Crítica de BLUES PILLS - Lady In Gold

0

Fulgurante es la carrera de los suecos, franco, estadounidenses… BLUES PILLS hasta el momento. El cuarteto multinacional con solo cinco años de existencia ya ha editado dos discos de estudio, un directo, varios EPs y encabeza su propia gira mundial. Tener a Nuclear Blast detrás y estar en medio de una época en que el revival sesentero y setentero está en auge, supongo que ayudará, así como la propia imagen retro de la banda, pero no cabe duda que la edición de “Lady In Gold” es un paso más en una carrera que sube como la espuma y que sólo espero que no le pase factura con el tiempo, pues aunque parezcan intérpretes antes que compositores, la banda prometía bastante. Tras la escucha de “Lady In Gold”, creo que BLUES PILLS ha apostado por lo seguro. Hacer el mismo disco con el que debutó, sólo que mejorando un poco la producción y los arreglos.

Con la nórdica Elin Larsson como cabeza visible y componente fundamental de BLUES PILLS, con su voz cargada de Soul sesentero (a veces me viene a la mente ARETHA FRANKLIN), el grupo sigue apostando por la misma fórmula: Blues Rock con toques psicodélicos que tiene en JEFFERSON AIRPLANE uno de sus referentes, y que se une a bandas retros como los recientemente extintos GRAVEYARD, BLOOD CEREMONY (para mi gusto los mejores) o sus compañeros de sello KADAVAR, con los que por cierto van a girar en octubre de este año por España pasando por Madrid y Barcelona, encabezando una gira cargada de psicodelia y espíritu añejo. Su homónimo debut ya apuntaba maneras y como no han pasado ni dos años desde dicho lanzamiento, la banda ha optado por innovar lo justo, sólo limpiando un poco más su sonido y ofreciendo algún efecto de producción como sección de cuerdas o efectos variados. La música mantiene sus férreos principios y quizás creo que entusiasma un poco menos que su debut porque ya no hay factor sorpresa y porque no han puesto todo su empeño en los nuevos temas.

De hecho “Lady In Gold” es un trabajo notable, pero si lo ponemos al lado de “Blues Pills” y del espíritu de la propia banda en directo, vemos al cuarteto algo encasillado en su propia música. Lo cual no es malo teniendo en cuenta que quienes escuchamos a BLUES PILLS buscamos casi una banda de versiones sesenteras antes que innovaciones extrañas, pero también falla en la fuerza y energía que transmiten los temas. Por lo demás volvemos a tener temas de Blues Rock adictivo como los dos cortes que abren el trabajo, que casi son idénticos salvo por pequeños detalles, siendo “Lady In Gold” el mejor tema para abrir el trabajo y para ser exponente del disco, porque Elin realiza una labor increíble a la voz y la música aumenta su intensidad por momentos. “Little Boy Preacher” tiene unos mimbres similares, con unos coros muy Soul y casi la misma línea vocal que el precedente, siendo “Burned Out” un corte más íntimo y jazzy que sirve para adentrarse en lo más profundo de BLUES PILLS. Hasta aquí podemos trazar paralelismos con temas pretéritos como “Gypsy” por el tercero de los citados o “High Class Woman” por el primero de los citados, por lo que como se ve la banda no ha querido salirse del tiesto en exceso.

También hay espacio para la desnudez musical en “I Felt A Change”, corte aún más Soul si cabe donde Elin sólo se acompaña de un teclado y de una sutil sección de cuerdas, siendo equivalente al “No Hope Left For Me” de su primer trabajo, aunque en este caso con el mayor calado sentimental que le da el ser un tema desnudo en instrumentos y con mayor protagonismo para Elin Larsson. “Bad Talkers” vuelve a venirse arriba con un corte muy up tempo e hímnico que en directo funcionará muy bien, “You Gotta Try” acoge la sensualidad en su seno con formas más bluesy, mientras que ya caminando hacia el final del disco “Rejection” pone la nota más psicodélica al conjunto y “Elements And Things” el desenlace con otro tema similar en estructura a la apertura de “Lady In Gold”, si bien con más protagonismo instrumental y más excitación rítmica, siendo por tanto bien elegido para acabar el trabajo y dejar buen sabor de boca en general.

BLUES PILLS edita una continuación de su debut, ni más ni menos. No busques algo más, ni nada menos, es lo mismo con algún pequeño detalle nuevo y mejor sonido. Esto convierte a “Lady In Gold” en un digno sucesor pero con sensación de más frialdad que el debut discográfico de BLUES PILLS. El tiempo dirá si la fórmula fue efímera o si seguirán adelante mejorando su bagaje sonoro. De momento nada nuevo bajo el sol, pero un buen trabajo para los amantes de lo clásico en cualquier caso. ¿Qué pueden sonar artificiales? Sí, no cabe duda de que les falta el espíritu de aquella época, pero musicalmente hablando son muy entretenidos.

Raúl Ureña Salgado

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here