RAMMSTEIN: Asistimos a la proyección de "Rammstein: Paris"

0
Rammstein: Paris

El pasado día 23 de marzo pudimos asistir a uno de los pases de "Rammstein: Paris" que tuvo lugar en los Yelmo Cines de varios puntos de España, todos en la misma fecha y hora, las 20:30. En concreto, HELLPRESS acudió al del centro comercial Islazul de Madrid, con lleno completo. Sirvió como preestreno, ya que "Rammstein: Paris" se pondrá a la venta el 19 de mayo.

Leyendo todo lo vertido al respecto de capturar la emoción del directo, y que el director Jonas Akerlund había conseguido lo imposible, creo que hay que ser bastante más realista. Con los pies en el suelo, podría decir que "Rammstein: Paris" es una muy buena filmación de un directo, pero nada más. Aunque entiendo que comercialmente le quieran dar más empaque del que realmente tiene, hay que ser cauto.

rammstein-paris

Es cierto que sí destaca por tener grandes medios técnicos en el escenario, los habituales de RAMMSTEIN para la gira de "Made In Germany". El resto, lo ponen la cantidad de cámaras y tiempo invertido en cuadrar todo el material de los dos conciertos grabados en París para la ocasión. Así se han obtenido grandes planos y momentos espectaculares, pero no deja de ser una filmación. Y aunque sea mejor que la media, no logra transmitir mucho más.

Las limitaciones del medio audiovisual son las que son. No se puede capturar el sudor, el calor (literal con los fuegos de artificio en este caso) y la pasión de un concierto en una pantalla. Todos los DVDs funcionan como un mero recuerdo, al igual que cualquier otro concierto filmado, con mejores o peores medios, y no son una recreación de las sensaciones reales. Es un mero entretenimiento visual de consumo doméstico, así que olvidad cualquier reclamo publicitario de los que habéis podido leer sobre este lanzamiento.

No era, además, un evento señalado o histórico por algún motivo concreto, sino simplemente uno más de sus grandes espectáculos. Podría haber sido Roma, Berlín o Praga, y el resultado sería el mismo. No se celebraba ningún aniversario, tampoco era un show más complejo a nivel técnico de lo habitual. No había un setlist especial, ni invitados. Cuando hay tanto material en directo de bandas como RAMMSTEIN, son este tipo de cosas las que hacen que merezca la pena grabarlo. Para "Rammstein: Paris", no había ninguno de estos elementos.

Más allá de la calidad con la que se recojan las imágenes, que es un factor importante, está la grandeza del propio concierto, de la que dependen muy diversos factores. Como he dicho, en "Rammstein: Paris" entiendo que no concurren, pero no quita que pueda ser disfrutado igualmente, y que sea grandioso a nivel visual.

Ya había otras grabaciones en vivo oficiales de los alemanes, y aunque esta haya contado con más cámaras, no creo que sea sustancialmente mejor que las anteriores. Mejor, sí, pero no hay una diferencia abismal. Eso sí, verlo en la gran pantalla le dotaba de cierto encanto, ha sido toda una experiencia y merecía la pena por la riqueza de las tomas, dado el exagerado número de cámaras empleado.

Además, este tipo de proyecciones no suelen hacerse con frecuencia, y mereció la pena asistir. Un rara avis en una sala de cine, desde luego. El público así lo sintió, y hasta hubo aplausos al final, algo poco habitual hoy en día en los cines. Incluso durante la proyección, algunos fans de las filas superiores montaron algo de jaleo, prueba de que lo disfrutaron al máximo.

Debo añadir que Akerlund no se ha ceñido a combinar las mejores tomas posibles. Ha retocado algunas de ellas. Podemos ver por ejemplo salir rayos de los dedos del teclista en algún momento, o alguna ralentización en determinadas explosiones y gestos... de tal modo que se consiga cierto efecto dramático.

Akerlund ha dejado su sello. Normalmente los conciertos grabados se entienden como una selección de las mejores imágenes que acompañan a la música. Aquí, además de eso, se ha intentado dotar de un sentido más orgánico a cada plano, y el espectador así lo recibe. No ha llegado a "lograr lo imposible", tal y como se quiso vender, pero su esfuerzo artístico ha quedado muy bien reflejado.

Como reclamo extra, se aprovechó la proyección para poner como "trailer" un anuncio del próximo Resurrection Fest. RAMMSTEIN estará allí y será bastante más vibrante que sentarte en una butaca a verlo.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here