"Starlight And Ash", monumental disco de OCEANS OF SLUMBER

0
Starlight And Ash: Disco de Oceans Of Slumber
Portada de Starlight And Ash, disco de Oceans Of Slumber

OCEANS OF SLUMBER plantea un desafío con su nuevo álbum

Hay bandas que juegan en ligas en las que no tienen competidores y eso las hace únicas e insuperables. Se trata de formaciones que arriesgan para ofrecer algo original y exclusivo que, pese a tener sus lógicas raíces en influencias anteriores, sorprende por su rara belleza y su original propuesta. Los texanos OCEANS OF SLUMBER son de esa categoría y han decidido designar su música bajo el apelativo de “New Southern Gothic”, lo cual ya describe la rareza del espécimen ante el que nos hallamos. Tuve la suerte de verlos abrir para SWALLOW THE SUN en la gira de presentación de su disco “The Banished Heart” (2018) y me impresionaron hondamente. Este nuevo trabajo que traen bajo el brazo, “Starlight And Ash”, supone un salto cualitativo más que notable y un desafío para sus fans y para el público metalero en general. Me explicaré…

"Starlight And Ash", un disco cinematográfico

El principal compositor y fundador de la banda, el batería Dobber Beverly, se declara un rendido fan de NICK CAVE, CHRIS STAPLETON, TYPE O NEGATIVE y KATATONIA, entre otros, y la verdad es que tal diversidad de influencias se nota bastante a nivel compositivo. Grabado en Studio G. Brooklyn (Nueva York) bajo la batuta del productor Joel Hamilton (VIOLET ROAD, BATTLE OF MICE…) “Starlight And Ash” es un álbum cinematográfico, onírico y reconcentrado que pone todo lo que tiene al servicio de la portentosa voz de Cammie Gilbert, esposa de Dobber y absoluta triunfadora de este disco.

Ya desde el arranque de The Waters Rising, con esa batería cadenciosa y orgánica y esos arreglos de guitarra minimalista a cargo de Jessie Santos y Alexander Lucian, comprobamos que la agrupación ha eclosionado en una forma de existencia única. El teclado de Mat V. Aleman va creando una atmósfera opresiva de fondo que crece en intensidad cuando el tema se acelera y llega incluso a una inusitada intensidad cuando el doble bombo y los blast-beats de Beverly estallan poco antes del melancólico final. Y sobre todo ello, la portentosa voz de una Cammie superlativa, que todo lo impregna con su cálida y aterciopelada voz haciendo que la canción enganche desde el primer compás. Algo que sucede también con “Hearts Of Stone”, otro corte pausado y minimalista, de espaciados arreglos que, de manera inopinada, estallan con furia cuando la guitarra distorsionada hace aparición y la batería ataca con fuerza en el estribillo.

The Lighthouse avanza sobre una base de Blues sureño y va incorporando capas y capas de teclados y guitarras cristalinas empujando la canción hacia un glorioso estribillo en el que la voz de Cammie embruja los sentidos con una pasión y una sutileza de matices pocas veces antes vistas.

Sutileza, pasión y fuerza a partes iguales en "Starlight And Ash", una obra marcada por la infancia de los miembros de la banda

“Red Forest Roads” comienza acústica y tan sutil que hay que escuchar con detalle, un buen truco que te tiene atrapado cuando de repente entra la batería, el bello arpegio de guitarra y la voz de Cammie impartiendo cátedra vocal una vez más.

Dice Dobber Beverly que el disco no es conceptual, pero que aprovecharon la pandemia y el confinamiento para escribir sobre su infancia, sus traumas, sus añoranzas y sus anhelos y todo eso queda claramente reflejado en una música introspectiva y muy emotiva. Los súbitos arranques de furia musical se plasman, como en el caso de la canción que nos ocupa, en baterías a doble bombo desbocado y guitarras afinadas en tonalidades muy graves, algo que nos recuerda que estamos ante una banda esencialmente de Metal, aunque en ocasiones no lo parezca.

“The Hanging Tree”, del que han hecho un videoclip muy cinematográfico, es tal vez una de las canciones más destacadas del disco y también una pieza muy representativa del cambio de rumbo que el grupo ha decidido emprender en este disco. Los sonidos de percusión electrónica contrastan con las límpidas guitarras que tejen el grueso de una partitura melancólica y de gran emotividad.

“Salvation” abunda en esa línea pausada y densa que es ya marca de la casa y que dota al disco de una personalidad propia y, a la vez, de un cariz muy exclusivo que puede no ser del agrado de todos. La palabra monotonía podría acudir a la mente de la persona no avisada que acuda a “Starlight And Ash” en busca de la fuerza y el vigor debocado de anteriores ofertas musicales de los texanos, pero quien sepa a lo que viene a este disco apreciará el sendero sinuoso por el que la banda te lleva poco a poco hasta desembocar en la esplendorosa bahía luminosa del final de una canción que empezó minimalista y termina exultante de riffs colosales, voces soberbias y arreglos estremecedores. Merece la pena la espera; vaya que sí.

OCEANS OF SLUMBER sigue en el lado oscuro

“Star Altar” exhibe desde el primer compás una inspiración melódica sublime y una contención dramática tales que el oyente ha de sujetarse y acompasar sus constantes vitales al latido de su música para poder apreciar la grandeza de la composición en su plenitud. Las nuevas incorporaciones a la banda, de la que sólo quedan Dobber, Cammie y Mat de anteriores formaciones, han encajado como un guante en el proyecto de este grupo tan singular aportando aire nuevo, pero sin dejar de lado ese lado oscuro, casi Doom, que caracterizó los comienzos del grupo.

“The Spring Of 21” es una pieza de piano bella y elegante que, según palabras de Dobber, tiene su esencia creativa en la dura experiencia que vivió cuando una de sus mejores amigas enfermó de cáncer y falleció. Esta dramática vivencia tiene continuación narrativa en la bellísima “Just One Day”, que con la única presencia de la voz de Cammie y el teclado de Mat se basta para engancharnos y lanzarnos hacia el opresivo pasaje en el que las guitarras hacen presencia con un sonido cenagoso y cargado de pesadumbre. La canción se erige como una de las más destacadas del disco cuando, de manera totalmente sorpresiva, explota en una tormenta de furia eléctrica y baterías atronadoras que empujan la canción hacia un torrencial final.

OCEANS OF SLUMBER hace propia “The House Of The Rising Sun”

Llegando al final del disco OCEANS OF SLUMBER nos regala una versión del inmortal tema de THE ANIMALS “The House Of The Rising Sun”. Ya en ocasiones anteriores había versionado “Solitude” de CANDLEMASS, “Nights in White Satin” de THE MOODY BLUES o el mismísimo “Wolf Moon” de TYPE O NEGATIVE, pero en esta ocasión creo que ha ido un paso más con la inclusión del violín hechizante de Carla Kihsltedt, que serpentea por toda la canción siguiendo la voz de una más que inspirada Cammie. Está claro que versiones como esta, en las que la banda hace suya la canción y la lleva a territorios no explorados, hacen que merezca la pena su inclusión en un disco.

El broche de oro del disco lo pone “The Shipbuilders Son”, una canción que representa a la perfección el tipo de evolución que ha consumado la formación, con gran parte de la canción avanzando subterránea y silenciosa y aflorando a la superficie con la energía telúrica del Metal más osado y experimental. Hay quien les ha definido como unos OPETH liderados por una voz de mujer y creo que la comparación no es del todo desacertada. OCEANS OF SLUMBER es ahora mismo una de las bandas más interesantes y originales del panorama internacional y espero que pronto podamos volver a verlos sobre nuestros escenarios defendiendo los maravillosos temas de este gran disco.

Lista de canciones de "Starlight And Ash"

1. The Waters Rising
2. Hearts Of Stone
3. The Lighthouse
4. Red Forest Roads
5. The Hanging Tree
6. Salvation
7. Star Altar
8. The Spring of '21
9. Just a Day
10. House of the Rising Sun
11. The Shipbuilder's Son


Discográfica: Century Media

Más información sobre OCEANS OF SLUMBER y su "Starlight And Ash" en su página de Facebook.

Reseña
Nota
9
Artículo anterior"Awake" es el nuevo videoclip de LOST SOCIETY
Artículo siguiente"Hold On": el tema de QUEENSRŸCHE sobre las redes sociales
Desde los 15 años enredo con las letras y las palabras para intentar describir la inmensa sensación de felicidad que me provoca el Rock. He hecho radio, fanzines en papel (sí, viejuno que es uno...) y desde hace unos años colaboro en esta apasionante aventura llamada HELLPRESS. El Hard Rock y el Heavy Metal clásico son mis pasiones aunque también me emociona el Progresivo y algunos sonidos extremos. Desde hace tres años canto en Electric Funeral-Black Sabbath Tribute y ahora también en Black Mamba. La Música es el Latido del Universo.
starlight-ash-oceans-slumber-critica-discoQuinto disco de la banda texana y consumación de una evolución valiente y arriesgada que los convierte en únicos en su especie.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí