15 grandes discos de retorno de Metal y Hard Rock

0
Discos retorno

Regresos explosivos

POSSESSED 2017

La industria musical, en especial la nuestra, la que concierne al mundo del Metal y Rock, siempre ha sido ese espacio volátil azotado por cambios y vaivenes que, en numerosas ocasiones, han tenido consecuencias negativas para muchas bandas de nuestro gremio. Ya fuera por la llegada de una imparable nueva corriente musical que dilapidara casi de lleno a otros géneros o porque los sellos discográficos sucumbieran constantemente a las frecuentes actualizaciones que imponía el propio mercado, numerosas agrupaciones se vieron abocadas, en un momento dado de su carrera, a detener su actividad musical en estudio, regresando cuando las aguas se fueron calmando y el temporal se presentó más favorable. En este artículo haremos un breve repaso por algunos de esos discos de retorno de aquellas bandas que, al menos, decidieron abandonar las grabaciones durante una década para volver con material potente debajo del brazo y con más fuerza que nunca.

ACCEPT - Blood Of The Nations

Accept Blood Of The Nations

Desde finales de los años 80 y primerísimos 90, el futuro del combo alemán siempre fue un pozo de incertidumbre. La salida de Udo, su posterior regreso cuatro años después tras un fallido disco de Hard Rock puro y duro por parte de los teutones con el voceras David Reece, la edición de algunos discos durante los 90 poco convincentes para los seguidores del material clásico y primigenio de la banda... Nada hacía presagiar que a los de Hoffmann les quedara una vida imperecedera como conjunto musical y Udo volvió a partir peras con sus compañeros para continuar con su carrera en solitario, iniciada en el año 87 con todo un señor discazo como fue "Animal House". Catorce años tuvieron que pasar para que Hoffmann, Baltes y cía nos anunciaran que un tipo bajito, con pinta de tener pocos amigos pero muchas malas pulgas y llamado Mark Tornillo era el nuevo vociferador de ACCEPT. "Blood Of The Nations" dejó durante un bien tiempo un reguero de humareda tras su paso por nuestros reproductores de música. Ni en nuestros mejores sueños podíamos imaginar que el grupo retornaría con tanta fuerza y una obra tan aplastante a todos los niveles. "Teutonic Terror", mismamente, vino a demostrar por qué ACCEPT fueron y serán los padres de una forma de entender el riff de manual en el Heavy Metal europeo.

AGENT STEEL - Omega Conspiracy

AGENT STEEL - Omega Conspiracy

Creo que no exagero ni me paso bruscamente de recorrido si identifico la obra “Unstoppable Force” como el paradigma del Speed-Power americano ochentero. Pocas obras me vienen a la mente para identificar tan fehacientemente los valores del género. “World Circus”, el debut de los neoyorquinos TOXIK, quizá sea también un buen ejemplo para comprender de qué estamos hablando, aunque en este caso la banda acercara más su propuesta al Thrash Metal. Voces en tonalidades agudas y exageradas constantemente, una imparable cascada de imponentes riffs y, a grodo modo, una base rítmica a punto de descarrilar en todo momento. Todo un chorreo de Metal acelerado y sin concesión es lo que, por aquel entonces, nos ofreció el álbum de AGENT STEEL, una agrupación cuya cara visible era John Cyriis, un tipo caído en desgracia al que sus paranoias mentales, relacionados con la ufología y temas de esa índole, acabaron distanciando de la banda. Doce años después de aquel lanzamiento, los californianos regresaron con una formación totalmente renovada en la que destacaba la inclusión del vocalista Bruce Hall, el cual estuvo a la altura de las circunstancias. Uno se detiene a escuchar ese arranque de disco con “Destroy The Hush” y se cerciora rápidamente de que la banda volvió para no especular ni con sonidos alejados de su concepto primigenio, a pesar de alguna leve mirada a esos nuevos tiempos que corrían, ni con un arquetipo de temas que se salieran del marco musical de AGENT STEEL. Juan García y sus huestes nos deleitaron con un lanzamiento de Heavy Metal speedico, atolondrado y diría que más elaborado que nunca en su trayectoria, que con temas como el anteriormente citado y otros de la talla de “New Godz”, con un épico e inspirado estribillo, o el corpulento y belicoso “Infinity”, hicieron que pocos se acordaran de John Cyriis. Hasta se atrevieron a dejarnos un acertado, y algo distinto en su fisionomía, medio tiempo llamado “Bleed Forever” que para nada desentonó en el álbum. ¡Una bomba de relojería!

