NIGHTRAGE - The Puritan

0

Con el invencible espíritu de lucha de sus antepasados griegos, Marios Iliopoulos sigue adelante con NIGHTRAGE. La banda de Death Metal Melódico, afincada en Suecia, lanza “The Puritan” y son ya seis discos y casi quince años de sólida carrera musical.

A pesar de que por aquí NIGHTRAGE no deja de ser un grupo anecdótico, debido a la escasa asistencia a sus conciertos, su producción en estudio sigue dando alegrías a los fans. “The Puritan” contiene once canciones con un común denominador, una brevedad que condensa la potencia y la furia de la formación. Entre las novedades, un nuevo cantante -sí, hemos perdido la cuenta de cuántos vocalistas han pasado por sus filas-, Ronnie Nyman. Su voz, curtida en bandas de Hardcore y Death Metal se ajusta como un guante al estilo furioso de NIGHTRAGE.


"The Puritan"

Y en cuanto a los temas, la mayoría por debajo de cuatro minutos, volvemos a escuchar auténticos trallazos, comenzando precisamente por “The Puritan”, guiado por la melodía; seguido por el rabioso “With A Blade Of A Knife”, de impronta thrasher;  o un adictivo “Desperate Vows”, en el que participa el cantante de DARKANE Lawrence Mackrory, reposado gracias a sus voces limpias y su apacible final con guitarra acústica, recurso habitual de la banda que se repite a menudo en este trabajo. El Death Melódico clásico vuelve a hacer acto de presencia en un tarareable “Endless Night”, que contrasta con el más rítmico “Foul Ville Life” y sobre todo con un corte con mucho groove como “Stare Into Infinity”.


Vídeo de "Stare Into Infinity"

“Lone Lake”, la habitual pausa instrumental, da paso a la curiosa canción “Son Of Sorrow”, que por momentos parece enfocarse al Black Metal, y “When Gold Turns Into Rush”, en la que colabora con un solo el antiguo guitarrista de la banda Gus G. Las finales “Fathomless” y “Kiss Of A Sycophant” tampoco tienen desperdicio... nada de relleno en el álbum y mucha efusividad.


Vídeo de "Kiss Of A Sycophant"

En resumen, intensidad, emocionantes melodías y solos, canciones explosivas... Básicamente se puede decir que la marca de NIGHTRAGE está muy presente en todo el trabajo, y sigue la línea que llevaban los dos discos anteriores, “Wearing a Martyr's Crown” e “Insidious”, sin caer en las moderceces de “A New Disease Is Born”, aunque con menos brutalidad que sus dos primeros trabajos.

 

Enrique Herrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí