Post Black, post Doom, post Viking, post Metal… SOLSTAFIR. La respuesta a dos maravillas como “Masterpiece Of Bitterness” y “Köld” es una aventura aún más ciclópea de Rock Apocalíptico al estilo islandés. Dos discos, doce canciones que profundizan en su estilo y al mismo tiempo lo llevan a nuevas cotas en las que imperan sus riffs orgánicos, su convergencia y superación expansiva de los géneros metálicos y, por encima de todo, unas atmósferas únicas, frágiles y épicas al mismo tiempo, que son pura definición de la melancolía más agridulce: esperanza y tristeza, soledad horrenda o sanadora y un enorme nudo en la boca del estómago.

1. MITOCHONDRION - “Parasignosis”

mitochondrion-Parasignosis

Más allá del ‘Occult Death Metal’ que prolifera hasta el cliché en los últimos tiempos, MITOCHONDRION ha creado una bestia aterradora de Metal Extremo peligroso y con una carga atmosférica sobrecogedora. Más obsesivo que PORTAL, con el aura metafísica de MORBID ANGEL y el estigma oscuro de INCANTATION. “Parasignosis” es Death Metal con tintes de Black, de Doom y de cualquier forma de maldad hecha música. Si el Metal Extremo se mide por su capacidad para retorcerse en su propio enigma y retorcer hasta la obsesión los sentidos del oyente, entonces MITOCHONDRION ha creado una obra de arte.

Otros tops de 2011:

Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (I) - Marco-Antonio Romero
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (II) - Pedro Blackearth
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (III) - Jorge Osoro
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (IV) - Carlos Herrero
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (V) - Carlos Fernández
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (VI) - Txema Sáez
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (VII) - Jessica Tornos-Ybes
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (VIII) - Juanma Rubio
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (IX) - Enrique Herrero
Mejores discos de Metal y Rock de 2011 (X) - Pedro Jesús Cuadrado

Peores discos de Metal y Rock de 2011

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here