AT THE GATES - At War With Reallity

at_the_gates_at_war_with_reality

Justo cuando mayor índice de popularidad comenzaba a tener la escena de Gotemburgo a nivel internacional gracias a la apertura musical de IN FLAMES, la banda comandada por Tomas Lindberg cesó su actividad. Algunos de los componentes de AT THE GATES siguieron tocando en otros proyectos musicales como THE HAUNTED, mientras que el propio Lindberg le dio prioridad a su faceta como profesor de escuela en su Suecia natal. Años después, el grupo se juntó de nuevo para dar un buen puñado de conciertos en festivales de renombre, lo que finalmente descencadenó en la grabación de este pelotazo llamado "At War With Reality", casi un hermano mellizo del laureado “Slaughter Of The Soul”. La misma velocidad de antaño, contundencia y crudeza a raudales es lo que nos devolvió el quinteto escandinavo en su vuelta al ruedo. Con el tiempo, este álbum será tildado de clásico dentro de su discografía.

CARCASS - Surgical Steel

carcass_surgical_steel

Casi dos décadas al completo es lo que tardaron los de Liverpool en meterse de nuevo en un estudio de grabación. Con “Swansong”, los de Jeff Walker se distanciaron aún más si cabe que con “Heartwork” de sus inicios más crudos y puramente deathmetaleros. Otro sonido y otro enfoque musical que, desde luego, no fue del agrado de todo el mundo dentro de la escena que concierne al Metal Extremo, aunque para mi gusto siguiera intacto el sello de calidad y creatividad que siempre ha acompañado a la banda. "Surgical Steel" persiguió la estela especialmente de discos como el citado Heartwork” y sirvió para que CARCASS se reivindicara de nuevo como una de las grandes formaciones de Death Metal surgidas en Europa. Temas como “Unfit For Human Consumption” o el acelerado y virulento “Thrasher's Abbatoir” evidenciaron que la formación seguía teniendo pegada y que, a pesar de los años, no había perdido ni frescura ni mala leche. Se les necesitaba y volvieron a lo grande.

EXHORDER - Mourn The Southern Skies

Exhorder Mourn The Southern Skies

Y he aquí los que le sustrajeron el sonido groovie a PANTERA o, por el contrario, vieron cómo los de Phil Anselmo les birlaban el reconocimiento y posterior estrellato. Sea como fuera, que nunca dejará de existir esta curiosa polémica, los de Nueva Orleans se llevan la palma en este artículo por ser uno de los grupos que más distancia ha generado entre grabación y grabación. Nada menos que 27 años separan a “The Law” del aquí presente "Mourn The Southern Skies". ¿Ha merecido la pena la espera? ¡Sin duda! El voceras calvorota Kyle Thomas, junto a su inseparable camarada Vinnie LaBella a las cuerdas, ha vuelto más fiero y enrabietado que nunca y con algunos nuevos compañeros de viaje que se han sumado a esta nueva encarnación de EXHORDER. Thrash, Groove, pinceladas de Southern Metal y todo lo que, en líneas generales, ya conocíamos de los norteamericanos por sus dos viejos lanzamientos pero trasladado al siglo XXI y con un sonido aplastante.

EXODUS - Tempo Of The Damned

EXODUS - Tempo Of The Damned

Que la década de los 90 no fue el mejor espacio de confort que tuvo el Thrash Metal de la vieja guardia para continuar con su actividad es algo que aquí conoce hasta el apuntador, pero que tuvieran que pasar doce años para que una pieza esencial del Thrash de la Bay Area volviera a meterse en el estudio tiene delito. La espera fue larga, sí, pero mereció la pena. "Tempo Of The Damned" no solo fue una cruenta patada en la cara con Holt, "Zetro" Souza y demás en plena forma y sonando como nunca, sino que el lanzamiento, con temas ya históricos como "War Is My Shepperd", es para mi gusto el último gran disco y a la altura de una leyenda como EXODUS que ha editado el grupo de marras.

FOREIGNER - Can't Slow Down

FOREIGNER - Cant Slow Down

Se podría decir que el año 1995 no fue el marco idóneo para una banda de AOR norteamericana, pero ahí teníamos a Mick Jones y los suyos en el ecuador de esta turbulenta década desmarcándose con un disco como fue “Mr. Moonlight”, el cual, aun estando lejos de obras como “Agent Provocateur”, resultó ser un más que digno trabajo entendiendo las difíciles connotaciones que presentaba la industria musical por aquel entonces. Por desgracia, el vocalista Lou Gramm tuvo que abandonar FOREIGNER para ser operado de un tumor cerebral y, a pesar de que regresó al seno de la formación unos pocos años después, la relación entre este y la cabeza pensante del grupo, Mick Jones, pareció deteriorarse, lo que propició la salida definitiva del cantante neoyorquino. Teniendo en cuenta que Gramm ha sido considerado siempre como una de las voces del AOR, se antojaba difícil pensar que la banda volviera a ser la misma que antaño, pero en pleno 2009, y con una formación totalmente renovada en la que incluso estaban Jeff Pilson de DOKKEN y el exvocalista de HURRICANE Kelly Hansen, los de Jones lograron sacar pecho con un disco a la altura de una leyenda como ellos, donde las grandes melodías, amparadas en una producción moderna y un sonido convenientemente actualizado, brillaron como de costumbre. La pegadiza “Give Me A Sign”, mismamente, ejemplifica a la perfección todo lo comentado. ¿Alguien esperaba lo contrario?

HIRAX - The New Age Of Terror

HIRAX - The New Age Of Terror

Katon W. De Pena es una institución dentro del Metal americano, una especie de leyenda en el panorama del Thrash underground que, con el paso de los años, se ha labrado una reputación y respeto por parte de la comunidad metalera a base de inagotable trabajo y de pasión por el Heavy Metal. La banda californiana no gozó en sus días de la popularidad de otros contemporáneos suyos como EXODUS, SLAYER y tantos otros y, tras muchos años desaparecidos del mapa, regresaron a principios de siglo con dos EPs nuevos, aunque tomaré como punto de referencia de lo que considero su regreso al campo de batalla el lanzamiento aquí presente, “The New Age Of Terror”, que data del 2004, donde el combo norteamericano reapareció con una formación reciclada en la que solo quedaba Katon como único representante de la agrupación original. Dieciocho años de espera para una vuelta que al vocalista le habían estado aclamando los fans más acérrimos del género. HIRAX volvió con un inesperado pelotazo de puro y duro Thrash Metal lleno de rabia, potencia, un sonido mucho más competente y ajustado a la violenta propuesta del grupo del que, en su día, el cuarteto hizo gala en los 80, y un buen puñado de temas como “Kill Switch”, “Hostile Territory” o “Swords Of Steel” que sacaron a relucir a la virulenta fiera que el carismático vocalista nunca ha dejado de llevar dentro. Un regreso por todo lo alto que, además, propició que HIRAX se dejara caer por escenarios de todo el mundo.

KISS - Sonic Boom

KISS - Sonic Boom

Como con tantas otras bandas presentes en este artículo, la década de los 90 no fue el mejor marco, musicalmente hablando, para los estadounidenses de las caras pintadas. “Psycho Circus”, quizá, se podría erigir como lo más destacable del cuarteto liderado por Stanley y Simmons en aquellos tiempos. Once años después, y sin que tampoco podamos hablar de un disco inconmensurable y redondo, el grupo recuperó buena parte de su mejor versión, la que dio a conocer en los años 70, con este “Sonic Boom”. Puede que a muchos les pudiera el fanatismo, es lo que tienen a fin de cuentas este tipo de bandas míticas, y que esta acepción de KISS con Tommy Thayer y Eric Singer le resulltara un tanto impostada a un buen número de seguidores, pero la realidad es que la agrupación, pilotada por los dos de siempre, se sacó de la chistera un puñado de canciones que, de no ser por el tratamiento sonoro en el estudio, propio del siglo XXI, podrían entrar perfectamente en discos como “Love Gun” o “Destroyer”. Prueba a escuchar temas como “Never Enough”, “Stand” o “Say Yeah”, donde ese imperecedero trabajo coral, ese sabor a viejo Rock N' Roll festivo y esa creatividad a la hora de dar con la tecla para generar estribillos pegadizos estuvieron más de vuelta que nunca.

LIZZY BORDEN - Deal With The Devil

LIZZY BORDEN - Deal With The Devil

La banda angelina, abanderada de ese siniestro Shock Rock que popularizó durante los 70 y 80 ALICE COOPER, fue otra de las que claudicó ante el imparable huracán alternativo que entró sin llamar a la puerta durante los moviditos años 90. LIZZY BORDEN, cuyo nombre rescató del de una mujer de Massachussets a la que acusaron de diversos homicidios en el siglo XIX, comenzó su andadura embarcado de lleno en el Metal Melódico americano, aunque acabó renovando levemente su propuesta hacia tendencias más hard rockeras a finales de los 80, con discos como “Visual Lies” y “Master Of Disguise”. El cuarteto de los hermanos Harges regresó tras once años de silencio con “Deal With The Devil”, un disco que presentaba un sonido bastante más corpulento de lo que el grupo nos había ofrecido una década anterior, pero sin perder su esencia melódica y clásica, como bien evidencian “Hell Is For Heroes” o “This Ain't The Summer Of Love” entre otras, donde las líneas vocales de Lizzy mantienen de sobra la vieja identidad del combo norteamericano. Variado, divertido, descaradamente americano y cien por cien LIZZY BORDEN.

OBÚS - Desde El fondo Del Abismo

OBÚS - Desde El Fondo Del Abismo

Exactamente diez años separan a "Otra Vez En La Ruta", un disco que ya mostraba ciertos síntomas de flaqueza y agotamiento en la banda vallecana, y el trabajo aquí presente. Hablamos de un álbum con el que el cuarteto regresó con un sonido heavy y contundente a más no poder, cortesía de un productor como Carlos Creator, con mucho nombre en aquel comienzo de siglo. A día de hoy, se sitúa habitualmente entre los acólitos de la formación liderada por Fortu y Paco Laguna como uno de sus tres mejores lanzamientos y temas como "Que Te Jodan" o "El Crack" ya son auténticos himnos. Letras barriobajeras y atiborradas de espíritu festivo y de golferío a las que sumó un sonido abrasivo. Así es como volvió OBÚS y, visto lo visto veinte años más después, lo hizo para quedarse.

PARADOX - Collision Course

PARADOX - Collision Course

Heresy” es uno de esos discos que, aparte de ser patrimonio de nuestro movimiento, debería estar en la estantería del cualquier amante del Heavy-Thrash alemán que se precie. Una maravilla de principio a fin. Basta con escuchar la propia “Heresy” que abre el disco para cerciorarse de que esta banda debió correr mejor suerte en sus días, pero los de Charly Steinhauer no eran americanos y les fue difícil sortear el temporal que trajeron los correosos y moviditos años 90. Por suerte, once años después el trío teutón reapareció con todo un señor discazo como es este “Collision Course”, con el que continuaron exprimiendo con mucha eficiencia ese sonido a caballo entre el Heavy/Power y el Thrash. Lo dicho, insuficiente reconocimiento para una agrupación que, a día de hoy, debería tener bastante más notoriedad entre el metalero medio.

POSSESSED - Revelations Of Oblivion

Possessed Revelations Of Oblivion

Lo de Jeff Becerra no tiene nombre. Postrado en una silla de ruedas desde hace tres décadas, que se dice pronto, no solo es un claro ejemplo de superación en cualquier aspecto que se precie, sino de trabajo dedicado al Metal. "Revelations Of Oblivion" es el lado malencarado, sañudo y fervientemente salvaje de un tipo que nunca ha tirado la toalla y que tiene mucha rabia que sacar en una vida que no le ha tratado del todo bien. Este trabajo, aparte de mirarle a la cara y sin pestañear a los ya lejanos “Seven Churches” y “Beyond The Gates”, ha sido para muchos de los redactores de esta casa, entre los que me incluyo, uno de los mejores discos de 2019, toda una carnicería musical que hará las delicias de todo amante del Thrash más primitivo y del Metal Extremo.

RATT - Infestation

RATT - Infestation

Los californianos sufrieron en sus propias carnes el daño que causó en la escena del Hard Rock norteamericano el aterrizaje del fenómeno Grunge y del Rock Alternativo. Sellos como Atlantic Records se volcaron casi por completo con la nueva oleada musical de Seattle, lo cual perjudicó seriamente a agrupaciones como RATT. A esto habría que sumar diversos problemas internos en la formación y el fallecimiento del guitarrista Robbin Crosby por contraer VIH con la llegada del nuevo siglo. Material mediocre y falto de ideas como el insulso “Collage” y recopilatorios varios es lo que, además, le deparó a los de Stephen Pearcy y Warren DeMartini la década de los 90, lo cual invitaba a pensar que RATT iba a quedar relegado al ostracismo y a los shows de clubs americanos para nostálgicos, con lo que la sorpresa fue mayúscula cuando el grupo anunció nuevo disco en estudio y entró posteriormente en escena “Infestation”, con un sonido más heavy y potente que nunca, muy en la línea del que ya hicieron gala los de San Diego en el también reseñable “Detonator”, y con temazos como “Best Of Me” o “Last Call”, toda una reivindicación de una de las bandas más golfas y sinvergüenzas que ha dado de sí la escena Glam norteamericana.

SATAN - Life Sentence

satan-life-sentence

Los de Newcastle son la cara más visible y reconocible del Metal Underground. Cerca de cuarenta años de trayectoria con tan solo cinco álbumes de estudio pero, eso sí, un aplastante reconocimiento a nivel mundial dentro de la comunidad metalera más enfrascada en la defensa de ese arquetipo de Heavy Metal que menos éxitos ha cosechado y que siempre ha tenido que operar en la sombra. Para que nos entendamos: SATAN es una indiscutible leyenda. Su nombre se empezó a fraguar con el ya icónico “Court In The Act”, una de las biblias indispensables para cualquier devoto de la New Wave Of British Heavy Metal. Como a la mayoría de agrupaciones gestadas en aquella hermandad británica, les tocó el consabido y alargado parón. 16 años tardaron en volverse a meter en un estudio de grabación, en el cual registraron el gran “Life Sentence”, con el que demostraron ser más fieles que nunca a sus raíces, regalándonos un disco de autentico Heavy Metal labrado a la vieja usanza y con todo el poderío de antaño del voceras Brian Ross, cuyos casi sesenta años en el momento del lanzamiento no le impidieron facturar un trabajo lleno de pasajes épicos con su característico e inimitable timbre vocal.

Artículo anteriorORANGE GOBLIN anuncia disco y pide ayuda para celebrar su 25º aniversario
Artículo siguienteTHE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA lanza un vino y un ron
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí