EIKOSTATE - Tribute To Perseverance

0

Parece que aflora un revival de unos estilos que tuvieron su apogeo a mediados de los 90. El Nu Metal, que servía casi más de cajón de sastre para meter a las bandas de Metal y Rock alternativo de la época, parece volver ahora con renovadas fuerzas. Para demostrar su vigencia, los barceloneses EIKOSTATE han creado un interesante álbum, "Tribute To Perseverance".

La interesante apuesta de EIKOSTATE recuerda a ratos a LINKIN PARK o DISTURBED, pero con una sutileza y suavidad que llega a ser relajante, factor perfilado por el exquisito gusto de la formación a la hora de dar a sus canciones un toque oriental con el uso de música tradicional japonesa, omnipresente en todo el trabajo gracias a los delicados arreglos que adornan las canciones aquí y allá.

Escuchando los temas se hacen obvias las cualidades del grupo, muy versátil, que prefiere en términos generales la melodía a la contundencia, decantándose en muchas ocasiones por canciones tranquilas y distendidas, como es el caso de "Scars", y dando la vuelta a la tortilla en cortes como el que abre el disco, el pegadizo "Riot". Es palpable la influencia de LINKIN PARK y el componente musical japonés, en muchas ocasiones apenas perceptible, como ocurre en la pausada "The Betrayal", y en otras reclamando protagonismo de manera evidente, como en la optimista "A Life Less Painful". Sin duda estos elementos, ya presentes en el propio logo del grupo, le otorgan un toque exótico y muy atractivo tanto en lo estético como en lo musical.

Canciones emotivas como "How The Story Ends" o "Memories" contrastan enormemente con las más guitarreras -que no excesivamente fuertes- "No Place For Me", "Breaking The Circle" o una romántica "Silence". La variedad de EIKOSTATE y su capacidad de generar atmósferas es otro de sus puntos fuertes y se agradece enormemente. Hacia el final, "Away From Here" se pone un poco más "tecnológico" y "Theory Of A Lifetime" gana en dureza, para despedir el trabajo con otro tema potente, "Selfish Deconstruction".

Destaca además la curiosa voz de David Martínez Lu-Han, con un tono muy agradable, y atención también al sonido, porque el disco ha sido mezclado por Drew Mazurek (LINKIN PARK, HIM...) y masterizado por el afamado Alan Douches (ALL THAT REMAINS, DARKEST HOUR, CANNIBAL CORPSE...).

Todo parece dispuesto para que EIKOSTATE salte fuera de nuestras fronteras, y podría ser que, con la buena jugada que es "Tribute To Perseverance", el grupo lo consiga.

 

Enrique Herrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí