CANNIBAL CORPSE: mejores discos e historia del mito del Death Metal

Los mejores discos de CANNIBAL CORPSE
Los mejores discos de CANNIBAL CORPSE

La carrera escrita con sangre del cadáver caníbal estadounidense, uno de los pilares del Metal Extremo

En CANNIBAL CORPSE estamos orgullosos de que se nos considere Death Metal y de movernos sin salir de las fronteras del género. CANNIBAL CORPSE siempre será Death Metal”. Lo dijo el bajista Alex Webster, que llegó al grupo en 1988. Muy poco después de su nacimiento, pero lo suficiente para que se considere que el único que ha estado ahí desde el principio ha sido el batería Paul Mazurkiewicz. Con él, en el (sanguinolento) parto, estaban el guitarrista Bob Rusay, una sombra lejana en la historia del grupo, y el cantante Chris Barnes, cuyos años en el micrófono también quedan ya lejísimos (1988-95) pero siempre serán relevantes; Para CANNIBAL CORPSE y para el Metal Extremo como movimiento, por lo pasado de rosca de sus gruñidos y unas letras envueltas para regalo por las polémicas, bizarras y archifamosas portadas de Vincent Locke.

El principio de muchas cosas. Con Mazurkiewicz llegó Jack Owen y así, en Buffalo, nació CANNIBAL CORPSE, un nombre en el que Webster volcó la pasión de un puñado de músicos por el cine de terror y que explicó así: “un cadáver no muerto que va a comerte”. Es decir, lo que te imaginas, ni más ni menos, al leer por primera vez cannibal corpse: un-cadáver-no-muerto-que-va-a-comerte. No hay mucho lugar para la metáfora, nunca fue así desde ese primer momento para este grupo. No con tanta sangre por todas partes. CANNIBAL CORPSE, como se decía en mi pueblo, habla mal pero se le entiende bien.

Cannibal Corpse


Los primeros pasos de CANNIBAL CORPSE con Metal Blade

La historia, por lo tanto, comenzó en Buffalo. Y no sabemos cómo habría seguido si Barnes no hubiera estado por entonces trabajando en una tienda de música, Cavages, cuyo dueño John Grandoni tenía trato con Mike Faley, la mano derecha en Metal Blade del mandamás Brian Slagel. Así, con Grandoni como intermediario, el material demo de CANNIBAL CORPSE llegó a los despachos del sello que estaba poniendo del revés la incipiente escena metálica estadounidense. Después se habían ido sumando Combat, Megaforce… y los grandes sellos en cuanto allí, entre aquella caterva de melenudos, empezó a oler a dinero.

Slagel tardó en congeniar con los excesos del Death Metal, y seguramente por eso casi todos los grandes del género ficharon por otros sellos (Roadrunner, Earache…). Pero se encaprichó con CANNIBAL CORPSE en cuanto vio que tenían una encantadora canción titulada “A Skull Full Of Maggots”. Así que, de Slagel y a Faley y de Faley a Grandoni, CANNIBAL CORPSE recibió un contrato por siete discos, nada menos, con el sello que había avivado, por ejemplo, los primeros fuegos de sus adorados (solo hay que escuchar su primer material) SLAYER. ¿Un sueño hecho realidad? Puedes apostar que sí.

Si se lo hubieran dicho entonces puede que hubiera sonado más a chaladura que a spoiler, pero CANNIBAL CORPSE siguió y sigue en Metal Blade, es uno de los rostros seminales del sello y ha editado ya quince discos de estudio además de dos en directo, un par de box set para coleccionistas, cuatro VHS/DVD… La unión resultó impecable: un sello que acabó siendo masivo en la escena metálica y el grupo con más éxito comercial del Death Metal puro, sin compromisos ni atajos hacia el mainstream. Más de dos millones de discos vendidos, una cifra a la que en ese territorio solo se ha acercado DEATH, y un reconocimiento pasmoso más allá de sus fronteras: desde luego CANNIBAL CORPSE no le gusta a todo el mundo, faltaría más. Pero (en el universo Metal y algunos bocados más allá) todo el mundo conoce a CANNIBAL CORPSE. El nombre, el logo, las portadas aberrantes… algo así, si se habla de la significación de la imagen, como los IRON MAIDEN de lo extremo.


“Si se habla de la significación de la imagen, CANNIBAL CORPSE es como los IRON MAIDEN de lo extremo”.

De Buffalo a Tampa y CANNIBAL CORPSE en “Ace Ventura”

Así que la cosa nació en Buffalo pero se trasladó a Tampa, en Florida, el epicentro del Death Metal estadounidense. A un paso de Miami… y del set de rodaje de Ace Ventura, Detective de Mascotas. La comedia que lanzó al estrellato a un Jim Carrey que escuchaba en su camerino NAPALM DEATH, PANTERA, AC/DC… y CANNIBAL CORPSE, cuya aparición en la película fue empeño personal suyo.

Slagel dudó: ¿sería un error de cálculo lanzar a una comedia mainstream la reputación cuidadamente maliciosa de CANNIBAL CORPSE? Pero los miembros del grupo decidieron hacerlo, cayera quien cayera. Y lo que cayó fue que detrás de las cámaras (o eso se dice) Courtney Cox flirteó con Chris Barnes, y delante “Hammer Smashed Face” se ganó un pico de fama freak más allá de lo que ya era, un himno trascendental en la historia del Death Metal y la pieza central del disco que estaba sacando a CANNIBAL CORPSE a empellones del underground, el clásico “Tomb Of The Mutilated”. Justo en el momento de su despegue musical, Ace Ventura amplificó el nombre de CANNIBAL CORPSE en lugares donde era apenas una excentricidad. Y, pese a los temores de Slagel, sin manosearlo ni dañarlo ante los ojos de la guardia pretoriana extrema.

La conexión Grandoni-Faley, Ace Ventura… el lugar adecuado, el momento justo. O, tal vez, que para los buenos de verdad siempre llega el momento, de una manera u otra. Se pueden amasar suficientes pruebas para afirmar que no es así, pero es bonito pensar que sí.


Las polémicas y los discos prohibidos de CANNIBAL CORPSE

Con la fama, ya se sabe, viene un nivel de exposición con el que no contabas cuando en tu zurrón va un lote de canciones con títulos como "eyaculo sangre", "adicto a la carne vaginal" o "entrañas arrancadas del coño de una virgen". En otra historia conocida, y que finalmente hizo más por exagerar que por mermar la leyenda de CANNIBAL CORPSE (eh, la mala publicidad sigue siendo publicidad: a veces muy buena publicidad), los discos del grupo se prohibieron en Australia (en 1996, con reediciones a partir de 2006) y Alemania, donde durante años (hasta 2006) no pudo tocar en directo canciones de sus tres primeros álbumes.

En 2014, una agitada gira por Rusia topó con los radicales ortodoxos e incluyó cancelaciones, amenazas de detención y conciertos parados por redadas. George “Corpsegrinder” Fisher, el cantante desde la salida de Barnes en 1995 (antes en MONSTROSITY) y uno de los personajes más entrañables e importantes de la historia del Death Metal, se burla en el archifamoso documental “Metal: A Headbanger’s Journey” de quienes se toman demasiado en serio unas letras ultragráficas, obscenas y nauseabundas pero que no dejan de ser una suerte de ensoñación (a su manera, divertida) de y para fanáticos del cine de terror (del más grosero, claro).

Fisher, en un momento célebre de un documental célebre, recuerda que, al fin y al cabo, más violencia hay en muchas de las obras de arte que adornan el Vaticano con el añadido de que no pocas recrean hechos que sucedieron de verdad, no como unas canciones que ya en 1995 fueron declaradas “degradantes para el espíritu del país” por senadores estadounidenses. En fin, no se venden más de dos millones de discos titulados masacrado al nacer o galería de suicidio sin pisar unos cuantos callos. Y, es el reverso de la misma moneda, pisar unos cuantos callos ayuda a vender más de dos millones de discos… siempre y cuando el talento esté ahí.

Y vaya si está. CANNIBAL CORPSE es uno de los grupos más grandes e importantes de la historia del Metal Extremo. Siempre ha estado ahí. Nunca se ha ido, nunca ha dudado. Nunca ha movido los pies de unos principios muy firmes, y a veces uno necesita precisamente eso: principios. Certezas. Con un nivel musical extraordinario, infravalorado de hecho durante años, y una energía que no cesa, ni en directo (una garantía) ni en unos discos que siempre tienen sustancia, siempre enseñan cosas, siempre incluyen temazos marca de la casa y, en definitiva, siempre merecen la pena.


La discografía de CANNIBAL CORPSE: los álbumes del mejor al peor

Es complicado (o extremadamente sencillo, según se mire) asomarse a la discografía (monolítica, sin valles) de CANNIBAL CORPSE y ordenarla. Realmente no tiene ningún disco malo, ninguno que se descuelgue. Ningún patinazo, y mira que es difícil. No hay escapadas experimentales, épocas largas de bajón. Nada da el cante. Hay hitos con los que más o menos hay quórum, pero desde luego influye mucho el cariño personal que cada uno tenga a este o aquel trabajo: con el que conociste al grupo, el que escuchabas cuando sucedió aquello, el que incluye esa canción en concreto…. Lo que sea. Por lo que sea.

Advierto que tengo en mucha más estima a Corpsegrinder que a Barnes (reconociendo lo que este supuso en su tiempo y su momento). Y no puedo asegurar que si volviera a hacer este listado pasado mañana (y otra vez pasados dos días de ese pasado mañana) no cambiaría, cada vez, la lista casi de arriba abajo. Porque, insisto, CANNIBAL CORPSE no tiene ni un solo disco flojo, malo, descartable. Y han editado 15 en más de treinta años de historia. Si eso no habla a las claras de la grandeza del grupo, nada lo va a hacer nunca. Así que esta es, sencillamente, mi lista. Los discos de CANNIBAL CORPSE, del que menos me gusta (me cuesta decir el peor, en este caso) al que más (también pondría con pinzas lo del mejor). En todo caso, historia del Death Metal y cataratas de diversión para los amantes de lo extremo:

15. VILE (1996), el último disco de CANNIBAL CORPSE en la lista

Vile, álbum de Cannibal Corpse
Vile

Alguno tiene que ser el último. No hay otra. Eso no implica ni mucho menos que “Vile” sea un mal disco. Pero, en el trazo fino, la producción era mejorable, y en el grueso se pagó el precipitado cambio de Chris Barnes por George Corpsegrinder Fisher. Entre dos mundos, este disco dejó dudas en su momento, aunque seguramente ha sido mejor entendido después, vista y conocida la evolución musical de CANNIBAL CORPSE.

Puedes escuchar los cortes “Devoured By Vermin” y “Perverse Suffering”.

14. EATEN BACK TO LIFE (1990), el primer disco de CANNIBAL CORPSE

Eaten Back To Life, disco de Cannibal Corpse
Eaten Back To Life

Encantador para los nostálgicos y excepcional en su tiempo y su momento, el gran salto del Thrash al Death Metal, el debut de CANNIBAL CORPSE ha quedado, pasados los años y tan avanzada la discografía del grupo, como una curiosidad, una descarga naive de adrenalina por parte de unos músicos muy jóvenes y con su personalidad todavía en formación. Obviamente muy prometedor, con el sonido clásico de Scott Burns (sello Florida) y todavía mucho que deber a SLAYER.

Puedes escuchar los temas “Shredded Humans” y “Mangled”.

13. GALLERY OF SUICIDE (1998)

Gallery Of Suicide de Cannibal Corpse
Gallery Of Suicide

El segundo disco con Corpsegrinder en la voz asienta definitivamente al vocalista en un grupo ya en una versión más parecida, definitivamente, a lo que sería a partir de ese momento. Falta cierta consistencia en un trabajo con sorprendentes toques experimentales (véase el tema título). La producción mejora con respecto a “Vile” y las guitarras añaden energía y vida con la llegada de Pat O’Brien, que venía de NEVERMORE, en lugar de Rob Barrett, que regresó en 2005. “Sentenced To Burn” era, de largo, la canción más accesible que había creado CANNIBAL CORPSE hasta ese momento.

Puedes escuchar las canciones “Sentenced To Burn” y “From Skin To Liquid”.

12. GORE OBSESSED (2002)

Gore Obsessed, disco de Cannibal Corpse
Gore Obsessed

Una vez más, y no lo digo casi en cada caso de este tercio trasero del ranking para no repetirme, que no esté ni siquiera en el top 10 no significa que no sea un muy buen disco. Uno que en su momento (en plena explosión del Melodeath/Metalcore/New Wave Of American Heavy Metal) se topó con un mercado que puso pocos ojos en él. No lo tuvo fácil, y acabó como una pieza infravalorada pero salvaje, muy técnica, llena de odio… y con una portada lo suficientemente enfermiza. Y con Corpsegrinder en un momento estupendo de forma.

Puedes escuchar los temas “Pit Of Zombies” y “Dormant Bodies Bursting”.

11. RED BEFORE BLACK (2017)

Cannibal Corpse - Red Before Black

Un gran disco de la última etapa, fabulosa, de CANNIBAL CORPSE. Pero inferior a los que llegaron justo antes “The Skeletal Domain” y después “Violence Unimagined”. Tremendo trabajo de Erik Rutan en la producción y de Vincent Locke en el artwork en un disco con arreglos que demuestran que esto está lejos de mostrar a un grupo en modo piloto automático. Un disco, sobre todo, con un inicio arrollador en su trío de salida: “Only One Will Die”, “Red Before Black” y “Code Of The Slashers”. Muy bueno, pero no de los mejores de la excepcional última etapa (por ahora) de un grupo incombustible.

Puedes escuchar las canciones “Only One Will Die” y “Code Of The Slashers”.

10. BUTCHERED AT BIRTH (1991)

Portada de Butchered At Birth de Cannibal Corpse
Portada de Butchered At Birth de Cannibal Corpse

El segundo disco, solo unos meses después de “Eaten Back To Life”, ya supone un enorme salto creativo y de madurez, una zancada para alejarse cada vez más definitivamente del Thrash y escribir el recién abierto libro del Death Metal, que todavía olía a nuevo. Más técnico, con riffs más personales, estructuras más bizarras… Un trabajo muy influyente en su tiempo aunque todavía algo homogéneo, especialmente visto con el paso de los años, tanto a nivel compositivo como de producción. Un clásico, en todo caso.

Puedes escuchar “Meat Hook Sodomy” y “Vomit The Soul”.

9. THE WRETCHED SPAWN (2004)

The Wretched Spawn, álbum de Cannibal Corpse
The Wretched Spawn

Seguramente un disco que muchos seguidores del grupo, tal vez la mayoría, habrían puesto más atrás en una lista como esta. O esa es mi sensación. Pero fue en su momento una debilidad personal. Con una portada brutal y un estilo absolutamente centrado en los grooves y unos riffs especialmente accesibles, en algunos casos demasiado (eso se dijo de la pegajosa “Decency Defied”). Casi, visto al menos ahora con la perspectiva del tiempo y cierto revisionismo, el cierre de una etapa antes de otra que iba a abrirse de una manera apabullante con “Kill”.

Puedes escuchar los temas “Nothing Left To Mutilate” y “Festering In The Crypt”.

8. BLOODTHIRST (1999)

Bloodthirst, álbum de Cannibal Corpse
Bloodthirst

Arrollador, frontal (34 minutos, 11 canciones) y valoradísimo entre los fans de CANNIBAL CORPSE. Supuso, desde luego, un chutazo de adrenalina después de “Vile” y “Gallery Of Suicide”, los discos de la transición entre cantantes. Aquí Corpsegrinder ya está perfectamente integrado… y también O’Brien, en su segundo trabajo con el grupo. En su momento se dijo que hubo prisa por entrar rápido a grabar para corregir algunas cosas que no habían gustado de “Gallery…”. Y lo cierto es que solo pasó un año entre ambos discos, este “Bloodthirst” con un trabajo imponente de guitarras. Quizá debería ir más arriba en el ranking…

Puedes escuchar los cortes “Pounded Into Dust” y “The Spine Splitter”.

7. EVISCERATION PLAGUE (2009)

Evisceration Plague, disco de Cannibal Corpse
Evisceration Plague

Algo infravalorado porque le tocó suceder a un monstruo como “Kill”, para mi gusto el mejor disco del grupo. Erik Rutan luce algo menos en la producción y Vincent Locke firma una de sus portadas menos inspiradas con CANNIBAL CORPSE. Todo eso resta puntos, pero a nivel musical es otra demostración imponente de un grupo que había entrado ya en un trance superlativo, a nivel compositivo e interpretativo. Un disco ultra intenso y con suficientes momentos memorables. Y un tema título que es un infaltable en directo.

Puedes escuchar las canciones “Priests Of Sodom” y “Evisceration Plague”.

6. A SKELETAL DOMAIN (2014)

A Skeletal Domain de Cannibal Corpse
A Skeletal Domain de Cannibal Corpse

En los últimos años, CANNIBAL CORPSE ha vivido en perenne estado de buena salud. En plena forma, con la fórmula de la eterna juventud y cargado de ideas en lo compositivo. De ese lote de la última década, este disco es el más particular, seguramente porque Mark Lewis toma el lugar de Erik Rutan en la producción y el sonido tiene un mayor regusto de lo habitual a un Metal más tradicional. Paul Mazurkiewicz firma un trabajo soberbio de batería y “Kill Or Become” ya es uno de los grandes clásicos de la historia del grupo.

Puedes escuchar “Kill Or Become” y “Icepick Lobotomy”.

5. VIOLENCE UNIMAGINED (2021)

Cannibal Corpse Violence Unimagined

El último disco del grupo y una absoluta maravilla. Un trabajo básicamente perfecto, uno de los mejores que ha creado CANNIBAL CORPSE. Y eso, espero que esté quedando claro con este artículo, es mucho decir. La polémica y condenadamente extravagante salida de Jack O’Brien permitió la entrada como guitarrista de Erik Rutan, uno de los grandes cerebros de la historia del Death Metal y un viejo compañero del grupo como productor y consejero. Con una de las portadas más enfermizas que Vincent Locke ha creado para la maquinaria CC (la versión sin censurar, claro), un sonido bestial, el impacto en las guitarras de Rutan (ya se saben: MORBID ANGEL, HATE ETERNAL…) y una colección de canciones impecables, crueles y adictivas.

Puedes escuchar los temas “Inhumane Harvest” y “Condemnation Contagion”.

4. TORTURE (2012)

Torture, disco de Cannibal Corpse
Portada de Torture

Un grupo perfectamente rodado, en racha, en trance, que parecía incapaz de hacer nada mal, lanzó “Torture” para superar al aplastante pero no tan absolutamente inspirado “Evisceration Plague” y no quedarse muy lejos de “Kill”, un completo clásico de nuevo cuño. Con una de las mejores producciones de toda su carrera, CANNIBAL CORPSE lo borda en el apartado compositivo. Hay apariciones melódicas lo suficientemente sorprendentes (“Intestinal Crank”), brutalidad para dar y regalar (“Sarcophagic Frenzy”). Y hay, por encima de todo, un enorme esplendor a medio tiempo, algunos de los mejores momentos del grupo en el apartado más pesado/heavy/groovie. Las pruebas, “As Deep As The Knife Will Go” y, sobre todo, “Scourge Of Iron”, desde entonces y hasta ahora uno de los grandes himnos del grupo.

Puedes escuchar las canciones “Scourge Of Iron” y “Encased In Concrete”.

3. TOMB OF THE MUTILATED (1992), un clásico indispensable

Tomb Of The Mutilated de Cannibal Corpse
Tomb Of The Mutilated

Un clásico absoluto, una de las grandes obras en la etapa seminal del Death Metal y uno de los discos más influyentes de la historia del Metal Extremo con una de las canciones más emblemáticas y célebres del género: “Hammer Smashed Face”. En solo dos años y con “Butchered At Birth” como escalón, el salto desde “Eaten Back To Life” hasta este “Tomb Of The Mutilated” es extraordinario. Un grupo ya en plenitud, con un estilo definido, una producción pavorosa, una base de ritmo que ha encontrado su molde más allá de los terrenos del Thrash… y muchas canciones que ya son historia. Del grupo y del Death Metal.

Puedes escuchar “Hammer Smashed Face” y “I Cum Blood”.

2. THE BLEEDING (1994)

The Bleeding, álbum de Cannibal Corpse
The Bleeding

El último disco con Chris Barnes, y seguramente el mejor. Un paso más después de “Tomb Of The Mutilated”, el preferido de muchos por su brutalidad todavía más atávica. “The Bleeding” es el trabajo perfecto en el momento perfecto, con el grupo en plena crecida tras el éxito de “Tomb…” y la aparición en Ace Ventura. Con unas tonalidades maravillosas en las guitarras, riffs memorables, un gran salto adelante en los cambios de ritmo y la mayor finura compositiva del grupo hasta la fecha. Otro superclásico, otro de los grandes discos de la historia del Death Metal.

Puedes escuchar los temas “Staring Through The Eyes Of The Dead” y “Stripped, Raped And Strangled”.

1. KILL (2006), el mejor disco de CANNIBAL CORPSE

Kill, disco de Cannibal Corpse
Kill, el mejor disco de Cannibal Corpse

Un álbum perfecto, el gran clásico de segunda generación, uno de los mejores discos que se han creado de Death Metal moderno. Con una producción brillante, excelente, de Erik Rutan, la concreción del título ("Kill") y la portada, y una cierta reinvención con un enorme vigor técnico y una pulcritud compositiva que, llena de momentos brillantes, iba a convertirse en la nueva norma del grupo a partir de ese momento. Una etapa que se abría. Y un trabajo que, con todo merecimiento, cautivó a los aficionados del grupo, incluidos muchos que habían ido perdiendo interés durante los años anteriores, y abrió también nuevos espacios entre los aficionados a lo extremo de nueva generación. Una de las colecciones de canciones más impresionantes de la historia del Death Metal.

Puedes escuchar las canciones “Make Them Suffer” y “Death Walking Terror”.

Más sobre CANNIBAL CORPSE en su web oficial.

Artículo anteriorICED EARTH anuncia "Hellrider" y "I Walk Among You"
Artículo siguienteAVENGED SEVENFOLD presenta "Life Is But A Dream" con "Nobody"
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí